Descubre Los Secretos Mejor Guardados Sobre La Reprogramación Mental Para El Éxito

Aprender Más »

La Maravillosa Aventura De Alcanzar Lo Que Deseas

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


La Maravillosa Aventura De Alcanzar Lo Que Deseas | Desarrollo Personal

La Maravillosa Aventura De Alcanzar Lo Que Deseas

El artículo de hoy es muy especial, lo ha escrito Marta Rodríguez Mancheño.

Marta es Coach Personal Certificada, y se dedica a enseñar muchos temas de interés en su blog protagonizatuvida.wordpress.com.

También, brinda consultoría personalizada, para lo cual puedes contactarla en su sitio web o Página de Facebook (te recomiendo que te unas, dándole un “Me Gusta”).

Espero que te guste, y recuerda dejar tu comentario más abajo 😉

¿Te suena alguna de estas afirmaciones?

  • No me gusta mi trabajo
  • No tengo trabajo y tal y como están las cosas no lo voy a conseguir nunca
  • Mi empresa no me da beneficios y ya no sé que más hacer
  • Estoy harto de lo que hago,vaya futuro me espera
  • Necesito ganar más dinero
  • Mi jefe me trata fatal y no sé como poner límites
  • No se cómo poner límites en general, no se decir NO
  • Me gustaría ascender pero no se cómo lograrlo
  • No creo que valga para ascender
  • El amor es una mierda, acabas sufriendo siempre
  • Mi pareja no funciona
  • Jamás encontraré pareja
  • No consigo ser fiel
  • Mi sueño es ser madre y se me está pasando el arroz
  • Necesito adelgazar y nunca acabo las dietas
  • Debería comenzar a hacer deporte
  • No se lo que quiero
  • Se lo que quiero pero no cómo alcanzarlo
  • Mi relación con mis padres cada día es peor,me gustaría que no afectasen a mi vida
  • Quisiera ser un buen líder
  • Siempre empiezo mil proyectos y me cuesta mucho acabar uno
  • Estoy enfermo y no logro aceptarlo,cada día me siento más triste
  • No sé lo que me gusta, ni para qué valgo
  • La vida es lucha
  • Después de un fracaso destrás de otro, me resigno

Quizá las hayas pronunciado o pensado tu mismo, o se las hayas oido decir a otro. Te contaré algo sobre la situación en la que está alguien que lo hace.

Se llama zona de confort.

  • ¿Estás haciendo tu máximo posible?
  • ¿Eres ya la mejor versión de ti mismo?
  • ¿Tienes excusas para no lograrlo?

En el camino del éxito, entendiendo el éxito por disfrutar de lo que uno tiene, hacer lo que te gusta y vivir una vida satisfactoria independientemente de los factores por los que ésta se vea afectada, hay tres etapas ineludibles.

Cuando uno está en lo malo conocido, la zona de confort, se encuentra en un estado de queja o de conformismo incómodo para si mismo. Este es el punto en el que podemos saber claro cómo y dónde estamos, incluso cómo nos sentimos, pero no hacemos nada para cambiarlo o lo que hacemos no es suficiente,no está bien planeado y acabamos frustrándonos y rindiéndonos.

O bien porque nos da miedo emprender una acción y asociamos hacerlo a un posible fracaso, y este a una sensación de dolor.

O bien porque no sabemos como hacerlo.

Puede que hayamos barajado lo que creemos son todas nuestras opciones y no hayamos encontrado salida.

Puede que temamos enfrentar las renuncias que deberemos hacer en caso de mover ficha, o las consecuencias ante la elección de una opción equivocada.

Te diré algo,es fuera de la zona de confort donde las cosas cambian.

Para caminar hasta el éxito hay que estar dispuesto a pasar por la siguiente zona, llamada zona de pánico o incertidumbre.

Este es el lugar en el que una vez que hemos empezado a coger una dirección y emprender acciones distintas con el fin de necesariamente obtener resultados diferentes y sentimos la tan temida incertidumbre.

Se llama de esta manera, porque no sabemos lo que pasará, desconocemos cuál será el futuro de estas acciones y debemos aprender a lidiar con el miedo que esto nos produce.

El miedo aquí puede jugar dos papeles en nuestra vida. Puede ser un freno o actuar como impulsor alertándonos de aquello que ya no deseamos más y empujándonos a emprender el camino que nos lleve hasta el lugar o el estado al que queremos llegar y nos aleje del punto actual.

Una vez superamos esta étapa, alcanzamos la zona de éxito. Donde estamos satisfechos con nosotros mismos, donde nos damos la prueba de que podemos acanzar lo que nos propongamos, donde comprendemos que podemos cambiarnos a nosotros mismos pero no a los demás, donde hemos aprendido a usar nuestra mente, nuestra fuerza de volundad y nuestra pasión con sentido. Donde habremos pasado de tener un propósito tener un logro.

Frecuentemente me encuentro casos como los que te he mencionado anteriormente. Personas que no se valoran a si mismas lo suficiente, que depositan su felicidad y su amor propio en otros o en lo que acontece a su alrededor.

Una vez damos con el destino, aquello por lo que merecería la pena emprender un cambio de marcha, de estrategía o incluso de camino, una vez que hemos salido de nuestra zona de confort y puesto una dirección con sentido a nuestra vida, nos centramos en los valores sobre los que sostener esa meta y los honramos cada día.

¿Qué te gusta? ¿Qué es muy importante para ti? ¿Qué es inamobible?

También en las fortalezas ¿Cuáles son tus puntos fuertes? , y en las debilidades, ¿Qué necesitarías mejorar para facilitarte el alcanzar aquello que deseas?, en las habilidades ¿Qué se te da bien? Y en cómo todo eso se relaciona con nuestra identidad y nuestro nivel de satisfacción con nosotros mismos ¿Qué significará lograrlo para tí?.

En esta parte del camino, debes a la vez revisar la ecología de tu objetivo. Cómo te afectará a ti y a tu vida, a la de aquellos que te rodean, qué consecuencias podría tener alcanzarlo y qué renuncias puede haber en el camino.

Hecho esto, una buena exploración, y si la persona se compromete consigo misma, generalmente en este punto el nivel de motivación (tener un motivo) al habernos situado en el estado deseado varias veces, abierto a la posibilidad de alcanzarlo, e incluso soñado con el, está en un punto más alto que aquel al que estamos acostumbrados facilitándo la acción y podemos comenzar a dibujar la senda y trazar un plan con los diferentes pasos que seguiremos en adelante.

Puede que nos veamos afectados por diferentes limitaciones, internas (nuestro lenguaje interior, lo que nos contamos a nosotros mismos,si nos potenciamos o nos machacamos y arrancamos la pasión por lograrlo autosaboteándonos, la ausencia de asertividad y de fuerza de voluntad…)las limitaciones externas, los comentarios de los demás, los miedos que nos transmiten, la cultura popular,y los obstáculos que nos vayamos encontrando al hacer cambios, además de nuestras creencias sobre la vida, la economía,el trabajo,el merecimiento, el éxito, el fracaso, el amor, lo que debemos hacer, lo que no debemos hacer, lo que significa ser buena o mala persona, sobre la gente en general..

En cualquier caso, una vez tenemos claro el cómo afrontaremos cada una de estas cosas y el para qué, tenemos una meta por lograr.

Y comenzamos a caminar.

Pero como digo siempre, si llevamos toda la vida o muchos meses tranmitiendonos un menjase de incapacidad a nosotros mismos, de falta de valor o de escaso merecimiento. Si durante mucho tiempo nos hemos llenado de miedo con mucha intensidad, asociando el cambio al dolor y hemos buscado argumentos para fortalecer nuestros frenos…(la crisis, nuestras creencias, lo que nos han contado,las experiencias de otros…), debemos estar preparados para el “ensayo-error”.

Cambiar nuestros patrones de pensamiento, activar una filosofía de búsqueda de soluciones en lugar de enfoque sobre problemas, lleva su tiempo entrenarlo. Es en esta fase donde más riesgo tenemos de frustrarnos y venirnos abajo si no vemos cambios inmediatos.

Siempre digo que la madre del éxito es la repetición y el padre la persistencia. Si a esto le sumamos, que nuestra fuerza de voluntad depende de lo que nos contamos a nosotros mismos (la diferencia entre aquel que hace lo que se propone aunque le cueste y aquel que no, son los argumentos que cada cual elige darse a si mismo y creer para apoyarse en ellos) Puedes ver un vídeo sobre este tema aquí (https://www.youtube.com/watch?v=JOVbLptoPq0, tenemos una mezcla de ingredientes potentísima.

A menudo, los coachees son impacientes. “Antes de que salga el Sol quiero resultados.” Y claro que es posible obtener cambios instatáneos en nuestra forma de ver las cosas, de tratarnos a nosotros mismos y en nuestros resultados, pero para que un cambio se mantenga debemos convertirlo en un hábito. Y para cosechar es necesario sembrar, regar y tratar con mimo nuestro cultivo primero.

El coaching, tener un coach personal, te ayuda a definir un plan de acción, que vaya en una dirección con sentido, a establecer fases y plazos, para que no se te haga demasiado grande la tarta. (Es mejor comerse una taza de arroz al día que empacharse con la cacerola entera y acabar cogiéndole aversión)

Es imprescindible que el plan sea lo más amable y divertido posible, y conseguir que nos motive seguirlo.

Para ello, el coach te ayuda a explorar allá donde no ves opciones, escoger las más alentadoras para tí y con más posibilidades de funcionamiento, a trabajar tu paciencia, tu persistencia, tu autoconocimiento, tu gestión emocional, a averiguar el por qué de las acciones que hayas emprendido y no funcionen, usar esa experiencia como aprendizaje y desactivar lo que no te funcione, activar acciones nuevas que si y seguir usando las que mejor te van e incluso mejorarlas poco a poco.

Con herramientas como el uso de la creatividad, la visualización, ejercicios de pnl, juegos,afirmaciones positivas, reprogramación mental y las técnicas de liberación emocional o el reiki, cualquier objetivo realista se puede convertir en alcanzable.

En coaching se dice que no existe el fracaso, sólo el aprendizaje.

Cuando comenzamos a descubrir el potencial que realmente tenemos en nuestro interior, el fantástico rendimiento que podemos obtener de nuestro propio autoconocimiento y el hecho de que nuestra mejor herramienta es la mente, cuando aprendemos a aceptarnos y querernos como somos, y a trabajar desde un enfoque amable por mejorar aquello que nos limita en nuestro interior, cuando nos comprometemos con nuestro camino, sembramos pasión y la pasión por lo que uno hace atrae inevitáblemente el éxito.

En coaching no hay juicio, hablamos de que cada persona tiene su mapa de la vida, que usa para interpretarla, en función de sus experiencias previas, y las creencias que le acompañan. Eso es lo maravilloso de tener el apoyo de un coach personal, que puedes ser tu mismo, y cambiar solo lo que tu creas que es el momento de cambiar, elegir una meta y contar con alguien que te acompañe a lograrlo.

Si te caes, asegúrate de haberlo previsto y tener varios motivos por los que levantarte. Si avanzas, celebremos cada paso como el primero y el de llegada a la meta, si te cansas o te equivocas,exploremos el por qué y busquemos otro cómo….

Volviendo al inicio, puede que tu mismo estés en la zona de confort en este momento, o puede que ya hayas comenzado tu camino. La única persona que tiene el poder de negarse la posibilidad de alcanzar sus metas eres tu, conformándote o rindiéndote. La diferencia entre un sueño y un objetivo es que el segundo tiene un plan y un plazo.

Si tu meta fuese escalar una montaña, podrías estar inválido y que eso no te lo impidiese, teniendo un buen motivo para llegar arriba, encontrarías la forma de hacerlo empeñándote en ellos. Tienes cientos de ejemplos de personas que lo han demostrado. Y si otro puede, tu puedes.

Si ya estás a mitad de camino, puedes darte mil excusas y argumentos que justifiquen volver atrás como : ya me siento suficientemente satisfecho, no doy a más y quererse es aceptarse así, no puedo y no soy capaz y me conformo, no hay agua suficiente, me pesa la mochila, me he rasguñado por no llevar un buen equipo…) y también puedes aprender a contraargumentarlos y ser tu mejor amigo por primera vez :

Quise subir esta montaña para demostrarme a mi mismo algo y lo haré tarde lo que tarde, trazaré un plan más a mi medida, buscaré un río en el que beber, pediré agua a quien pase a cambio de buena conversación, vaciaré mi mochila y me quedaré con lo justo y necesario, alejaré de mi a cualquiera que me diga que no puedo o me taparé las orejas para no oirlo, incluso, aprenderé a defender mis sueños…

Piensa en dónde te gustaría estar y en como, dándote permiso para imaginar algo bueno para ti, en un año.

Y luego dime, dónde estarás si sigues portándote contigo mismo como hasta ahora, si sigues haciendo lo que has hecho hasta ahora y si no encuentras la forma de abarcar más opciones.

Puedes ser tu propio Coach y el mejor para ti.

Para despedirme te daré algunas claves básicas.

  1. Define lo que quieres, céntrate en lo que quieres conseguir y no en lo que no quieres.
  2. Pregúntate para qué quieres conseguirlo (no por qué, para qué)
  3. Explora lo que te ha impedido alcanzarlo hasta ahora que dependiese de ti, y lo que ha supuesto un obstáculo.
  4. Revisa la ecología de tu objetivo
  5. Asegúrate de que está alineado con tus valores
  6. Estudia tus fortalezas, debilidades y habilidades. Trabaja con ellas para que estén a tu favor.
  7. Confirma que ese objetivo es realista y ponle un plazo
  8. Segméntalo en fases y marca los hitos que determinarán que vas cumpliendo las etapas que determinen que vas por buen camino.
  9. Échale un vistazo a tu personal mochila de herramientas: Averigua sobre tus creencias, las personales y las aprendidas.Sobre tus capacidades y valores asociados a estar, sobre el lastre que llevas contigo.  Elije cuáles te acompañarán y en cuales ya no volverás a sostenerte.
  10. Traza un plan de acción comenzando hoy con un paso por pequeño que sea. La suma de muchos pequeños pasos genera un gran cambio.
  11. Marca en el plan los premios y gratificaciones que te darás a ti mismo al cumpir cada fase para condicionar a tu mente a que asocie este cambio al placer y no solo al esfuerzo.
  12. Baña todo esto de creatividad, de música, de movimiento, consigue que sea un camino divertido.
  13. Coloca recordatorios que te recuerden tu “para qué” allá donde estés, hasta que hayas desarrollado tus nuevos hábitos
  14. ¡¡Y disfruta del camino de ser el líder de tu vida!!

¿Quieres ser víctima o líder de  lo que acontece en tu vida?

Nadie dijo que fuera fácil pero más dificil que superarse a uno mismo es llevar una vida que no quieres,empapada de frustración y de creencias de incapacidad.

¿Cómo quisieras ser recordado? ¿Qué legado dejarías hoy tras de ti y cómo podría ser mejor? ¿De 0 a 10 cómo estás de satisfecho con tu vida por áreas: amor, salud,trabajo,economía,familia, ocio, desarrollo persona, formación…) ¿Qué tendrías que hacer para que cada área tuviese un 10? ¿Qué te impide hacerlo?

Si no te gusta lo que tienes, ahora sabes que dispones de herramientas para cambiarlo, quejarte sólo te engañará a ti mismo.

Puedes encontrar video-ejercicios, para trabajar tus creencias y tu desarrollo personal y otros artículos de apoyo en www.protagonizatuvida.wordpress.com, así como solicitar información sobre las sesiones de coaching personales conmigo a través de el correo electrónico protagonizatuvida@gmail.com.

Si quieres saber cuál es tu camino, si sabes ya lo qué quieres pero no sabés cómo alcanzarlo, si tienes miedo, o estás perdido, y necesitas apoyo ¡cuenta conmigo! ¡Date permiso para transformar tus sueños en logros!

Decide, desea, elige y consigue.

Marta Rodríguez Mancheño

Coach Personal Certificada

Programa Tu Cerebro Desde Hoy La Clave Para Modificar Tus Pensamientos Y Ser Más Exitoso

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 28,482 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

La Razón Por La Cual Tu Programación Mental Ha Sido Negativa

Beneficio

La Estrategia Clave Para Transformar Tus Pensamientos Al 100%

Beneficio

La Increíble Tecnología De Sincronización De Ondas Cerebrales