Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

10 Cosas Que La Mayoría De La Gente Ignora Sobre Una Tarjeta De Crédito

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

Las tarjetas de crédito son ampliamente usadas por millones de personas alrededor del mundo.

Sin embargo, es sorprendente que la gran mayoría de las personas que incluso tienen una tarjeta de crédito ignora muchas cosas al respecto.

Aquí quiero compartirte 10 de esas cosas, y cómo podemos educarnos un poco mejor para entender este recurso financiero y usarlo correctamente.

#1 No Necesariamente Debes Pagar Intereses Por Su Uso

La primera cosa que la gran mayoría de las personas, lo creas o no, ignoran sobre una tarjeta de crédito, es que la gente cree que siempre se van a pagar intereses, sí o sí, sin importar qué tipo de compra se haga o a qué plazo: simplemente relacionan con que «Tarjeta de crédito = Pagar intereses«.

Cuando hablas de los beneficios de una tarjeta, cuando se habla de los puntos que se pueden cambiar (por millas, por vuelos, por esto o por lo otro), cuando se habla de los seguros, de las asistencias, de la protección de compra, de la garantía extendida y de tantas cosas más, la gente siempre dice «¿y los intereses qué? ¿Por qué no hablas de los intereses?«.

La realidad es que sin importar la tarjeta de crédito (si hablas de tarjetas de crédito que tengan, por ejemplo, franquicia Visa, MasterCard, American Express o Diners Club), si se hace la compra a una sola cuota y se paga, en el peor de los casos, después de que llegue la fecha de facturación, con el plazo que tenemos para hacer pago sin recargos, no se cancelan intereses en lo más mínimo.

Eso no importa si es en Colombia, si es en Perú, si es en México, si es en Estados Unidos: en todas partes funciona exactamente igual.

#2 Las Tarjetas De Crédito No Manejan «Impuestos»

Bueno, digamos que diferentes países tienen diferentes regulaciones, y es probable que en algún tiempo cambie la situación (por ejemplo en Bolivia, Chile o Colombia), que haya de pronto algún impuesto nuevo que el gobierno le dio por adjudicar al uso de las tarjetas, no sé.

Por ejemplo, en este momento en Colombia, si tú haces un abono a una tarjeta de crédito, y la tarjeta de crédito no tiene deudas (es decir, te queda un saldo a favor), pagas un impuesto del 0.4 % (o, en otras palabras, el 4×1000).

Esto puede que cambie más adelante y puede que en más países sea así, es un impuesto.

Lo que pasa es que la gran mayoría de las personas confunde impuestos con intereses.

Los intereses no tienen nada que ver con los impuestos, los impuestos son cobro regulatorios del gobierno que tenemos que pagar simplemente por ser ciudadanos de un país.

Los intereses es la ganancia que el banco percibe simplemente por su negocio de prestar dinero, eso es todo.

Incluso, las tarjetas de crédito y los impuestos no van mucho de la mano, porque cuando por lo general el gobierno dispone de medios de pago para impuestos, las tarjetas de crédito no están entre ellos (usualmente, si lo están se tienen que pagar intereses).

Entonces, es importante entender la diferencia y la distinción entre ambas cosas.

#3 No Todas Las Tarjetas De Crédito Cobran Cuota De Manejo

Es decir, ese costo de manutención, de renovación, que tenemos que pagar frecuentemente.

La verdad es que no todas las tarjetas de crédito la cobran.

Tengo entendido, por ejemplo, que en países como México es posible obtener un descuento y obtener una exoneración total, si la tarjeta de crédito que se tiene está en el mismo banco donde se recibe el pago por nómina (el salario), o si la empresa donde uno trabaja tiene convenio con esa entidad.

También es posible, muchas veces, llamar al banco y solicitar la cancelación de la tarjeta; ellos, con tal de no perder el cliente y la oportunidad futura de negocios, te ofrecen una oferta de retención que implica muchas veces no tener una cuota de manejo o una anualidad durante cierto tiempo.

En Colombia, por ejemplo, bancos como Davivienda ofrecen exoneración de cuota de manejo si utilizas la tarjeta mensualmente; Colpatria si consigues una meta de facturación de unos $200.000 pesos colombianos o si haces tres compras en el mes.

Hay diferentes condiciones y hay diferentes bancos, lo que pasa es que la gran mayoría de las personas, por lo general, han probado 2-3 bancos como máximo y creen que todos los bancos del mundo son así, que todos los bancos de su país son así.

Hay países en los que hay 20-30 bancos y cada uno tiene incluso muchos tipos de tarjetas, cada uno con diferentes franquicias, cada uno con diferentes categorías y cada una con diferentes condiciones. Así que el costo de anualidad y el costo de la cuota de manejo dependen, hay muchos que simplemente no tienen este costo.

#4 Los Beneficios Que Dan Las Tarjetas No Significan Pérdida Para Los Bancos, Todo Lo Contrario

La cuarta cosa que las personas ignoran sobre las tarjetas de crédito, es que ellos dicen «pero es que ¿acaso los bancos son tan tontos como para simplemente dar beneficios a cambio de nada?«.

Eso que uno obtiene de la tarjeta de crédito (de los seguros, de las asistencias, de los beneficios, de los puntos, del cashback) uno ya lo está pagando; pero las personas creen que uno lo está pagando en intereses, lo está pagando en anualidades o, peor, los que creen que lo están pagando en seguros (ya vamos hablar de los seguros).

La realidad en este punto es que es que la gente ignora «el elefante en el cuarto».

¿Por qué? Porque estamos hablando de que la principal fuente de ingresos para un banco y para las franquicias (Visa, Master Card y las demás), es cuando tú realizas una transacción.

En otras palabras, si tú vas al supermercado y realizas la compra del mes de comida para ti y supongamos que compras $100 o $200 dólares (cualquier cantidad), una porción de ese costo que tú estás pagando (una proporción del 1%-5% según diferentes condiciones) simplemente se va directamente para la entidad procesadora de pagos.

En Colombia, por ejemplo, hay dos entidades más reconocidas y usadas, que se encargan de procesar este tipo de pagos: Credibanco y Redeban (la marca de los datáfonos).

Ellos lo que hacen es distribuir el dinero entre las franquicias (Visa, Master Card…) y el banco que está procesando la transacción (quien sabe si también entre el banco emisor de la tarjeta y el banco que recibe el pago de parte del comercio).

El caso es que luego de que el banco recibe su comisión por haber realizado esa transacción, de ahí el banco tiene que cubrir ciertas cantidades, ciertos montos, para que la tarjeta pueda brindar beneficios.

Por ejemplo, hay una tarjeta aquí en Colombia que es de la selección de fútbol Colombiana, entonces cuando tú sacas esa tarjeta te regalan la camiseta oficial; ese costo, obviamente, va a cubrirse con las transacciones que realices.

Ellos te ponen un monto de transacciones mínimas (un objetivo, una meta) y cuando compras, cada porcentaje de comisión que se lleva el banco es una ganancia para ellos.

Quiere decir que incluso podrías hacer todas las compras a una cuota, no pagar nunca interés, no pagar nunca cuota de manejo y aun así serías un excelente cliente para el banco, generándole ganancias todo el tiempo.

¿De dónde salen las ganancias? Obviamente del monto que pagas, en últimas, de ti mismo; pero ten en cuenta que si un comercio no sube el precio un poquito para poder absorber ese costo de transacción con tarjeta y pagas en efectivo, simplemente estás pagando ese costo de todas maneras (digamos, a excepción de los lugares en los que cobran de más por tarjeta, en cuyo caso no tiene sentido pagar con tarjeta) y no estás obteniendo nada a cambio.

Con todos los demás escenarios (que es prácticamente como funciona todo el resto del mundo), simplemente estás obteniendo los beneficios por pagar con la tarjeta, usándola como un medio de pago.

#5 Hay Opciones Con Respecto A Los Seguros

Ahora, hablando de los seguros, muchas personas dicen que los costos de seguro son inaceptables; es más, piensan que los costos de seguro son dinero que el banco se lleva (o algunos dicen «uno le está pagando al banco los seguros y ellos se están enriqueciendo con eso«).

Muchas veces puede que sí haya algunos bancos que también sean dueños de aseguradoras y el dinero llegue a la misma casa (por decirlo de alguna manera); pero muchas veces simplemente no, los seguros son para otras entidades.

Hay países, como Colombia, donde estos seguros no son obligatorios y por ley uno como usuario tiene la potestad de decidir que los quiten, apenas con una llamada es suficiente.

Lo que pasa es que mucha gente no tiene la fuerza de voluntad para hacer esa llamada, les da pereza tener que preguntar cuál es el número, dónde llama, cómo cancela, estar unos 20 minutos o media hora y simplemente dicen «estos seguros son inaceptables y no quiero pagarlos» y ya.

Esto por un lado y por el otro el hecho de que, de todas maneras, hay algunos seguros que sí tienen sentido.

Por lo menos hay un país (creo que es Perú) que tiene el costo de «Desgravamen», que si no me equivoco es el costo de una especie de seguro de vida (de que en caso de que yo fallezca quién se encarga de la deuda, en este caso la aseguradora); en muchos otros países simplemente no hay estos seguro.

Por ejemplo, yo tengo una tarjeta de Bancolombia que no cobra ningún seguro de este tipo, ellos asumen el riesgo de alguna forma, probablemente a través de ese dinero que reciben tienen de todas maneras alguna especie de aseguramiento para este tipo de casos.

Sea como sea, en ocasiones tiene sentido, si hablamos de un costo muy bajito, el simplemente tener esa opción cubierta.

Mejor aún, tener un caso que nos cubra por incapacidad temporal, o que nos cubra en caso de desempleo.

Yo, por ejemplo, soy independiente y hace un tiempo tenía una deuda que estaba pagando mensualmente y tenía allí un seguro (bueno, ese seguro cualquiera diría que simplemente era inaceptable y en fin); resulta que a mí me operaron del túnel carpiano en una de mis manos, y estuve 30 días incapacitado, prácticamente sin poder trabajar.

Simplemente con enviar los documentos de la cirugía al seguro, ellos me pagaron una cuota completa porque asumían que yo estaba desempleado en el momento (bueno, obviamente ellos no sabían que yo trabajo por internet y que mis negocios siguen funcionando automáticamente); pero ese seguro, a pesar de ese costo, me permitió pagar y obtener mucho más de lo que yo di por él mensualmente.

#6 Pensar Que Si Usan Una Tarjeta De Crédito, Se Están Endeudando

Recuerda que siempre en este caso hay una dualidad de uso: las tarjetas de crédito pueden ser un medio de financiación o pueden ser un medio de pago (pueden ser una tarjeta transaccional).

De hecho, según estadísticos en Estados Unidos, una de cada tres personas utiliza su tarjeta como medio de pago saldando el total cada mes (o cada cierto tiempo) sin pagar nada de intereses; otro tercio (una de cada tres personas) lo que hace es endeudarse y pagar mensualmente intereses; y una de cada tres personas (la última porción) simplemente nunca utiliza su tarjeta.

En otras palabras, el 66% de la gente nunca paga intereses, con lo cual es obvio saber que no es imposible evitar la deuda (o las deudas, o el endeudamiento) con solo usar una tarjeta de crédito.

Como dijo una de las personas que comentó alguno de mis videos anteriores: «las tarjetas de crédito no endeudan, el que se endeuda es uno«.

#7 Pensar Que Con Una Tarjeta De Crédito Es Más Fácil Hacer Fraude

Esto depende. Ya en este momento están surgiendo muchas soluciones a nivel de seguridad para mejorar este problema.

Ahora, digamos que la principal de ella (por más que se inventen la tecnología con chip, las tarjetas que están saliendo con lector de huella, el pago sin contacto, o esto o lo otro), el principal mecanismo de protección, es simplemente tener la tarjeta bloqueada cuando no se está usando.

Ya muchos bancos permiten «prender y apagar» la tarjeta, simplemente si la apago no sirve para nada en internet, no sirve para nada en un comercio físico; te pueden robar la billetera, tomar todas tus tarjetas, intentar con cada una y todas van a fallar.

Esto es, quizás, lo principal; pero lo más importante es que cuando hay realmente hay un fraude, primero que todo hay leyes a tu favor.

Sí, muchas veces los procesos para reclamar a través de estas leyes son tediosos y toman tiempo y demás, pero tú no tienes que ser responsable de este tipo de cargos.

De hecho, en las franquicias Visa y MasterCard tú puedes hacer uso de las líneas telefónicas que ellos tienen para la asesoría legal en caso de un fraude, ellos están en la obligación de ayudarte en ese tipo de casos.

Lo más importante de todo: es el dinero del banco el que está en riesgo, no tu dinero.

Ellos son los que están poniendo el dinero, o dándole el dinero, a las personas que están haciendo el fraude.

Entonces, es más fácil que se haga una intervención en la que el banco no quede como responsable de esa transacción y pasarte la responsabilidad tiene que ser un proceso verdaderamente bien justificado, en el que ellos demuestren que realmente tú hiciste la transacción y que tú eres el responsable de ella.

Mientras que cuando haces una transferencia bancaria (por ejemplo, si le transfieres a alguien que finalmente te estafó y se fue con el dinero), ¿a dónde vas a reclamar?, ¿a quién vas a decirle?; si lo haces en efectivo, ¿cómo puede otra persona verificar que lo que estás diciendo es cierto?

Con una tarjeta de débito (probablemente con franquicias Visa, Master Card, American Express, Dyners) puedes tener este mismo tipo de cobertura, pero de todas maneras es tu dinero el que está en riesgo.

Si el proceso toma un tiempo y queda algo de deuda en la tarjeta de crédito, se puede negociar; pero si tu dinero es el que se va, simplemente ya no dispones de ese dinero hasta que se resuelva el asunto.

Así que es mucho más fácil trabajar en la resolución de este tipo de problemas con tarjetas de crédito, independientemente de cuáles hayan sido las experiencias anecdóticas de unos cuantos por allí que comentan que pasó esto o lo otro, en promedio se sabe que la tarjeta de crédito es un mecanismo mucho más seguro, sobre todo si se sabe utilizar y si se tienen los mecanismos básicos (como los del bloqueo) en su lugar al momento de querer garantiza que este tipo de cosas no ocurra.

#8 Los Beneficios De Una Tarjeta De Crédito Son Para Quienes Gastan Mucho Dinero

Bueno, realmente hay ciertos beneficios que sí aplican para este tipo de usuarios de las tarjetas, como son los puntos o las millas que podemos redimir según la cantidad de transacciones o el monto de las mismas.

Por ejemplo, si por cada dólar me dan un punto, y el punto equivale a $50 centavos (o cualquier cantidad de dinero), obviamente si gasto $100 mil dólares, es mejor a si gasto $10 mil porque acumulo más millas y puedo redimir en vuelos de mejor clase o más vuelos, y listo.

Pero hay otros beneficios diferentes a la acumulación de puntos o a la acumulación de millas, como por ejemplo el seguro de protección de compras que ofrecen las tarjetas MasterCard (que protege la compra durante cierta cantidad de tiempo, según la clase de la tarjeta, unos 45, 69, 90 días) en caso de pérdida, daño o robo accidental (en cualquiera de los casos) te cubren, según la tarjeta, hasta cierto monto ($200, $500, $1.000, $5.000 dólares).

O te dan otra garantía extendida (por ejemplo, de que si compras un computador y viene con garantía de un año, automáticamente quedas con garantía de dos años), o te dan seguros para viajes nacionales, viajes internacionales, asistencias, seguros en casos de emergencia de plomería en la casa, rotura de vidrios, cantidad de cosas que solo teniendo la tarjeta obtienes acceso a esos beneficios, sin ni siquiera usarla, con solo tenerla.

Hay que saber cuáles son esos beneficios, investigar al respecto, conocer la línea de atención en donde puedes solicitar esas asistencias (esos seguros): pedir (por ejemplo) un certificado firmado antes de salir de viaje, en donde tengas allí el seguro médico vigente en caso de que lo necesites por alguna razón.

En general, saber qué es lo que tienes realmente cuando tienes una tarjeta de crédito, usarla y aprovecharla a tu favor porque puede brindarte ciertos beneficios.

#9 Todos Los Cobros Deben Tener Justificación Real

Muchas veces aceptan tarjetas de crédito sin leer las condiciones y sin leer el contrato.

La mayoría de las veces vemos seguros que colocaron allí y que simplemente se firmaron (en una de las 40 hojas que tienen que firmar para el contrato de una tarjeta de crédito); alguno de esos seguros eran simplemente opcional, pero se firmó y los asesores de los bancos a veces no te dicen cuáles cosas son opcionales, cuáles puedes tomar y cuáles no, depende de cada uno decidir ese tipo de cosas y tomarse el tiempo para leer (por más que el asesor esté de afán, o simplemente que espere todo lo que tiene que esperar o que entregue los papeles, y te los llevas a la casa, y vuelves al día siguiente, como sea).

También es importante entender la fecha de corte, de facturación, fecha máxima de plazo, cuáles son los costos que algunos bancos cobran (es un poco ridículo, pero lo hacen) por consulta de saldo en un cajero automático, a veces por pagar un día tarde te pueden cobrar $20-$30 dólares de más.

A veces simplemente por hacer una transacción que está por fuera del cupo límite de tu tarjeta te pueden cobrar por fondos insuficientes. Te pueden cobrar por muchas cosas, entonces es importante descargar el tarifario de tu banco, entender cada uno de los costos que manejan (cuántos son, en qué caso aplican), llamar al banco y preguntar por algo que no entiendas, y luego no decir que es que te están cobrando algo sin justificación.

Si después de todo eso, realmente aparece un cobro sin justificación, entonces estás en tu derecho de reclamar.

En mi caso me ha pasado, con algún banco en algún momento, que aparece un cobro de intereses por una compra de una cuota y no tuvo que aparecer (porque siempre manejo mis pagos a una cuota), hice el reclamo, quitaron esos intereses y listo.

#10 Todas Las Tarjetas De Crédito Son Distintas

Como te decía, hay cantidades de bancos, con cantidades de franquicias, con cantidades de categorías en cada una, con cantidades de marcas compartidas o marcas propias y diferentes montos, límites, cupos, accesos, beneficios y cantidades de cosas.

A veces me pregunta que cuál es la mejor tarjeta de crédito, eso es como decir que cuál es la mejor casa para vivir; o qué tarjeta de crédito debería pedir, es como decir qué carro me sirve a mí, cuál es el automóvil ideal para mí.

Cada persona tiene unas necesidades, usos, requerimientos y beneficios que pueden ajustarse mejor a su estilo de vida, a sus ingresos, a sus gastos y, en general, a sí mismo.

Entonces, es cuestión de entender realmente si, por ejemplo, una persona nunca viaja y dice «voy a conseguir esta tarjeta porque me da muchas millas para canjear por vuelos«, pues no tiene mucho sentido, a menos que esa persona esté dispuesta a hacer el cambio a un estilo de vida en el que el viaje sea realmente parte de sus planes anuales.

Entonces, hay que entender que muchas veces sí puedo pensar que los beneficios de una tarjeta que me da vuelos son irrelevantes o no me sirven, pero hay muchas otras tarjetas que dan muchas otras cosas.

Es cuestión de entender cuál es el portafolio y la diversidad del mismo; y simplemente entender cuál podría ser mejor para mí.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar