Desarrollo PersonalDesarrollo Personal

Cómo Vivir Sin Trabajar

Autor: Juan Sebastián Celis Maya - Experto en Dinero Y Libertad Financiera

Cómo Vivir Sin Trabajar

Vivir sin trabajar (o más bien, sin un empleo) es perfectamente posible. Existen alternativas de mediano y largo plazo que le permiten a personas como tú y como yo, disfrutar de la vida y ganar dinero al tiempo.

Muchas personas me escriben…

Entre todos, una vasta mayoría me pregunta Cómo Vivir Sin Trabajar.

Es decir, no exactamente sin trabajar (el título es relativamente ambiguo), sino más bien, cómo generar dinero sin un empleo.

Sin tener jefes, ni horarios, ni oficinas.

Sé que muchas personas de las que llegan a mi blog, e incluso los clientes de mis entrenamientos, desean crear formas de sostenerse que no les requiera convertirse en esclavos corporativos.

Personalmente, nunca he tenido un empleo. Para el momento en que escribo esto tengo 24 años, y desde antes de terminar mis estudios universitarios (hace más 3 años) mi sostenimiento ha estado totalmente a mi cargo.

He hecho muchas cosas, pero NUNCA he conseguido un empleo tradicional, y nunca he trabajado para alguien más (excepto, claro, si lo queremos ver así… para mis clientes).

Así que ¿Cómo sobrevivir mientras se crea un proyecto que genere ingresos?

¿Qué alternativas tengo para ganar dinero que no incluyan buscar otro empleo?

¿Es de verdad esto realista? O por el contrario ¿Será esto una alcahuetería?

La realidad, es que mientras muchas personas leen esto (incluso desde sus trabajos) hay millones de personas en otras partes del país y del mundo, que están descansando, viajando, yendo a la playa, o como en mi caso, en la cama bajo las cobijas simplemente conectado a Internet.

Mientras unos deciden levantarse temprano para dedicarse a sus proyectos, y lo hacen con amor, otros sencillamente TIENEN que levantarse temprano para cumplir con sus Obligaciones. No hay peros, no hay excusas. Vas o vas a trabajar.

Existen muchas desventajas de un empleo tradicional. Sin contar con el hecho de que cada vez son más difíciles de conseguir, y más fáciles de perder.

Ya no se ven como símbolo de algo “seguro”. “Empleo Seguro” es una idea casi utópica.

Así que vamos a ver de forma extensiva, la manera en que puedes empezar a producir cambios en tu vida de manera tal, que transiciones desde una vida como empleado, hacia la Libertad Financiera, paso a paso.

Nada de esto será mágicamente alcanzado de la noche a la mañana, y por supuesto se necesitará esfuerzo.

Adopta Expectativas Realistas

He visto muchas personas tratando de sostenerse a sí mismas sin un empleo, usualmente empezando un pequeño negocio. Típicamente duran unos 6 a 12 meses como máximo, y luego vuelven de tiempo completo a trabajar para alguien más.s

Por un lado, podríamos decir que dichas personas lo intentaron… Pero en la manera como yo lo veo, realmente no fueron lo suficientemente serios ni estuvieron lo suficientemente comprometidos para empezar.

Si estuvieron preparados para rendirse durante el primer año, entonces realmente no comprendían en principio el nivel de compromiso necesario para que esta estrategia funcione.

Prácticamente todo el mundo obtiene resultados débiles durante el primer año. Incluso durante los primeros dos años. Lo importante es si vas a continuar o a rendirte.

Si tratas de vivir sin trabajar por un año y luego vuelves a tu estilo de vida clásico, no habrás hecho nada. Ahora, no hay nada de malo en simplemente probar cosas nuevas y estar cambiando de opinión.

Finalmente, si no quieres resultados a mediano o largo plazo, probar crear un negocio de esta manera está bien. Por ejemplo, yo no quería resultados a largo plazo tocando la batería, y estuve durante poco menos de un año aprendiendo y practicando, y luego lo dejé.

De igual manera, con muchas otras cosas en mi vida. Esos fueron intereses de corto plazo, y lo fueron de forma consciente.

La pregunta es: ¿La libertad financiera para ti significa un compromiso a corto o largo plazo?

¿Te interesa realmente seguir este camino durante los próximos años?

Te lo digo de una vez: Es difícil triunfar en este camino sin un nivel de compromiso al menos de varios años de esfuerzo (los primeros, sin resultados tangibles).

Hay mucho que aprender y descubrir. No es tan fácil como aparenta en la superficie. Las personas que promocionan la libertad financiera como algo fácil y rápido (garantizado), usualmente no saben de lo que hablan, o intentan estafar a quienes los escuchan.

Yo esperaría ver prácticamente a cualquiera, que está fracasando para el final de su primer año… Y hasta del segundo. ¡Y hasta del tercero! Es algo Perfectamente Normal.

Personalmente durante mis primeros dos años no generé ni un solo billete que pudiera tocar. Para el final del segundo año recibí mi primer cheque. Recuerdo muy bien que era de $107 dólares.

El primer año fue de mucha experiencia, aprendizaje y creación. El segundo año, fue más bien de optimización y perfeccionamiento de técnicas, estrategias y tácticas con base en principios.

Y lo mismo deberías tener presente tú, si deseas iniciar un camino similar.

Ten Claros Tus Deseos

Algunas personas evitan tener un empleo porque les disgusta trabajar para alguien más. Algunos quieren generar algo de dinero rápido. Dichas son motivaciones que te permiten arrancar, pero no tienen mucho poder de persistencia.

Si eso es todo lo que deseas, es mucho mejor que sigas como empleado.

Es fundamental, profundizar en tu comprensión de por qué realmente quieres vivir sin un empleo. Un empleo puede darte un ingreso fijo durante un tiempo. Podrías llegar a trabajar en proyectos interesantes, y con una buena compañía podrías hacer un buen trato.

Los trabajos son obviamente muy populares, a muchas personas no les gusta, pero vuelven una y otra vez a adoptarlos como una solución, así que algo de valor deben tener.

Si vas a evitar tener un empleo, ¿Por qué lo vas a hacer? ¿Qué quieres en vez de eso?

Para muchas personas, la respuesta es alguna variación de Libertad. Existen diferentes formas de libertad: Libertad De, Y Libertad Para.

Creo que es importante aclarar ambas.

Sin un empleo, no tendrás un jefe diciéndote qué hacer. No tendrás que levantarte temprano a trabajar (a menos que así lo decidas). No tendrás un límite en tu tiempo de vacaciones. Puedes ser libre de todos los esfuerzos de un empleo tradicional.

Para muchas personas, esto ya es suficientemente inspirador. Pero por otra parte, tómate el tiempo de considerar las formas proactivas en las que podrías usar esta nueva libertad. Lo primero a considerar, es que tendrías un control más directo sobre tu tiempo.

Podrías usar ese tiempo según tú lo desees o lo necesites. Mientras otras personas van a trabajar, tú puedes decidir hacer otra cosa.

Gran parte de mi motivación, viene del lado de “La Libertad Para”. Me encanta viajar, y tener un empleo tradicional, simplemente se interpondría entre A Dónde Quiero Ir, Cuándo Quiero Ir y Con Quién Quiero Ir.

Como parte de este estilo de vida, me gusta trabajar (o en otras palabras, dedicarme a mis proyectos personales, como este blog) cuando me siento insipirado.

Y lo cierto es que la inspiración me llega frecuentemente, así que este modelo funciona muy bien para mí. Si prefiero hacer otra cosa… Hago otra cosa, y espero a sentirme bien para dedicar mi tiempo a los proyectos. Con amor, y con motivación.

Ahora bien, ¿Cuál es tu razón para dejar ir un empleo? ¿Qué te gustaría hacer con tu vida si no tuvieras que levantarte cada mañana e ir a cumplir los objetivos de alguien más?

Si no tienes una respuesta concisa, entonces preferiblemente no deberías dejar tu empleo. Las personas que conozco y que son más felices sin empleo, generalmente tienen muy claro qué hacer con su tiempo y por qué.

Construyendo Los Cimientos De Tu Trabajo

Al principio, verás muchas dificultades y retos cuando intentes vivir sin empleo por tu cuenta. Sin embargo, si te mantienes firme en tu deseo y continúas aprendiendo y creciendo (sin rendirte), las probabilidades estarán a tu favor y eventualmente encontrarás la manera de triunfar consistentemente.

Muchas de tus acciones crearán beneficios duraderos y disfrutables en los años próximos. Cada cliente que consigas, contacto que realices, o suscriptor que obtengas, puede producirte dividendos para meses y años próximos.

¿Ahora entiendes por qué es tan mala idea rendirse en el primer año? Pierdes todos estos beneficios y más.

Y si te comprometes lo suficiente en tu campo, se vuelve cada vez más difícil fallar con cada año que pase. Más personas serán conscientes de tu existencia que cuando empezaste. Tendrás una caja de herramientas estratégicas mucho más grande. Contarás con mejores habilidades y capacidades. Tendrás más probabilidades de encontrar y crear oportunidades valiosas.

Y estarás compitiendo contra personas de mucho menos experiencia que tú, relativamente hablando.

Uno de mis objetivos al iniciar un negocio propio, es el de construir unos buenos cimientos. Para uno de mis negocios en particular, esto consiste en obtener tráfico (visitas) a mi sitio web y una comunidad interesada en lo que tengo para compartir.

Individuos dentro de esta comunidad vienen y van, y mi nivel personal de engache con ellos puede cambiar en el tiempo. Sin embargo la comunidad siempre estará ahí. Tener dichos cimientos hace difícil que sea fracasar.

De hecho, para acabar con mi negocio tendría que eliminar de alguna manera dichos cimientos. De lo contrario, más y más personas día tras día llegarán a consumir y beneficiarse de toda la información que he creado, y a apoyarme en mi negocio alcanzando el éxito ellos mismos.

Si me preguntaras qué nivel de certeza tengo respecto a las visitas de mi blog, yo te diría que estoy un 99.9999999999999999% seguro de que mañana tendré visitas. Independientemente de qué día sea hoy. Y lo mejor, es que cada día tendré más y más, independientemente de cualquier cambio temporal, recesión económica, o catástrofe natural.

Simplemente habrá gente interesada en el Desarrollo Personal, y mis sitios tendrán mucho material para proveer (casi todo gratis).

La cuestión a entender, es que las bases están sólidamente fundamentadas. Y para que la estructura se desplome, tendría que acabarse el Internet o la empresa más grande del mundo de Hosting y Dominios, Una de las empresas más grandes de envío de correos, y una de las empresas más grandes del mundo de recepción de tarjetas de crédito.

Todas esas empresas trabajan para mí y muchos otros.

Sin contar muchos otros sistemas y mecanismos que día a día me facilitan las labores, en piloto automático. Por supuesto, dichas empresas es muy poco probable que se acaben. Y aún si así fuera, habría muchas otras surgiendo como competencia con base en una necesidad no satisfecha (dado el caso).

Entonces prácticamente todo está a favor. A diferencia de un empleo… ¿Qué garantía tienes de que lo vas a poder preservar durante otros 2 años más?

Si logras crear unos buenos cimientos en tu negocio o estilo de vida, verás que es bien difícil fallar. Sin embargo cuando recién empieces, tus cimientos serán pequeños, o quizás consistan de algunos amigos o familiares.

A veces… ni eso.

Esta idea aplica también para los ingresos. Personalmente aún gano dinero de negocios que hice hace bastante tiempo. Es difícil fallar cuando ganas dinero de cosas que hace mucho rato terminaste de hacer. Incluso si algunas fuentes de dinero son bien pequeñas, todas entre sí van sumando en el tiempo.

En este momento me alegro mucho de que, en vez de haber perseguido objetivos de corto plazo hace muchos años, preferí crear unos cimientos poderosos que me permitieran vivir este estilo de vida, que me permite no estar buscando nuevos negocios solo para pagar las facturas.

Las facturas están cubiertas por esta Red De Seguridad mientras yo me dedico a generar valor para el mundo.

Por supuesto, si decides rendirte durante el primer año, lo que estarías haciendo es abandonar tus cimientos y todo el trabajo impreso en ellos… Y luego empezar a crear otros, con la esperanza de que ésta vez todo sea mejor.

No sé tú, pero me parece que esta no es una estrategia muy óptima.

Para triunfar en este camino, necesitas balancear tu trabajo inteligentemente. Haz lo que sea necesario para pagar las facturas en el corto plazo, pero invierte tiempo y otros recursos en construir los cimientos de tu negocio exitoso.

Quizás conseguir algunas personas interesadas puede no generarte dinero ya. Pero si construyes una relación con ellos, y posteriormente sabes ofrecerle tus productos o servicios, en el largo plazo podrías tener toda una tribu de clientes apoyándote y pidiéndote más de lo que haces.

Generalmente toma años crear unos cimientos tales que puedan sostenerte por completo, sin que te falte un solo centavo para vivir.

Intenta comprometerte al menos 5 años para este efecto. Es mucho más realista que pensar en que en un solo año todo estará funcionando sobre ruedas.

¿Qué Hacer Mientras Creo Un Negocio O Proyecto Exitoso?

De hecho, la respuesta la encuentras en uno de los conceptos más valiosos de Robert Kiyosaki: El cuadrante del flujo del dinero.

Por si no lo has leído, la idea es que existen 4 formas de ganar dinero (de hecho, si buscas en mi canal de YouTube, ahí expliqué de forma extensa cada una de ellas).

Esas formas son, ser: Empleado – Autoempleado – Empresario – Inversionista

Las dos primeras, nunca te harán independiente económicamente. O en otras palabras, nunca te darán libertad financiera. Sin embargo, las dos últimas sí.

Y allí está la clave. La idea es que uno pueda ser dueño de su propio negocio (O incluso inversionista, más adelante), y poder contar con el tiempo y el dinero de otras personas. Y con el dinero generado en utilidades, realizar inversiones que permitan el crecimiento constante del capital y de los beneficios.

Ahora bien, ¿Cómo este modelo puede ayudarte para ser rico sin antes ser empresario o inversionista (cosa que requiere un capital mediano o grande)?

Muy simple, empezando como autoempleado, y no como empleado. ¿Cuáles son las ventajas de ser autoempleado? Bueno, son de hecho muchas tanto, que uno se empieza a acostumbrar y a volverse aditcto a ello, pero hay que tener cuidado porque se puede caer en un círculo vicioso.

La ventaja más grande de todas, es que uno aprende a gestionar su propio tiempo, cosa que necesita todo dueño de negocio para prosperar.

Y la segunda ventaja maestra, es que los ingresos los define el emprendedor. Sin embargo, luego de que pase un tiempo, es necesario que el autoempleado deje su actividad de lado, y empiece a crear una empresa o proyecto de ingresos pasivos.

Y es importante notar aquí, que una empresa no necesariamente consta de un edificio de concreto, en el que trabajan empleados en un horario.

Una empresa simplemente es un sistema de generación de valor al mercado, que produce retribuciones monetarias para su creador y colaboradores o contribuyentes. Cualquier entidad, artefacto, dispositivo, software, negocio, o local comercial que pueda hacer eso, es una empresa.

Entonces, siempre con la frente en alto y los ojos fijados en el objetivo de crear una Empresa, se empieza con un autoempleo, que puede facilitar mucho las cosas para empezar desde el fondo ($0.00).

En mi caso personal, en la universidad vendía proteínas de soya a los estudiantes que entrenaban en el gimnasio, y mientras tanto aprendía sobre ventas personalizadas, al tiempo que perdía el temor a relacionarme socialmente.

Posteriormente, aprendí mucho sobre hardware y reparaba equipos de cómputo. Normalmente cobra relativamente bien por hacerlo (unos $30 dólares y tardaba alrededor de una a 2 horas por sesión). Esto me permitió ahorrar un poco y tener solvencia para luego crear mi primera empresa por Internet (de Diseño Web).

Luego creé mi blog y algunos otros emprendimientos, y poco a poco mi carrera fue tomando forma. La cuestión es que antes, yo tenía que estar presente, en los gimnasios, en las casas de las personas con computadores averiados, y en algunos negocios de empresarios que deseaban páginas web. O incluso en mi casa programándolas.

Pero ahora es bastante diferente, pues el tiempo es diferido. ¿Cómo diferido? pues simplemente antes, cada que yo hacía algo, obtenía dinero a cambio. Ahora no, cuando hago algo, por lo regular el dinero tarda en llegar, a veces hasta varios meses. Pero una vez que empieza a llegar, no se detiene.

Y otra cosa que también cambió, es que antes por un trabajo de una o dos semanas, podía ganar unos $1000 a $2000 dólares, mientras que poco tiempo después de empezar con emprendimientos orientados a la libertad financiera, esas cantidades se hacían difíciles de lograr con constancia.

Empecé ganando $10 dólares mensuales totalmente automáticos de una de mis fuentes (publicidad de Google Adsense en Videos de YouTube). Y ahora esa fuente ya sobrepasa los $500 dólares mensuales, sin yo tener que hacer absolutamente nada. (y piensa en el valor gratuito que reciben las personas que visitan esos videos).

Cabe destacar que son fuentes constantes y que la probabilidad de que UNA de ellas falle, o se detenga, es prácticamente nula. El tener varias fuentes es la clave para la tranquilidad financiera máxima.

Son muchas las ventajas de este modelo, pues todas y cada una de esas fuentes tampoco deja de crecer.

Según leí, Robert Kiyosaki con su esposa, trabajaron por su cuenta incluso cortando el césped de algunos jardines y repartiendo periódicos. Esto no es un empleo normal, porque no los pueden despedir y porque ellos deciden si hacerlo o no. Tampoco hay contratos ni prestaciones.

Y por supuesto, no es que asear jardines sea lo mejor, sin embargo mientras lo hacían, estoy seguro de que tenían perfectamente claro y en mente, sus objetivos primordiales.

La cuestión y a lo que se reduce todo, es nunca desviarse del objetivo primordial: la Libertad Financiera.

Transforma Tu Vida Y Alcanza El Éxito Total Fácil Y Rápidamente

Si te interesa poder alcanzar todas tus metas y hacer realidad tus sueños, entonces dime dónde te envío mi Reporte Gratuito: La Clave Para Fijar Tus Metas Adecuadamente

Reporte Gratuito: La Clave Para Fijar Tus Metas Adecuadamente

Únete Gratis Hoy A 58,110 Suscriptores