Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

5 Cosas Que Debes Hacer Con Tu Dinero CUANTO ANTES

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Es increíble cómo han cambiado las cosas en tan poco tiempo.

Parece mentira que hace apenas unos meses la vida era tan normal.

Sin embargo, en vez de lamentarnos por lo que pueda pasar con la situación y cómo puedan evolucionar las cosas, más bien deberíamos tomar medidas a tiempo y encargarnos de verdaderamente controlar nuestra vida financiera.

Por eso quiero compartirte algunas recomendaciones fundamentales a tener en cuenta con tu dinero desde ahora mismo.

#1 Realiza Un Seguimiento Detallado De Todos Tus Gastos

Esto en caso de que no lo hayas hecho hasta ahora.

Ojo, lo importante de esto (ya que muchas personas pasan por alto lo vital de hacer este ejercicio) es que cada uno de los ingresos y cada uno de los gastos, sin importar qué tan pequeños e irrelevantes parezcan, deben ser anotados (ya sea en una hoja de papel, en una libreta, en cuaderno, en una aplicación para celular, en una hoja de Excel incluso o en el computador).

El caso es tener anotado todos los movimientos detallados, por categoría, de manera que sepamos cuánto estamos gastando en lo que son cosas necesarias, cosas innecesarias, gastos básicos, cuánto nos está costando la casa, los servicios públicos y todo lo demás.

¿Por qué te menciono la importancia de tener en cuenta las categorías?

Porque muchas personas van y hacen un mercado, incluyen golosinas en ese mercado y luego anotan el total de mercado como si hubiera sido solamente mercado.

Allí es donde caemos en la trampa de los gastos hormiga.

Si los presupuestamos teniendo consciencia de cuánto exactamente van a ser en el mes, no hay ningún problema; pero cuando no, se nos puede realmente salir de las manos, y quizás en este momento es el peor momento que ha habido para efectivamente dejarnos llevar por ese tipo de gastos (incluso por internet, o compras a domicilio).

#2 Haz Tu Presupuesto

Muchas más personas de las que deberían no están haciendo un presupuesto.

Un presupuesto es algo tan simple como pensar y anotar cuánto tienes de dinero disponible en este mes (o cuánto sabes que vas a recibir) y cuánto vas a gastar (en qué cosas, en qué categorías, en qué momentos).

La verdad es que esto puede parecer simple, irrelevante, incluso que no tiene mucho poder o mucha efectividad y que es suficiente con que mentalmente más o menos sabes cuánto es de ingreso y cuánto es de gasto y ya.

Pero una vez se hace un presupuesto escrito, bien hecho conscientemente, es increíble los resultados tan disonantes que se puede obtener respecto a lo que uno cree y a lo que realmente gasta.

Entonces, en un presupuesto vamos a escribir todo tipo de cosas, desde los costos básicos, necesarios y vitales, que no podemos quitar y modificar, hasta las cosas en las que de pronto estamos dispuestos a gastar dinero en ellas, por este tiempo, teniendo un control razonable, y también dejar algo como por si acaso vamos a necesitar gastar o no en eso.

Junto con aquellas cosas que de pronto queramos en términos de diversión (yo sé que, por ejemplo, por estos días nadie está yendo a cines, por decir algo; pero probablemente alquilan películas por internet, o ven Netflix y pagan la suscripción mensual o cualquier otra cosa).

Todo debe ir anotado, y al final del mes vas a analizar cómo estuvo tu presupuesto y cómo estuvieron tus gastos reales.

Allí es donde probablemente más de uno se va a dar una sorpresa.

Cuando empiezas a controlar tus presupuestos, a entender verdaderamente cómo funcionan y a darte cuenta dónde están los problemas, allí es donde empiezas a mejorar tu administración del dinero.

#3 Ahorra (Con Prioridad El Fondo De Emergencia)

 Yo sé lo que muchos me van a decir: “¿Ahorrar?, ¿En este momento? Es imposible”.

De hecho, muchas personas lastimosamente se han quedado sin empleo y tienen que recurrir a sus ahorros para poder cubrir sus gastos.

Ok, yo entiendo que es muy difícil y quizás ahora es el momento más difícil de todos para empezar ahorrar.

Es que cualquier persona puede ahorrar cuando los ingresos son altos, cuando te sobra dinero cada mes, cuando puedes tener costos fijos mensuales y cuando tienes un aumento (o recibes la prima, o cualquier otra cosa: una bonificación o un ingreso extra).

No cualquiera puede ahorrar en medio de la crisis, no cualquiera puede ahorrar en las dificultades, cuando se necesita dinero para lo básico y cuando los ingresos se ven afectados o reducidos.

Allí, los que ahorran son los que tienen los hábitos mejor establecidos.

Es que la gran mayoría de la gente que dice «yo no puedo ahorrar porque no me alcanza el dinero» está mintiendo, se está mintiendo a sí mismo, está dando una excusa y una justificación de algo que en realidad es un autoengaño.

Todos podemos ahorrar.

Yo, personalmente, soy un firme creyente en que todos podemos ahorrar, así sea una pequeña cantidad de dinero todos los meses, todas las quincenas o todas las semanas.

Lo que pasa es que no todos tenemos el hábito y no a todos nos educaron desde niños (en las escuelas, en los colegios, nuestros padres y familiares) a hacerlo, no es un hábito.

En este momento, el que empiece el hábito de ahorrar en medio de la crisis, créeme que va a salir de esta crisis mucho más fortalecido financieramente, y sobre todo a nivel mental y del manejo de las emociones y la administración financiera desde la misma mente, y cómo yo tomo esas decisiones para efectivamente acercarme a los objetivos que verdaderamente quiero lograr.

#4 Aprovechar Los Incentivos Financieros Que Están Dando Algunos Bancos

Probablemente no en todos los países sea lo mismo, pero por lo menos en Colombia muchos bancos ya están empezando a dar soluciones para alivianar un poco el tema de las cargas financieras que todos tenemos.

Esto se traduce en que van a hacer, por ejemplo, congelamiento de cuotas en créditos hipotecarios durante seis meses.

Algunos van a detener ese cobro de cuotas, en capital e intereses, durante 3-4 cuotas para préstamos de libre inversión (incluso algunos pocos bancos, no todos, lo van a hacer también para tarjetas de crédito).

¿Qué significa? Que yo, durante un periodo de tiempo determinado (digamos 3 meses o 4 meses) no voy a tener que pagar mis cuotas.

Para muchas personas, esto lo que significa es «genial, sigo ganando dinero, me lo voy a gastar como quiera; no tengo que preocuparme por el banco y ya luego empiezo a pagar otra vez«.

Ojo, hay algunos bancos que van a optar por simplemente desplazar el cobro de la siguiente cuota dentro de 4 meses, y a partir de ahí hacer como si no hubiera pasado nada, eso está bien.

Otros van a dar ese plazo sin tener que pagar, pero al final te van a cobrar todas las cuotas juntas. Entonces, debes informarte bien cómo funciona con tu banco, para que no te vayas a llevar una sorpresa.

Si funciona de la manera en que sencillamente te congelen esas cuotas y tú simplemente puedes esperar todo ese tiempo y después seguir pagando (como si hubieras estirado un fin de semana y lo hubieras convertido en 3 meses o cuatro), pues lo que se recomienda hacer en esos casos es que, si de todas maneras tienes la posibilidad de pagar la cuota, no la pagues, sino que la ahorres.

Entonces, ahorras las 3, las 4 o las 6 cuotas que de todas maneras ibas a pagar y tenías presupuestado para pagarlas, las ahorras en una cuenta de ahorros preferiblemente.

Cuando llegue el momento de empezar a pagar, ese dinero lo abonas directamente al capital de la deuda.

Con que pagues 3 o 4 cuotas acumuladas directamente a capital, te puedes ahorrar 10 o hasta más cuotas (dependiendo del tamaño de tu crédito) y ahorrar cantidades increíbles en intereses.

Esto es, por supuesto, si no necesitas ese dinero para comprar comida y para cubrir tus gastos básicos, en cuyo caso la prioridad número uno sería esa. Y si el congelamiento funcionan a modo de “fin de semana largo”, no acumulando las cuotas.

Ahora, si tu banco por alguna razón no te ofrece ningún incentivo financiero o no lo hace para tarjetas de crédito (como es el caso de Bancolombia, que lo único que hace es re-diferir las cuotas pero mantenerte la misma tasa, lo cual no te ahorra un centavo), pues lo que se recomienda es que, si por alguna razón tienes la posibilidad de abonar a esa deuda, lo hagas lo más pronto posible.

De manera que no postergues el pago de intereses para más adelante, en donde verdaderamente no se sabe cómo van a estar las cosas.

Una vez más, esto depende claramente de cómo está tu situación financiera hoy porque, como te digo, si no tienes ni siquiera el dinero suficiente para poner comida en la mesa, pues los bancos son la menor de las preocupaciones.

Pero si tienes la posibilidad de manejar tus finanzas de forma inteligente, que no te vayas a ganar un reporte negativo de parte del banco, en centrales de riesgo y se dañe tu historial crediticio solo por no hacer las cosas de forma óptima.

Entonces, aquí es donde, si tú logras saldar tus deudas (o al menos adelantar una buena porción, ya sea con o sin el congelamiento y la estrategia que ya mencioné), verdaderamente te puedes ayudar a ti mismo para cuando ya vaya pasando el tiempo y vayas mirando qué va a tocar hacer. 

Para muchas personas, en estos momentos hay mucha incertidumbre de no tener un empleo o de estar trabajando desde la casa y no saber si ese trabajo vaya a durar mucho tiempo.

Entonces, no te confíes si en este momento las cosas están bien, sino que trata de resolver cuanto antes la mayor cantidad dificultades posibles que haya en el futuro (según te sea posible de acuerdo a tus capacidades financieras actuales).

#5 Realiza Una Expansión Financieramente

¿A qué me refiero? A varias cosas, según tu situación actual.

Por un lado, si te quedaste sin empleo, sin ingresos de ninguna fuente, y no tienes ya ningún ahorro, es crucial que en este momento busques una forma de ganar dinero desde tu casa.

La gracia es que te expandas.

En otras palabras, que adquieras una nueva habilidad, que salgas de tu zona de confort, que dejes de pensar en que «trabajo es en esto y lo otro yo no lo hago, yo no estoy dispuesto a trabajar en eso, yo no estoy dispuesto a ganar dinero así”.

Que seas un poco humilde y pienses en que, incluso por temporada o solo por un tiempo limitado, tú vas a dedicarte a algo que te va a ayudar financieramente, así no sea algo que te guste o algo que pienses hacer durante toda la vida (ni siquiera durante un año o dos).

Sea como sea, que encuentres la forma de resolver rápidamente de dónde obtener más ingresos, porque esa es quizás una de las mejores habilidades que puedes adquirir.

¿Qué mejor que tener una gran presión, como la que tenemos muchas personas en este momento, para realmente tomar decisiones rápidas?

Ahora, si ya tienes ingresos estables y de todas maneras no se van a ver afectados por todo lo que está ocurriendo a nivel mundial, aquí muchas personas pensarían sencillamente en no buscar una fuente de ingresos adicional, y es donde yo más recomiendo que verdaderamente lo hagas.

Fuentes preferiblemente de ingresos pasivos, pero sino de ingreso activo: cualquier cosa que pueda ayudarte a añadir algo más a tu flujo de caja mensual.

Muchas veces nos acostumbramos a hacer las mismas cosas día tras día y se pasan los años sin que hayamos explorado nuevas opciones.

Resulta que cuando exploramos, a veces incluso nuevas opciones, nos damos cuenta que hay formas más fáciles, más rápidas o de mayores ganancias; o sencillamente alternativas, incluso temporales (como te decía), de generar mayores ingresos.

Por supuesto, si en este punto tienes ya suficientes ingresos, buenos ahorros, pues es momento de empezar a pensar en invertir.

Hoy en día estamos viviendo uno de los mejores momentos para invertir, especialmente porque el mercado de acciones todavía se está recuperando y los precios todavía están mucho más bajos de lo que estuvieron hace algunos meses apenas.

Entonces, estamos viendo la oportunidad de comprar acciones con descuento (prácticamente), obtener los dividendos anuales y esperar que haya una expansión y un crecimiento económico como rebote a toda esta situación (que probablemente va a ocurrir en el mediano o largo plazo).

Dependiendo de tu perfil de inversión, ya tú decidirás en qué instrumentos invertir (si en acciones, o en fondos de inversión, etc.)

En todo caso, es pensar en empezar a mover tu dinero y ponerlo a trabajar para ti, y no que tú sigas trabajando por dinero.

Finalmente, si ya tienes buenos ahorros, buenas inversiones, tus ingresos son estables, pues no me queda más que recomendarte ayudar a otras personas que probablemente en este momento lo necesitan.

La verdad es que lo recomendable es que lo hagas sin esperar nada a cambio, y preferiblemente que incluso lo hagas de la mano con educarlos un poco financieramente respecto a cómo manejar el dinero, qué decisiones financieras son buenas tomar en este momento, cómo prepararse una próxima vez para una situación como esta (si fuera el caso), la importancia de un fondo de emergencias que todos podemos ahorrar poco a poco.

¿Cuánto tiempo pasamos sin que hubiera una crisis como esta?

Si hubiéramos ahorrado tan solo el 10% de nuestro ingreso mensual, probablemente tendríamos varios meses de gastos fijos ahorrados, listos y disponibles por si alguna cosa como esta ocurre.

Sea como sea, ayudar a otras personas verdaderamente puede ser muy recompensante a nivel personal, así no tenga ninguna rentabilidad y muchos lo consideren un gasto.

Probablemente, hay alguien allí que necesita y se beneficiaría mucho de tu ayuda en este punto (especialmente si puedes hacerlo).

Recuerda siempre que prácticamente en toda crisis la mentalidad y la forma en que afrontemos las cosas determina quiénes van a lograr el éxito y quiénes van a fracasar y se van a dejar llevar por toda esta situación.

Personalmente, yo creo que todos tenemos la capacidad de educarnos y verdaderamente salir triunfantes del otro lado de esta crisis.

Sencillamente si aprendemos cómo tomar esas decisiones correctas, cómo dejar de lado un poco el emocionalismo, el pánico, las decisiones apresuradas respecto al dinero y muchas otras cosas que van contribuyendo con nuestra inteligencia financiera.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera