Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

5 Errores Financieros Graves Que Debes Evitar Con Tu Dinero

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Cuando queremos conseguir la libertad financiera, es muy importante aprender a administrar bien nuestro dinero.

Y como eso es algo que no enseñan en las escuelas o universidades, fácilmente caemos en errores financieros sin darnos cuenta que nos alejan de nuestro objetivo de riqueza.

Por eso, quiero enseñarte 5 errores financieros para que puedas detectarlos si aparecen en tu vida y corregirlos rápidamente.

Error #1: No Tener Claro Un Panorama Financiero De Sí Mismos

No entender cosas como:

  • Cuál es su estado actual en su puntaje crediticio
  • Cómo ha sido su historial crediticio
  • Cuál es su capacidad de endeudamiento en este momento
  • Cuál es su promedio (relativamente exacto) de ingresos mensuales de diferentes fuentes (no necesariamente solo el empleo)
  • Cuál es el promedio de gastos y en qué categoría podemos tener esos gastos (en qué se le va más dinero, qué cosas son indispensables, qué cosas no son necesarias)
  • Cuál es el total que pago por impuestos anualmente
  • Cuál es el dinero máximo que necesitaría para cubrir todas mis necesidades, lo estrictamente obligatorio (en otras palabras: mi costo de vida), dejando de lado cualquier lujo, cualquier deseo que no tenga nada que ver con mi supervivencia como tal.

La idea es tener perfectamente clara tu situación actual, desde llevar a cabo un seguimiento estricto de todo el dinero que sale de tu bolsillo (de tu cuenta bancaria, de tus tarjetas de crédito), así como todo lo que entra.

Me refiero a absolutamente todos los movimientos que tengas, incluso si compras un dulce en la calle, o si pagas un recibo, o si le haces una compra a un amigo, cualquier cantidad de cosas.

La verdad que es bueno realizar un seguimiento, llevar una hoja, o una tabla de Excel, tener una aplicación en el celular para anotar esto y que luego puedas revisar informes en donde te des cuenta realmente de cuáles son los promedios mensuales, anuales, y cuál es esa situación o esa circunstancia financiera que estás desempeñando y cómo puedes tomar decisiones con base en esas cifras y a esos datos.

Allí es muy fácil identificar, por ejemplo, en qué se te está yendo el dinero mensualmente y cómo podrías reducir esos costos.

Es fácil identificar, si estás pagando un plan de telecomunicaciones, que ya hoy en día hay uno más económico con mejores prestaciones (como es el caso para la mayoría de las personas)…

O si puedes llamar a solicitar a que tu banco te elimine las cuotas de manejo; y cantidades de cosas más, para ahorrar.

Así como también identificar cuánto estás pagando de impuesto; cuántos son tus ingresos y, si no te alcanza para cubrir tus gastos mínimos, saber que necesitas crear fuentes de ingresos adicionales para que luego esta situación no te tome por sorpresa, y mucho, mucho más.

Error #2: Gastarte Todo Tu Dinero

Muchas personas simplemente piensan que porque «no hay garantías de que esté vivo el día de mañana», «no sabemos cuándo nos vamos a morir y si nos morimos no nos llevamos nada a la tumba», pues tenemos que gastarlo todo hoy y disfrutar el dinero como si no hubiera mañana.

Este tipo de personas son las que, si por alguna razón sus ingresos aumentan, también aumentan sus gastos y también aumenta su estilo de vida.

Son personas que no tienen un plan de inversión a largo plazo (cuando digo «largo plazo» no digo 5 años ni 10 años, realmente me refiero a largo plazo).

También son personas que no ahorran, ni mucho menos invierten y tampoco tienen presupuesto para las decisiones financieras (incluso las más pequeñas), y esto es un grave error.

En este caso, la idea es entender el verdadero valor del dinero, dejar de ver «una dólar de hoy» como «un dólar de hoy»: verlo como los 10 dólares que podrían ser en el futuro, bien manejados, invertidos, multiplicados a través de negocios, a través de inversiones, a través de educación e inteligencia financiera.

El pensar en todo momento que «mañana me puedo morir y tengo que disfrutar el día de hoy» tiene sus ventajas, en el sentido de que puedo vivir con mindfullness, puedo disfrutar el ahora, enfocarme en apreciar, ser agradecido con lo que tengo y vivir la vida realmente.

Pero yo también tengo que balancear eso con el futuro, porque el futuro eventualmente va a llegar.

Piensa lo siguiente:

Imagínate a ti mismo diciendo hace diez años «no, puede que mañana simplemente me muera, entonces voy a disfrutar»…

¿Qué consecuencias tienes que pagar hoy en día por haber pensado así?

Mejor dicho, pregúntate cuál es tu situación financiera actual (hoy en día) y cómo pudo haber sido (así sea un poquito diferente) si hace 10, 9 u 8 años hubieses tomado decisiones un poco distintas.

Si hubieses ahorrado 10-20 dólares mensuales desde hace 10 años, ¿cuánto tendrás hoy?.

Si los hubieses invertido, ¿cuánto se hubieran multiplicado?

La verdad es que muchas veces no piensan en estas cosas y no le dan la prioridad necesaria simplemente porque lo convierten en un manejo del día a día; pero las personas verdaderamente ricas se proyectan al futuro y piensan en el largo plazo.

Error #3: Seguir El Consejo De Personas Sin Éxito Financiero

La verdad es que las personas fracasadas financieramente simplemente te van a aconsejar con base en el miedo o con base a la ignorancia.

Si ellos nunca han intentado crear un negocio nuevo, te van a decir que es riesgoso, que puedes perder el dinero, que puedes decepcionarte a ti mismo, que eso probablemente no funcione tan bien como lo planeas.

O son personas que quizás intentaron algo en algún momento y fracasaron (a eso nos referimos con fracasados) y nunca lo volvieron a intentar.

La verdad es que ser fracasado no es fracasar necesariamente, es dejar de intentar una vez caemos la primera vez.

Entonces, estas personas te van a decir «no, no lo hagas, es muy riesgoso, mira lo que puedes perder», etc.

Obviamente, eres tú quien debe considerar cuáles son los riesgos, quien debe evaluar con tu propio criterio.

Básicamente, estas personas te aconsejan desde su punto de vista, que muchas veces no es un punto de vista de experiencia y conocimiento, sino de temor a perder y de ignorancia.

Por eso, hay que ser consciente de a quién le vamos a seguir ese tipo de consejos.

Esto es independiente de que esa persona quiera lo mejor para ti, de que sean tus padres, o incluso tu pareja.

La verdad a uno le preocupan las personas que realmente son importantes; pero no importa si uno tiene buenos sentimientos por alguien, o incluso si uno es bueno en algo (como, por ejemplo, yo he conocido profesores de matemática que son increíbles con la matemática y están quebrados, son terribles con el dinero), uno puede ser excelente en algo y ser malo con el dinero.

Las finanzas son una cosa totalmente diferente a prácticamente cualquier otra habilidad que uno pueda tener en la vida (incluso la misma de los números y las matemáticas).

Se trata de identificar que, definitivamente, no hay una respuesta única, no hay un plan que yo pueda diseñar para ti y para todos los que están leyendo esto, diciendo «esta es la solución financiera para todo el mundo, para toda la gente de este planeta«.

Cada persona tiene necesidades distintas, cada persona tiene requerimientos distintos, deseos e intereses distintos, y para cada persona va a haber un plan específico (casi que individual e independiente), diferente al de todos los demás.

Así que ¿quién debe diseñar ese plan?, ¿quién debe tomar las decisiones?, ¿quién debe delinear las estrategias? y ¿quién debe saber qué caminos tomar? Tú, en tu caso, no los demás.

Puedes escuchar a otros, tener en cuenta sus ideas, escuchar sus recomendaciones; pero la decisión siempre está en ti.

Y, que sepas que cuando obtengas resultados (buenos o malos) no culpes a los demás por ellos, sino que tengas responsabilidad de aceptarlos y asumirlos tú mismo.

De esta manera, si no te está yendo bien, cambias tus decisiones y cambias tus resultados, y mejoras en la vida.

Error #4: Comprar Con Poco Valor De Reventa

Hablamos, por ejemplo, de un automóvil…

Para una persona a la que desafortunadamente le queda muy por encima de sus capacidades y posibilidades financieras pagar las cuotas, o que de pronto no planea cuánto le van a costar los impuestos, la gasolina, los repuestos, los mantenimientos, cambio de aceite, ambientador y cantidades de cosas más que pueden surgir en temas de un automóvil.

Muy similar al caso de comprar una casa para vivir en ella, que puede ser una inversión, asumiendo de que yo soy un inversionista inmobiliario y vendo para poder ganar, o pongo en alquiler para obtener ese ingreso (aquí hay que asumir que se necesita un capital inicial).

Pero muchas personas simplemente dicen «una casa es una inversión» y listo, pagan una cuota inicial extremadamente grande (a veces se endeudan para pagarla) y luego quedan pagando la hipoteca mes a mes, pagan cantidades increíbles de intereses en el banco y por esa razón no pueden empezar un negocio, no pueden estudiar, no pueden invertir en sí mismos, no pueden viajar y tampoco pueden disfrutar la vida.

Como todo, esto es una decisión que requiere inteligencia financiera y que podemos volverla buena o mala.

Puede ser un activo o un pasivo según la forma en que lo manejemos.

Ahora, cuando hablamos de otras cosas, como por ejemplo joyas o el último Samsung de $1000 dólares (que probablemente el otro año no va a valer más de $600 o $500 si lo quiero revender), o cualquier otro producto inoficioso o un lujo, básicamente es como tomar mi dinero y desvalorizarlo inmediatamente.

No se trata de que yo no pueda disfrutar mi dinero, pero al menos colócale un porcentaje máximo de lo que te vas a gastar en lujos de todas tus ganancias.

Si haces esto, no importa cuánto dinero gastes, siempre y cuando ganes más dinero vas a tener más en ese porcentaje y más capacidad de disfrutar ese dinero.

Pero no te lo gastes todo, porque, desafortunadamente, eventualmente de aquí a 5-10 años te vas a lamentar de haberlo hecho así.

La idea, como siempre, es ponderar el valor de los lujos en el corto plazo y el valor de la inversión en el largo plazo; y realmente saber que $1 dólar gastado hoy son $10 dólares perdidos en el futuro (o más, dependiendo de tu habilidad financiera para multiplicar el dinero).

Si te enfocas en multiplicar el dinero, en aprender a multiplicar el dinero, en adquirir las habilidades necesarias para multiplicar el dinero, seguramente tendrás esa capacidad y vas a ser más cuidadoso con las decisiones que tomas.

Error #5:  Depender De Una O Dos Fuentes De Ingreso Únicamente

Es un error pensar que siempre vas a tener el mismo empleo, o que si te quedas desempleado probablemente llegue otra oportunidad rápida y fácilmente para ti de seguir ganando dinero mes a mes.

O pensar que tu negocio siempre va a seguir siendo rentable, relevante en la industria; que los clientes van a seguir llegando; que las fuentes de publicidad te van a seguir siendo rentables en el momento de adquirir clientes y pagar sus costos; que simplemente el internet no va a llegar a automatizar alguna función que tú estás haciendo, lo que los empleados están haciendo y que eventualmente vas a ser irrelevante en la industria para lo cual te vas a tener que adaptar.

Esto, básicamente, son 2 cosas:

No es pesimismo el pensar que esto se podría ir al piso; sino que es prepararme para que, si esa situación se llega a dar, puedas adaptarte y ser flexible a esos cambios (porque lo único constante en esta vida es el cambio, no hay nada constante).

Entonces, por un lado es prepararme para ello, pero por el otro es pensar en múltiples fuentes de ingreso para que, si bien una de ellas puede fallar temporalmente (o puede caer en una crisis, o puede llegar un momento del año en que simplemente haya una temporada de bajas ventas o lo que sea), otra va a estar bien.

O si hay dos malas, otra tercera va a estar bien, o si hay 3 malas y tengo 7, probablemente las otras 4 van a estar bien.

Siempre la principal clave financiera para el éxito, para la riqueza, son las múltiples fuentes de ingreso, preferiblemente de canales o medios totalmente distintos y que no estén tan relacionados entre sí.

Irse a la quiebra usualmente pasa porque el único negocio o la única fuente de ingresos de una persona se acabaron, se dificultó, o porque se tomaron malas decisiones y básicamente no tenían ningún respaldo adicional.

Obviamente, yo sé que no es fácil tener 7-10 fuentes de ingreso, como es lo recomendable…

Pero pregúntate a ti mismo: durante el año pasado ¿cuántas veces te preguntaste «cómo puedo generar una fuente de ingreso adicional»?

¿Cuántos meses del año trabajaste en generar una fuente de ingreso adicional?, ¿cuántos días del años?

El año tiene 365 días, ¿qué porcentaje desearías asignarle a esa labor, quizás tan importante, como lo que es multiplicar tus ingresos (investigar, estudiar, experimentar, probar cosas nuevas, intentar un negocio distinto, invertir tu dinero, hacer cualquier cantidad de cosas diferentes a las que has estado haciendo) para poder producir esos ingresos adicionales?

La verdad es que la mayoría de las personas simplemente responden «nunca, ni un solo día, ni un solo mes del año» o «muy poquito, en proporción a lo que pude haber hecho».

Si así se te pasa año, tras año, tras año, ¿qué crees que va a ocurrir de aquí a 20-30 años?

¿Qué crees que va a ocurrir de aquí a que tengas 60-70 años y ya estés en tus años dorados y no puedas trabajar más?

Hoy es el día que puedes aprovechar para empezar a pensar en eso, a educarte en esos sentidos y a tomar acción, a fracasar rápidamente sin mayores riesgos, sin perderlo todo y, eventualmente si lo pierdes todo (si ese fuera tu temor) puedes empezar de nuevo y tratar de recuperarte.

La verdad es que la mejor habilidad que uno puede adquirir como persona es convertir nada en mucho dinero, o convertir un poquito de dinero en mucho dinero a través del trabajo, de la inteligencia, de usar el recurso de un tercero (como el crédito de un banco o la inversión de un socio, o quién sabe cuántas cantidades de cosas más).

Pero siempre es importante tener en mente un plan de generación de ingresos extra en todo momento, cada año, así sea que tu objetivo sea generar una fuente más, perfecto.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera