Descubre Los Secretos Mejor Guardados Sobre La Motivación Personal Constante

Aprender Más »

3 Reglas Indestructibles Para Recuperar La Motivación

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


3 Reglas Indestructibles Para Recuperar La Motivación | Desarrollo Personal

3 Reglas Indestructibles Para Recuperar La Motivación

Mantenerse motivado es difícil.

Nuestra mente es constantemente asaltada por dudas, pensamientos negativos y ansiedad respecto al futuro. A todos nos ha pasado que tenemos dificultades, estrés e incluso una leve depresión.

Lo que separa a las personas altamente exitosas, de las demás, no es el hecho de que ellos no vivan estas cosas, sino más bien su habilidad para continuar adelante a pesar de todo.

O en otras palabras, su habilidad para motivarse a sí mismos. Mantener la motivación no es tarea sencilla principalmente porque nuestra mente está genéticamente condicionada para esperar lo peor, frustrarse y decepcionarse con el objetivo de luego evitar cometer los mismos errores.

Hace mucho tiempo esto nos servía como mecanismo de protección, pero ahora ya no tiene utilidad y lo único que podemos hacer en contra de un vestigio de nuestra evolución tan saboteador, es superarlo.

Razones Por Las Cuales Perdemos Motivación

Habiendo dicho eso, existen 3 razones principales por las cuales perdemos motivación con el tiempo. ¿Te ha pasado que empiezas feliz un nuevo proyecto y al cabo de unos días ya no quieres hacer nada?

Superando estas 3 partes, tendremos una motivación de roca en cualquier cosa que queramos emprender.

Dichas razones son:

  1. Falta De Confianza: Si no crees que puedas lograrlo, ¿De qué sirve siquiera intentar?
  2. Falta De Enfoque: Si no sabes lo que quieres, ¿Realmente querrías hacer algo ahora?
  3. Falta De Dirección: Si no sabes qué hacer, ¿Cómo puedes sentirte animado a continuar?

Confiar en sí mismos y en lo que hacemos, estar enfocado sabiendo qué vamos a hacer y finalmente, tener absolutamente claro cómo vamos a hacerlo es la clave para mantener la motivación en el tiempo.

Vamos a ver entonces cómo podemos recuperar la motivación en cada uno de estos aspectos:

1. Aumentando La Confianza

El primer asesino de la motivación es la falta de confianza. Cuando tienes falta de confianza, normalmente se debe a que te estás enfocando en lo que quieres o te falta por lograr, en vez de enfocarte en lo que ya has conseguido.

Tu mente buscará entonces razonamientos para explicar por qué no has alcanzado lo que te has propuesto al 100% y una de las razones que siempre saltan a la vista es algo como: “Porque no soy suficientemente bueno”.

Esto de inmediato crea pensamientos y sentimientos negativos, usualmente acompañados de fracasos pasados, rompimientos y debilidades personales.

Posiblemente sientas celos de tus competidores y empieces a dar excusas sobre por qué no estás triunfando. En este estado, tiendes a dar una mala impresión a otros, asumir lo peor de los demás y perder aún más confianza.

La forma de superar esto es enfocarse en la gratitud y en la apreciación. Dedica un poco de tiempo a analizar lo que estás haciendo bien en tu vida y a admirar todo aquello que ya has conseguido y logrado.

Haciendo una lista mental de tus fortalezas, éxitos pasados y actuales ventajas, es posible retomar la confianza y estar más fuerte ante las situaciones. Los seres humanos solemos hacer justo lo contrario: Pasar por alto nuestras fortalezas y sentirnos mal por nuestros fracasos.

Incluso cuando los primeros son mucho más grandes, importantes y significativos que los segundos.

2. Desarrollando Un Enfoque Tangible

El segundo asesino de la motivación es la falta de enfoque. ¿Qué tan frecuentemente te enfocas en las cosas que no quieres en vez de aquello que realmente deseas? ¿Has escuchado a alguien decir que quiere salir de deudas en vez de decir que tiene la meta de alcanzar $5.000 dólares mensuales? Seguramente.

Normalmente pensamos en términos de miedo. “Temo ser pobre”, “Me da miedo que nadie me respete”, “Que terror quedarse solo”, “¿Y si se burlan de mí?”.

El problema con este tipo de pensamiento es que el miedo en sí no es un buen elemento de acción. En vez de hacer algo respecto al miedo, los seres humanos por lo regular empezamos a sentirnos frustrados y a perder enfoque. Y ello drena nuestra motivación.

El primer paso para superar estas dificultades es enfocar todas tus energías en una meta u objetivo específico y concreto. Con esto, logras automáticamente definir un conjunto de acciones a seguir.

Si le temes a la pobreza, crea un plan para aumentar tus ingresos y alcanzar la libertad financiera. Si le temes a las burlas de otros en tus presentaciones, dedícate a aprender cómo hablar en público, a mejorar tu dicción y a darte cuenta de cuáles de tus debilidades podrían convertirse en fortalezas.

Crea un plan para tu transformación personal y evita las metas ambiguas o basadas en el miedo.

3. Enrutando Tu Vida Por Un Camino

La pieza final en este rompecabezas motivacional es la dirección. Si el enfoque significa tener una meta definitiva, tener una dirección implica contar con una estrategia día a día que te permita lograrla.

Este tercer asesino de la motivación (la falta de dirección) cumple su cometido cuando al no saber qué hacer a continuación nos sumergimos en la pereza. La clave está en identificar las actividades que realmente te llevarán al éxito.

Para cada meta u objetivo que tengamos, habrá actividades que brindarán resultados, y habrá otras que no. Haz una lista de todas esas actividades y ordénalas por las que te brinden los mejores resultados primero. Luego haz un plan de acción diario que puedas llevar a cabo para realizar las más importantes primero.

Sin un plan es muy difícil enfocarse y tener dirección, pues habrá montones de distractores (como las redes sociales, el celular y el correo electrónico) listos para absorberte por completo.

Asegúrate de que tu plan incluya listas de tareas en diferentes aspectos de tu vida como tal. En tus principales objetivos y metas, y en tu vida personal también. Con esto serás mucho más organizado y tendrás más control sobre tus actividades diarias.

No sólo eso, sino que también empezarás a crear una inercia positiva, que una vez que te encuentres inmerso dentro de ella, será cosa de niños continuar con el ritmo. Es lo mismo que cuando adquieres el hábito de ducharte todo los días, luego de eso entrar al baño y tomar una ducha es simplemente trivial y lo haces casi sin pensarlo.

¿Te imaginas cómo sería tu vida si las actividades que debes realizar para lograr el éxito las hicieras en automático

Es inevitable encontrarte en periodos de baja energía y baja productividad. Sin embargo, si no disciplinas tu mente, estos “pequeños momentos” pueden convertirse en gigantescos monstruos mentales que acaben con toda posibilidad de crear una buena vida.

Siguiendo estas 3 reglas estarás en una mejor posición para crear un gran bienestar y triunfar en el corto, mediano y largo plazo.

Cómo Estar Motivado Constantemente La Clave Para Eliminar El Desánimo Y Ser Más Productivo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 28,482 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

La Razón Exacta Por La Cual Pierdes La Motivación Con El Tiempo

Beneficio

La Estrategia De Oro Que Elimina La Pereza Y El Desánimo Al 100%

Beneficio

Cómo Mantener La Motivación Estable A Pesar De Las Dificultades