Desarrollo PersonalDesarrollo Personal

Controla Tu Vida O Muere… (Literalmente)

Autor: Juan Sebastián Celis Maya - Experto en Éxito Personal

Controla Tu Vida O Muere... (Literalmente)

Controla Tu Vida O Muere... (Literalmente)

En promedio, cada año que vivas con alto estrés día a día, te quita en total 6 años de vida.

Se ha demostrado que la gente que experimenta mayores niveles de estrés en la vida, usualmente viven menos, y envejecen más rápido.

Esto, debido a que los telómeros (que son elementos al final de las capas del ADN, cuya función es protegerlo de los daños) se van perdiendo con el tiempo.

Es normal que al llegar a la vejez, perdamos estos telómeros, y finalmente lleguemos a la muerte (unos, más rápido que otros). Sin embargo, el estrés acelera el proceso dramáticamente.

Sea como sea, el estrés te llevará a la muerte más rápidamente, si le permites propagarse en diferentes niveles de tu vida.

En este orden de ideas, el Estrés, no es más que el sentimiento que se genera, cuando te hace falta CONTROL en tu vida.

Es decir, cuando por ejemplo no sientes que puedes tomar decisiones cruciales en tu vida, sino que dependes de alguien más, o de algo más.

Esto significa, que sentirte fuera de control, está afectando tus células. Así de simple, por esto, el título del artículo (controla tu vida o muere).

Una forma especial de estrés, es el abuso laboral, cuando el jefe le da al empleado más del trabajo que razonablemente puede gestionar. Si se comete un error, todo se va por la borda. Al empleado se le culpa por cosas que no son parte de sus errores… etc.

Un empleado que viva estos niveles de estrés, y que sinceramente no tenga forma de controlar aquellos sentimientos en su vida (ni tampoco, la cantidad de trabajo que realiza día tras día) vivirá menos años, debido al daño molecular que se produce en su interior.

En términos de proporción, y dejando de lado el trabajo y el empleo como ejemplos de altos niveles de estrés, intercambiar un año de momentos estresantes por 6 años menos de vida, es absolutamente una mala decisión.

El estrés, por supuesto, no se genera sólo en el ámbito laboral, también en las relaciones de cualquier tipo con otras personas, y en la relación que tienes contigo mismo.

Así que, veamos a continuación cómo reducir el estrés en tu vida, aumentando el control que tienes sobre tus decisiones y considerando un par de enfoques bien interesantes ;)

Desligue Total

La idea de desligarse totalmente, tiene que ver con no estar atado a las situaciones que ocurren a tu alrededor. Es decir, tratar de estar en paz y armonía con aquellos elementos que están fuera de tu alcance (como los comportamientos de otras personas, las cuestiones que tengan que ver con ubicaciones físicas, decisiones que tome un gobierno… etc.).

Si tu jefe te grita o te regaña, simplemente déjalo pasar, no es algo que importe, en algunos años quizás tengas otro empleo o seas independiente y un altercado rimbombante hoy en día será algo mínimo a largo plazo… no importa, olvídalo.

El desligarse puede servir mucho en ocasiones, pero por supuesto, no es la única herramienta que podemos usar, para muchas situaciones simplemente no funciona muy bien.

El desligue total funciona muy bien para situaciones infrecuentes. Si tienes un problema que ocurre rara vez, como que se estalle un neumático, y llegues tarde a una reunión, allí puedes aplicarlo con éxito.

Pero si intentas desligarte emocionalmente por completo de una actividad que vas a realizar por años, eventualmente vas a desistir y a sentirte deprimido.

Altos Estándares

Y entonces, cuando el desligue no funciona muy bien para tu caso específico, es bueno tomar en cuenta cuáles son concretamente tus estándares de vida.

Es decir, saber con exactitud qué aceptas y qué no, para luego, mejorar y llevar dichos estándares a un nivel superior, mucho más alto del actual.

Esto puede significar impedir que gente tonta, con ira, estresada y autoritaria tome control sobre tu tiempo, tu espacio y tu vida… así como también puede significar sencillamente controlar mejor tus hábitos y tomar mejores decisiones dependiendo del lugar en que te encuentres en tu vida.

Esto de los altos estándares es efectivo, debido a que muchas personas llegan a vivir vidas estresadas justamente por iniciar con bajos estándares.

El tener bajos estándares, implica en ocasiones permitir que otras personas hablen mal de nosotros, que nos traten irrespetuosamente y de manera injusta, y que se aprovechen de nuestra benevolencia.

El permitirle a las demás personas disminuir nuestra propia autoestima, nos hace sentir fuera de control, porque liberamos absolutamente todo nuestro poder y nuestro potencial para ser felices.

Y que no se te olvide, que sentirnos fuera de control nos estresa, y estresarnos nos mata. A largo plazo, tener bajos estándares es un suicidio lento.

Si te encuentras en medio de situaciones estresantes, quizás es hora de empezar a tomar control de nuevo. Aumentar tus estándares hasta lo que es verdaderamente aceptable.

Definir los términos en los que quieres vivir tu vida, y la manera como quieres ser tratado por otros. Así como la forma como invertirás tu valioso tiempo y energía.

Estos son recursos que desafortunadamente son muy desaprovechados por las personas hoy en día, por el simple hecho de no conocer sus verdaderos potenciales.

Algunos no aumentan sus estándares, por el hecho de que creen que no será posible vivir una vida “tan ideal” o “tan perfecta”. Y lo cierto, es que cuando te planteas mejorar tu situación, definiendo ciertos requerimientos básicos, todo a tu alrededor se reorganiza para adaptarse a tus necesidades.

Lo importante es que dichas necesidades estén totalmente claras, y que no realices acciones en contra de ellas, para que puedas empezar a retomar el control sobre tu vida y ahorrarte unos cuantos años más de existencia.

Comunícale tus estándares a otras personas, por ejemplo dile a tu amigo: “Desde hoy no quiero que me trates de esa manera, así de simple”. Y si no los aceptan, deja de brindarles tu valioso tiempo para que lo desperdicien.

La mayor parte del estrés viene de otras personas… o más bien, de la manera como te sientes respecto a otras personas. Así que pregúntate ¿Qué tipo de personas estás aceptando en tu vida?

Y claro, esto generará indudablemente ciertas consecuencias, algunas positivas y algunas negativas. Implicará que las personas a tu alrededor se sientan molestas contigo, o incluso que tengas que cambiar tu ambiente.

Te tomará un buen tiempo reajustar tu vida a través de este proceso, quizás meses y posiblemente años.

Pero el resultado final es que tendrás mucho más control sobre tus acciones, obtendrás más respeto de la gente, y te darás la oportunidad de crear nuevas relaciones e ideas de progreso… pero lo más importante, retomarás tu felicidad.

Y por si fuera poco, los científicos y médicos me respaldan al decirte, que gracias a esto, vivirás muchos más años… Valiosa lección ¿No crees?

Transforma Tu Vida Y Alcanza El Éxito Total Fácil Y Rápidamente

Si te interesa poder alcanzar todas tus metas y hacer realidad tus sueños, entonces dime dónde te envío mi Reporte Gratuito: La Clave Para Fijar Tus Metas Adecuadamente

Reporte Gratuito: La Clave Para Fijar Tus Metas Adecuadamente

Únete Gratis Hoy A 57,476 Suscriptores