Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

10 Cosas Que Deberías Saber Sobre El Dinero Antes De Los 30 Años

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Aquí va una lista de cosas que realmente todos deberíamos saber antes de los 30 años, pero que no es tan común escuchar o aprender.

1. Tener Hijos Es Verdaderamente Costoso

Es casi imposible poner en palabras qué tan costoso llega a ser realmente.

Existen muchos estudios en donde se analiza que para latinoamericanos criar solamente un hijo hasta los 20 años puede costar entre 100 mil y 200 mil dólares (o hasta más, dependiendo de la educación, los viajes y tantas variables que existen).

Teniendo en cuenta leche, pañales, alimentación, ropa, salud, diversión, incluso complementos (como la silla para el carro, una cuna, una bañera, el coche para transportarlo) y tantas cosas más.

Esto contando solamente cuando es bebé, pero cuando el niño está más grande hay que estar pensando en educación, en entretenimiento y muchas otras cosas.

Esto nos deja claro que la decisión de tener un hijo no debe ser solamente emocional, sino también financiera, ojalá teniendo un buen ahorro para el momento en que se decida.

2. La Educación Formal Puede Salir Muy Costosa

Ahora, si hablamos de carreras como medicina, es claro de pronto ver cómo posiblemente la inversión se puede recuperar.

Pero hay otras carreras (como quizás la ingeniería de sistemas) en donde uno paga para estudiar en una universidad donde el profesor coloca un video de YouTube o lee su clase desde un libro que podemos conseguir gratis en una biblioteca.

La educación de calidad puede que se consiga por medios diferentes a la educación formal; pero muchas personas malinterpretan esto pensando en que no tiene sentido estudiar en general. Esa no es la idea.

La educación hay que adquirirla, especialmente la educación financiera.

Sin embargo, hay que saber que para tener educación financiera no solamente todo es dinero, también hay que tener alguna especie de habilidad personal, de conocimiento, de industria en la que podamos entrar innovando, creando soluciones, desarrollando algún producto o servicio que nos permita justamente apalancarnos para generar esa abundancia y prosperidad financiera que necesitamos.

Todo esto requiere educación.

Esa educación hay que conseguirla, idealmente, por fuera de la educación formal (que puede llegar a ser muy costosa, puede llegar a enseñarte muchas cosas innecesarias, puede llegar a quitarte mucho tiempo y quizás tiene un método un poco anticuado).

Pero tú, por tus propios medio, a través de cursos, libros, diplomados o cualquiera que sea la forma (así sean videos de YouTube) adquieras todos los conocimientos necesarios para efectivamente llegar al siguiente nivel educativo.

3. No Debemos Invertir En Algo Que No Conocemos Por Completo

Sale una nueva oportunidad y aparecen una cantidad de personas por ahí (tanto en internet como nuestros amigos) recomendándonos esta oportunidad para generar dinero, recomendándonos o diciéndonos que con esto podemos ganar altas rentabilidades en poco tiempo y con bajo riesgo.

a en algún momento hablamos de cómo funciona ese triángulo de la inversión, en el que sencillamente o algo toma tiempo, o tiene baja rentabilidad o algo tiene alto riesgo.

Entonces, al no conocer este tipo de oportunidades podemos cometer el error de, o caer en una estafa o simplemente perder el dinero debido a la volatilidad innata del medio de inversión.

Es necesario dejarnos llevar más bien de la opinión de expertos, investigar primero, dedicar algo de tiempo y no saltar inmediatamente a lo primero que veamos como una oportunidad de hacer dinero rápido y fácil, porque las estafas abundan por todas partes.

4. Ahorrarás Mucho Dinero Comprando Productos De Calidad

Ojo, esto no significa que vamos a comprar, por ejemplo, zapatos de $800 dólares que porque son de mejor calidad que los de $50 dólares.

A veces una camiseta de marca puede costar mucho más dinero y tener el mismo proceso de fabricación y los mismos materiales que otra camiseta mucho más económica.

Hay que tener en cuenta justamente eso: Los materiales y el proceso de fabricación, no necesariamente el precio o la marca.

Entender que la calidad muchas veces no está directamente relacionada con los precios y que los precios a veces más bien tienen que ver con las compañías, el presupuesto que tienen para invertir en publicidad, el reconocimiento de marca y lo costoso que le sale a ellos generarlo (lo cual estás pagando en el precio del producto) y muchas otras cosas.

El caso es entender que el punto que estoy tratando de explicar aquí es que la calidad supera la cantidad.

En otras palabras, cuando me compro un producto que me puede durar varios años estoy ahorrando, en vez de estar comprando una y otra vez el mismo producto solo porque es más económico.

5. Ahorrarás Dinero Si Compras En Cantidad

Un ejemplo es si compramos 5 litros de jabón líquido en vez de un sólo litro o en vez de medio libro (cuando viene el producto solamente para un solo baño, por decir algo).

Cuando yo compro el repuesto en cantidad, es muy probable que me salga más económico el mililitro y eso lo podemos ver en todos los supermercados.

De hecho, en mi país existe una reglamentación que obliga a los supermercados a colocar el precio unitario (por ejemplo, precio por gramo, precio por mililitro, precio por unidad), y ahí nos damos cuenta y podemos comparar dos versiones del mismo producto, la pequeña y la grande, cómo la grande es más económica.

Hay personas que compran una y otra vez el mismo producto cada mes (por ejemplo, un desodorante) y lo compran únicamente en la versión unitaria o en la versión más pequeña porque, según eso, no les alcanza el dinero…

Pero cuando analizamos los gastos anuales, nos damos cuenta que esa persona gastó más dinero del que debería si no hubiese comprado, digamos, la promoción del 2×1.

En mi caso, ocasionalmente hacen promociones 2×1 en los desodorantes que uso, y cuando lo hacen yo suelo comprar 5 o 10 pares justamente para tener reservas durante meses, porque es un producto que tiene fecha de vencimiento de 3 años o algo así.

Entonces, cuando analizamos las finanzas, nos damos cuenta que si por ejemplo un desodorante puede costar $10 dólares y la promoción 2×1 me sale en $16 dólares (cada uno me está costando $2 dólares menos), si yo comprar uno mensual me estaría ahorrando unos $24 dólares al años.

Y estamos hablando sólo del desodorante, podríamos aplicar lo mismo para comprar el arroz, el café, para comprar cuantas cosas se nos ocurran que al principio parece que son un gasto mayor, pero que si hiciera un análisis de mis gastos mensuales y anuales y me diera cuenta «es que yo todos los meses compro esto y esto», ¿cómo podría ahorrar comprando simplemente en mayor cantidad? (en cremas dentales, en alimentación y en muchas otras cosas).

6. Se Ahorra Muchísimo Dinero Comiendo En Casa

A veces hasta el 50-80% del ahorro se obtiene prácticamente con el mismo plato que el que podríamos comer en un restaurante afuera.

La verdad es que muchas personas simplemente no piensan que puede salir tan costoso comer afuera.

Realmente es muy costoso, ten en cuenta que cuando pagas un plato en un restaurante no estás pagando sólo la comida, sino que estás pagando todos los empleados que hay allí, el alquiler del local o la propiedad, si el restaurante tiene propiedad raíz, y cuántas otras cosas más.

Fuera de la ganancia para los dueños o los socios accionistas del negocio.

Mientras que cuando hacemos la comida en casa, estamos pagando por los ingredientes, el tiempo y el trabajo es de nosotros.

Ahora, si tu tiempo vale muchísimo más dinero como para que simplemente comprar en un restaurante te salga más económico, pues perfecto, eso ya es simplemente otro asunto muy diferente.

Pero a veces, si aprendemos unas recetas de cosas que nos gustan, sencillamente podemos ahorrar tanto de dinero y disfrutar de todas maneras de buena comida y de buena calidad.

Además, asegurarnos de que cada uno de los ingredientes y las formas de preparación realmente tenga buenos estándares de higiene y de limpieza, con lo que muchos restaurantes (aún de cierto nivel) no tendríamos esa certeza en lo absoluto.

7. Ahorras Dinero Y Dolores De Cabeza Pagando Las Facturas El Primer Día

Si las facturas de todas maneras hay que pagarlas, ¿por qué hay tantas personas que se habitúan a pagar el último día?

Si yo adquiero el hábito de pagar el primer día disponible, pasan dos cosas:

  1. Te evitas intereses por mora, cargos de reconexión, un impacto negativo a tu historial y puntaje crediticio (que luego te puede servir para otras cosas, en caso de que tengas ese historial bien limpio).
  2. Y adquieres el hábito de presupuestarte, de proyectarte, de saber qué dinero necesitas destinar a ciertas cosas y que sabes que ya no es tuyo en el momento en que lo recibes, sino que automáticamente se va a ir para el dinero del arriendo, para las facturas que tienes que pagar del servicio, para el mercado o para cualquier otra cosa.

Las personas por el contrario, en vez de pensar que ese dinero igual hay que pagarlo, sienten como un rechazo a tener que deshacerse de él.

Una vez dejamos de lado esta mentalidad, podemos pasar al siguiente nivel que es cuando nos presupuestamos y desarrollamos esa habilidad innata como para sencillamente empezar a gestionar lo que son ingresos y gastos de manera efectiva y eficiente.

8. Empieza A Planear Tu Retiro

Incluso si tienes 20 años, es buena idea y tiene sentido financiero empezar a pensar en tu retiro, en de dónde y cómo vas a obtener ingresos cuando tengas 60, 70 y 80 años.

Muchas personas jóvenes simplemente piensan que ni siquiera vivirán tantos años, o puede que el día de mañana se mueran por alguna extraña razón, y que más bien tienen que pensar en disfrutar hoy.

A pesar de que no estoy en contra de disfrutar hoy, en lo más mínimo, perfectamente pienso que tiene sentido vivir con mindfullness el día a día, enfocarme en el presente y especialmente disfrutar el dinero que uno se gana con esfuerzo…

También sé que tiene sentido no pensar todo el tiempo que me voy a morir, porque el peor castigo para las personas que piensan que se van a morir pronto es que van a vivir mucho tiempo, y cuando no planearon su futuro, cuando no planearon su retiro, ese tiempo los va a tomar por sorpresa y posiblemente los va a sorprender endeudados o sin ingresos, o en situaciones realmente difíciles, con un cuerpo ya desgastado, enfermedades y sin el mismo nivel de dinamismo y actividad para hacer cualquier cantidad de cosas a nivel financiero (de trabajo, de decisiones).

Tampoco estamos dispuestos a tomar ciertos riesgos porque sabemos que perder nuestro dinero sencillamente significa verdaderos problemas.

Así que si empiezo a pensar en eso desde ahora, estratégicamente, probablemente no tenga la solución desde ya (si la tengo, genial), pero quizás a mis 30 años ya lo tenga más claro, y a mis 40 lo tenga resuelto.

El caso es siempre tenerlo presente.

9. Alimenta Desde Ya Tu Fondo De Emergencias

Parte de tus ingresos siempre deberían ir hacia un fondo de emergencias que, según expertos, es recomendable que pueda cubrir al menos unos 6 meses de gastos en todo lo que tiene que ver con tu estilo de vida actual.

Muchas personas se ven en problemas financieros simplemente porque planean que sus finanzas sean perfectas en todo momento, nunca incluyen en sus cuentas una holgura, un imprevisto, un monto destinado a qué pasa si algo sale mal, qué pasa si el día de mañana te empieza a doler una muela y resulta que tienen que hacerte una cirugía dental.

Nadie está preparado para eso porque si el día de hoy no te duelen las mueles, y hace mucho tiempo no te duelen las muelas, pues no vas a estar pensando en tus muelas.

Pero si llega a ocurrir y tienes que sacar el dinero, ¿qué va a pasar?, ¿qué va a pasar si ese dinero son $300 dólares o $500 dólares?

¿Qué va a pasar si en algún momento ocurre algún desastre natural (por ejemplo) y tienes que sacar dinero para reparar tu casa? O cualquier otra cosa.

La verdad es que este fondo de emergencias debería estar allí para ayudarte en esos momentos de dificultad.

Si eres inteligente financieramente, lo puedes tener en un fondo de inversión que te genere rentabilidad y vaya creciendo.

Incluso puedes, en algún momento, retirar esos intereses y dejarlos en tu bolsillo si así lo deseas, para que sepas con qué cantidad cuentas y que tienes ese colchón financiero allí, que te puede ayudar en momentos verdaderamente difíciles.

10. Tu Pareja Puede Ser De Gran Ayuda Financiera, O Puede Llevarte A La Ruina.

A pesar de que puedes tener gustos diferentes a tu pareja (ambos pueden querer cosas distintas, trabajar en cosas distintas, ganar cantidades de dinero diferentes) la verdad es que puedes, realmente, conectar con esa persona y entenderte a nivel financiero sabiendo de que tienen los mismos objetivos.

Que están conectados en cuanto a cómo gestionar sus finanzas, cuáles son los presupuestos, qué cosas tiene sentido comprar, qué cosas no y también proyectarse hacia cuáles son los objetivos y las metas que se tienen más adelante y cómo conseguirlas juntos.

La verdad es que entre dos es mucho más fácil proyectar, planear e incluso gastar menos (como si fueran uno solo, realmente); pero todo depende de que esa persona esté conectada contigo a nivel emocional y a nivel financiero.

¡Bonus! 11. Deberías Tener El Objetivo De Estar Educándote Constantemente

Aprendiendo sobre el dinero, teniendo tus metas y objetivos perfectamente claros.

Si yo te pregunto a ti, en este momento, ¿cuál es tu meta para este mes?, ¿Cuál es tu meta para este año?, ¿Cuál es tu meta para los próximos 5 años?, ¿Me tendrías cifras exactas o resultados específicos que quieras lograr?, ¿Tendrías idea de cómo lograrlos?, ¿Al menos tendrías un plan o un camino relativamente claro sobre cómo lo recorrerías?

La verdad es que la gran mayoría de las personas no lo tendrían claro y este es, quizás, el principal problema de todos.

Si yo te digo que puedes enfocarte en definir tus objetivos financieros y tus objetivos de educación financiera, incluso si no tienes en cuenta ninguno de estos puntos que hemos mencionado, lo más seguro es que en algún momento (y a través de la educación y la experiencia) adquieras todos estos conocimientos y mucho más, solo por tener tus metas y objetivos claros desde ya.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera