Entrenamiento 100% Gratuito Revela Cómo Hacer Que Vender Sea Tan Fácil Como Respirar

Aprender Más »

Cómo Superar El Miedo Al Fracaso Definitivamente

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



El miedo al fracaso sale caro…

…ya que te impide llevar a cabo cualquier emprendimiento que quieras alcanzar, y por lo tanto evita que logres el éxito y disfrutes las cosas buenas de la vida.

Sencillamente pensar en que las cosas podrían salir mal, nos hace sentir temor a quedar en ridículo y muchas otras cosas más.

Afortunadamente hoy aprenderás cómo vencer definitivamente el miedo al fracaso y lograr mucho más éxito en tu vida.

Pero antes de saberlo, hablemos un poco sobre lo que este miedo es:

En muchas ocasiones no fracasamos por haber intentado algo y que las cosas hayan salido mal…

Sino porque en principio ni siquiera lo intentamos.

Y la razón principal por la cual mucha gente ni siquiera intenta algo (crear un negocio propio, empezar a hacer ejercicios, etc.)…

Es porque temen fracasar en algún momento, temen que las cosas no salgan bien.

¿Cómo Saber Si Tengo Miedo Al Fracaso?

Ahora, para llegar a eliminar el miedo al fracaso, es necesario primero saber si de hecho lo estamos padeciendo.

Y para saberlo, te quiero mencionar varias razones que delatarían este miedo en tu vida:

1. Te Preocupa Lo Que Otros Piensen Si Fracasas

En muchas ocasiones el miedo al fracaso simplemente significa que tememos sobre lo que van a pensar los demás.

Es más grande la preocupación del “qué dirán”, que la motivación por sacar adelante un objetivo.

Esto nace de la necesidad de aprobación por parte de nuestros amigos o familiares, algo que nos hace dudar antes de emprender.

Parecido a esto, puede que el miedo al fracaso provenga del temor a decepcionar a quienes aman y confían en ti.

Simplemente quieres demostrarles que pueden creer en ti; pero el miedo de “quedarles mal”, te detienen incluso de empezar.

2. Dudas De Tus Capacidades Por Los Fracasos Del Pasado

Todos hemos fallado alguna vez…

Y a lo mejor por eso, hoy en día piensas:

  • “Definitivamente soy un bueno para nada”
  • “No me sirvió esta carrera”
  • “No aproveché los consejos de mis padres/profesores”
  • “Monté un negocio y caí en la quiebra”
  • “Empecé otro negocio y también fue un fracaso”
  • “E intentado miles de veces bajar de peso”
  • etc.

Llega un momento en que tu mente dice: “¿Para qué lo vas a intentar más? Siempre que quieres algo, fracasas“.

Y quiero decirte que esto, es totalmente una falacia.

Sencillamente porque independientemente de las veces que hayas fracasado, cada vez que fracases vas haciendo mucho más probable el hecho de que logres el éxito.

De hecho, las personas que recién empiezan algo, tienen mayores probabilidades de fallar en sus intentos…

A diferencia de quienes ya lo han intentado miles de veces, que van descubriendo poco a poco cómo ir refinando su camino al éxito.

3. Relacionas Tus Probabilidades De Éxito Con Tu Grado De Inteligencia

Muchas veces lograr esas metas que tienes en tu vida, no depende de tu inteligencia o de tu capacidad.

En ocasiones incluso depende de factores externos, por ejemplo de la economía del país.

Obviamente no la responsabilidad completa está en esas cosas externas, pero si en parte puede que ciertas condiciones sencillamente no te favorezcan.

4. Eres Súper Perfeccionista

Y finalmente, la última señal con la que podemos identificar si tenemos miedo al fracaso o no, es el perfeccionismo.

Cuando somos perfeccionistas y queremos pulir cada uno de los detalles, es quizás porque en nuestra mente pensamos que algo puede salir mal…

Que alguno de los elementos va a fallar.

Entonces tratamos de tener control sobre el 100% de las cosas.

El problema es que en ocasiones sencillamente no tenemos ese control.

Simplemente tenemos que aceptar que algunas cosas de pronto no van a ser perfectas, pero al menos van a estar en su mejor versión posible al momento de salir.

Así que bueno, si ahora has podido determinar que tienes miedo al fracaso… Tranquilo, no te preocupes 🙂

Tengo una serie de pasos que te ayudarán a eliminarlo permanentemente.

#1 Cambia Tu Mentalidad Respecto Al Fracaso

Nos hemos acostumbrado a pensar que el fracaso es lo contrario del éxito, pero en realidad no lo es.

El éxito es lograr algo que nos proponemos alcanzar, llevar a cabo una acción, tomar las  medidas necesarias para llegar a un resultado…

Más bien lo opuesto a eso, es no hacer nada.

El contrario del éxito es quedarse en la casa, sentado, sin hacer nada.

El fracaso por otro lado, implica:

  • Trazarse un plan
  • Tomar acción
  • Llevar a cabo cada tarea
  • Ser relativamente organizado
  • Sacar tiempo para nuestras metas
  • Y que en el camino, por alguna razón, el resultado no resulte como lo esperabas

Fracasar es aprender… A veces se gana y a veces se aprende.

Si logras algo por el camino sencillo y sin dificultades, realmente no te quedan grandes aprendizajes.

No sabrás si pudiste hacerlo de forma más rápida, o cómo hacerlo mejor la próxima vez, o qué camino pudo ser más efectivo… Nada.

Entonces si vas a empezar algo y por alguna razón fracasas, ¡No importa! Vas a aprender muchísimo en el camino.

#2 Deja De Lado La Mentalidad Del “Todo O Nada”

La gente piensa que si no logra al 100% una meta, entonces no hizo nada.

El 90%, o el 70% simplemente no vale para nada.

Esto es muy negativo… Este tipo de pensamiento, lleva a estas “Metas Polares”.

Debemos cambiar esto por Metas de Progreso, de avance.

Si por ejemplo deseas llegar a algún resultado en tu vida (ej: la libertad financiera) e hiciste algo, pero salió mal…

Lograste acercarte un poco a tu meta.

Porque ya sabrás qué no hacer en el futuro e intentarás algo nuevo que a lo mejor funcione y te acerque a tu sueño.

Entonces cuando te enfocas en ver cómo puedes avanzar y progresar, así sea de a poquitos…

Es cuando puedes dejar de lado el miedo al fracaso.

#3 Disminuye El Ritmo Al Que Llevas Tu Vida

En muchas ocasiones nos llega esa ansiedad de querer ver resultados rápidos.

De pensar: “Si voy a montar un negocio, ¿cuándo empezaré a obtener ganancias? Seguro no en el primer mes, ¿Pero cuándo?”…

Antes de empezar, uno ya se está imaginando que las cosas salgan mal.

La idea es reducir un poco la velocidad, tomarse las cosas con calma y pensar bien:

  • ¿Cuáles pueden ser esos resultados que yo puedo obtener?
  • ¿Cómo puedo ir todos los días avanzando un poco?
  • ¿De qué manera puedo saber si voy bien en comparación quizás a otros negocios o a lo que yo debería estar logrando?
  • y demás.

¿Por qué? Porque el no saber, el no tener control, el no tener idea de cómo vas o de si has progresado…

Te puede hacer creer que vas mal cuando en realidad vas bien.

#4 Vé En Armonía Con La Naturaleza Y La Vida

Si, esto suena un poco hippie jeje.

Me refiero a que realmente la vida no es perfecta, y las cosas no siempre salen como uno lo espera.

No hay nadie con una varita mágica batiéndola para lograr lo que se propone perfectamente y sin problemas…

Realmente es muy difícil que alguien tenga el 100% de control sobre su vida.

Y más difícil aún, que tenga control sobre la vida de los demás o sobre los resultados de algo que implique relacionarse con otros.

Es necesario reconocer esa falta de control natural que vamos a tener siempre.

Y por esto no debemos desanimarnos o lamentarnos, sino entrar en un estado de aceptación y de bienestar con el hecho de que las cosas puede que no salgan bien.

Yo estoy haciendo mi mayor esfuerzo, llevando a cabo lo mejor de mí y convirtiéndome en la mejor versión de mí mismo.

Mejor que lo mejor, es imposible… Hasta ahí puedo llegar.

Entonces los resultados que obtenga, deberían brindarme felicidad, aprendizaje y crecimiento.

#5 Guarda Las Lecciones Que Te Dejen Tus Fracasos

Si en algún momento del pasado, las cosas no te han salido como tú lo querías… Yo quiero preguntarte:

  • ¿Has tomado nota de eso?
  • ¿Has tratado de analizar qué fue lo que pasó?
  • ¿Por qué no salieron las cosas como lo esperabas?
  • ¿Qué pudiste hacer mejor para haberlo logrado?

Muchas veces el miedo al fracaso es un temor a lo desconocido.

Temor a no saber qué hacer si se presentan los obstáculos… A no haber sabido qué hacer en el pasado.

Entonces, debes tener claridad cada vez que algo te sale mal.

Anotar, racionalizar el proceso y dejar un poco de lado la mente emocional de sentirte mal contigo mismo…

Más bien abrir paso a la parte analítica de ti mismo, que te dice: “Ok, la próxima vez podemos mejorar esto, esto y esto”.

Lo más seguro es que así ese miedo al fracaso lo elimines permanentemente.

#6 No Generalices Ni Te Personalices

Debes entender que los resultados no te definen como persona.

Sencillamente si no lograste algo, no es que seas un perdedor.

Y ten mucho cuidado con la palabra “Soy”, porque una cosa es cuando tú ERES algo, porque tú no puedes dejar de serlo…

Por ejemplo, yo SOY Juan Sebastian Celis Maya; sin embargo, puede que yo ESTÉ gordo, o ESTÉ flaco o ESTÉ en la quiebra.

Pero si yo digo: “SOY gordo”, sencillamente no puedo dejar de ser gordo.

Entonces, SER o ESTAR es una cosa completamente diferente.

La idea es que tengas desde ya un lenguaje muy cuidadoso en estos sentidos.

Si por alguna razón no logras un objetivo, no es porque eres un fracasado, o porque eres un bueno para nada… Nada de eso.

Sino que, simplemente las cosas salieron mal y tratar de definir cuáles cosas salieron mal y por qué, y qué se pudo mejorar.

Por lo tanto, siempre mantenerte optimista y saber que en el futuro puedes hacer las cosas bien, puedes dar lo mejor de ti y puedes lograr ese éxito en algún momento.

Finalmente, la recomendación más importante es continuar creciendo como persona.

Hacer que el desarrollo y el crecimiento personal sean parte de tu estilo de vida.

Que siempre continúes aprendiendo nuevas ideas y estrategias que te permitan exponerte incluso un poquito más a ese fracaso…

Para darte cuenta que realmente no es tan malo y que esos aprendizajes realmente pueden tener cosas muy valiosas para tu vida.

Multiplica Tus Ventas Desde Hoy Descubre Cómo Sacar El Mejor Vendedor Que Llevas Dentro

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Como Hacer Que Vender Sea Tan Fácil Como Respirar (Aún Si Eres Introvertido)

Beneficio

Las 3 Preguntas Que Hacen Que Tu Cliente Se Venda A Sí Mismo

Beneficio

Como Cerrar Una Venta Con Servicio Y Calidez (En Vez De Presión)

Haz Click Aquí Para Acceder