Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

5 Mitos Sobre Las Personas Ricas Y Exitosas

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Si eres como yo, probablemente en tu infancia no conociste a muchas personas ricas y exitosas debido a que naciste en una familia, como muchos dirían, «humilde» o de bajos recursos, o al menos de clase media.

Por esta misma razón, muchas personas (digamos que la gran mayoría) están acostumbradas simplemente a que, debido a que no conocen personas exitosas, no saben cómo son aquellas personas verdaderamente ricas (ten cuidado de la importancia, de cuando hablo de verdaderamente ricos), no saben cómo son, empiezan a creer en diferentes mitos y a tener ideas cerradas respecto a qué piensan, qué hacen, cuáles son sus hábitos, o de qué manera toman decisiones, especialmente financieras. 

Así que quiero contarte sobre 5 mitos de las personas más ricas y exitosas, que realmente son mentiras, y te voy a decir porqué.

Mito #1:

La gran mayoría de las personas creen que los ricos nacieron siendo ricos.

Este no fue el caso, por ejemplo, de Steve Jobs, Jeff Bezos, Bill Gates, que iniciaron prácticamente desde cero, crearon su propio éxito, iniciaron sus compañías en un garaje.

Estamos hablando de personas que de niños no tenían, ni siquiera sus familias enteras tenían, ni una remota parte de la cantidad de dinero que tienen hoy en día.

Como este tipo de casos, hay montones en diferentes cantidades y proporciones.

Muchas personas cuando ven a alguien rico, realmente creen que fue privilegiado, que tuvo una especie de suerte en la vida, que simplemente nació en «cuna de oro».

Aunque algunas personas sí heredaron esa fortuna (y quizás algunos tomaron malas decisiones con ella, otros la hicieron crecer aún más), la verdad es que muchas personas de esas que no salen en las noticias, de esas que no aparecen en las redes sociales, de esas que no se vuelven virales, crearon su fortuna desde cero:

Iniciaron humildemente, quizás siguen siendo humildes hoy (ya que la humildad, la riqueza y la pobreza no son lo mismo) y sencillamente crearon su propio destino. Así que, realmente para ser ricos no se necesita nacer con dinero, ni tener ese tipo de privilegios que la gran mayoría de la gente cree.

Mito #2:

Creer que los ricos nunca han caído en bancarrota.

Cuando relacionan la riqueza, el dinero que tienen, los activos, las propiedades, o cualquier cantidad de cosas, nunca se imaginan que algunos de ellos (o muchos de ellos) han pasado por dificultades en momentos anteriores, incluso después de haber alcanzado la riqueza.

No solamente cuando hablamos de haber empezado desde cero y haber incluso estado en dificultades al inicio de su vida, ¡no!

Hablamos de que algunas personas como Walt Disney, Henry Ford, Milton Hershey, prácticamente tuvieron que declararse en bancarrota en algún momento de su vida, por algunas decisiones que tomaron, simplemente porque el momento no era el correcto en el mercado, y en fin.

De hecho, Donald Trump lo ha hecho más de una vez. Aun así, todos ellos lograron recuperarse después de esto y lograron crear aún más riqueza.

Independientemente de los nombres específicos, independientemente de Donald Trump, independientemente de la manera en que algunos (pongo simplemente ejemplos) han logrado recuperarse de una bancarrota, lo que ellos nos demuestran, lo que muchas personas (que incluso no tienen nombres conocidos para nosotros) nos demuestran es que es posible aún así recuperarnos de estas situaciones difíciles. 

Imagínate, si es posible recuperarse de una bancarrota después de haber sido multimillonario en dólares, ¿qué no es posible para una persona que hoy en día al menos no está en la quiebra, que al menos no tiene a los bancos como enemigo porque tiene destruido su historial crediticio, que puede empezar con menos riesgo que una persona que ya lo perdió todo?

Mito #3

Las personas creen que la gente rica simplemente no tiene un límite de gasto, no tiene un presupuesto y puede gastar cuanto dinero quiera.

Esto es muy común de ver por ahí, en artículos (o vídeos) en donde dicen «¿qué tan rico, realmente, es Jeff Bezos o Bill Gates?», en donde hablan que podían gastar yo no sé cuántos millones de dólares al día, durante cuánto tiempo, en fin.

Piensan que realmente las personas son así, que gastan en lo que sea, que no tienen ningún ejemplo de control. Obviamente, con estos ejemplos en particular, estamos hablando de los más ricos del mundo. 

Hablemos de una persona que tiene mucho dinero, pero que no está entre los más ricos.

La gran mayoría de las personas adineradas, tienen un control, tienen un presupuesto y controlan realmente cuánto dinero se van a gastar.

Es muy diferente a que se gasten 12 mil o 15 mil dólares en un crucero, de 15 días o 20 días (lo cual para otra persona es inaudito) y que eso, sea un gasto grande o no, sea proporcional a su dinero.

Si ellos están ganando 1 millón de dólares mensuales, probablemente no va a ser un gasto exagerado.

Ahí es donde hablamos de gastar proporcionalmente, pero ellos sí controlan su dinero, y lo hacen en proporción; quizás lo hacen en mejores proporciones que muchas de las personas que hoy en día se están ganando uno o dos salarios mínimos, quienes quizás gastan (más en proporción) en diversión y en muchas otras cosas, de lo que lo hacen los ricos.

Ten en cuenta que si yo tengo millones, podría comprar cosas más costosas, podría comprarme un Ferrari de 1, 2, 3 millones de dólares (incluso hay Ferraris de 25 millones de dólares), hay casas súper costosas, hay viajes súper costosos, hay islas privadas, jets privados, etc.

Cada vez que yo subo de nivel, van a ver más «oportunidades» de gastarme más y más dinero. Entonces, a menos de haya un control, va a ser imposible salirme de esa carrera de la rata de: ingreso-gasto, ingreso-gasto.

Mito #4

La gran mayoría de las personas creen que todas las personas ricas tienen casa propia, y que prácticamente son los ricos quienes primero piensan en adquirir vivienda propia.

Realmente viene siendo, más o menos, al contrario.

Cuando uno adquiere vivienda propia hablamos de que tiene que ahorrar dinero para una inversión (una cuota inicial), fuera de los costos y gastos en sí de la negociación, probablemente quedar con una hipoteca o un crédito con el banco a 20, 30, 15 años (dependiendo), y empezar a pagar.

Quizás allí en ese punto, sea un dinero mensual que puede ser muy similar al de un arriendo.

La gran mayoría de las personas dicen «yo prefiero pagar una hipoteca que pagarle un arriendo a otro que nunca voy a volver a ver, mientras que con esto estoy construyendo mi patrimonio”…

Está bien, pero nadie habla de la cuota inicial, por un lado, y todos hablan como si la casa propia fuera una inversión, un activo que se me va a valorizar y que posteriormente voy a poder liquidar y obtener ganancias sobre él.

¿Cómo lo hacen quienes tienen crédito a 30 años?, ¿cuándo lo hacen?, ¿en qué momento realmente capitalizan?

Una cosa es hablar de vivienda propia, otra cosa es hablar de bienes raíces e inversión en bienes raíces.

Si yo invierto en bienes raíces, puedo poner esa cuenta inicial, empezar a pagar una cuota mensual en el banco, y cobrar el alquiler, que quizás pague la cuota automáticamente, y yo tengo ya un activo que se pague solito, un ingreso pasivo, que únicamente requirió que yo pagara ese dinero inicial.

Pero lo más importante de todo es saber que esa cuota inicial no la puse en una casa que no me va a dar dinero en efectivo líquido mes a mes, y que más probablemente me va a generar gastos, reparaciones (se dañó el techo, hay goteras, filtraciones de agua desde el techo, hay cambios de no sé qué, cualquier cantidad de cosas que pueden surgir de repente).

Están los impuestos que no son sorpresivos, sino que son fijos y cada año hay que pagarlos (o cada mes, dependiendo del país) y muchas otras cosas, así que para la mayoría de las cosas la casa es un pasivo.

Muchas personas ricas saben esto y posponen la compra de vivienda propia, ya que saben que están comprometiendo una gran cantidad de su dinero que podrían aprovechar para inyectarle capital a sus negocios, crecer más rápido, multiplicarlo y quizás luego tener el dinero para comprar la casa de contado, sin ningún problema.

En otras palabras, son más que todo los pobres quienes priorizan las compras de viviendas cuanto antes, porque creen que es lo único que les va a quedar al final de la vida y cuando ya estén en una avanzada edad (en donde, si al menos eso tienes, pues van a sentir cierto nivel de seguridad).

Por depositar todo su dinero, sus esperanzas y demás en una casa propia, quizás pierden otras oportunidades, además de falta de educación y demás, que los lleva simplemente a tomar la decisión de que su casa lo es todo.

No significa que una persona con mucho dinero no  compre una casa, claro que la compra, probablemente la compra; pero es entendiendo la diferencia entre una inversión y una compra personal.

Sobre todo las personas que piensan que comprar automóvil es una inversión: Eso es un gasto, es un pasivo, no es un activo.

Incluso si la casa gana valor a través del tiempo, hay que preguntarse cuánto se gastó, no solo en el costo inicial que se tuvo, en las cuotas que se tienen y en el interés que se paga en el banco, sino en todo lo demás: en reparaciones, en los servicios públicos, en los impuestos y en muchas otras cosas.

Y ver, si yo logro vender la casa después, por un precio de venta 20% o 30% superior a lo que la compré, si con esto realmente estoy recuperando la inversión y obteniendo ganancias.

Mito #5:

La gran mayoría de las personas cree que la gente rica y exitosa tuvo un golpe de suerte, o hizo alguna especie de inversión arriesgada y les fue bien (como que están pensándolo en términos de la lotería).

La suerte realmente son esos elementos que la gran mayoría de la gente quisiera tener a su favor cuando hablamos de finanzas, no es una sorpresa que tantas personas jueguen a la lotería, asistan a casinos, y demás esperando que le salga favorecido su boleto.

O las personas que piensan en hacer FOREX, trading de divisas, o piensan en comprar acciones y que de un momento a otro su valor, invirtiendo 1.000 dólares se multiplique por 10 y ganar 9.000 dólares sin hacer nada. En fin, esperando siempre el golpe de suerte.

Así mismo, cuando ven a una persona que ya tiene dinero, dicen «probablemente esa persona tuvo suerte”.

Es más, cuando, por ejemplo, vemos a los creadores del juego Angry Birds, que es un excelente ejemplo, la gente dice «tuvieron suerte porque sacaron el juego en el momento correcto, y no sé, aprovecharon el crecimiento de la plataforma IOS«, en fin.

Pero cuando vamos a analizar, realmente habían hecho más de 50 juegos antes de Angry Birds que no habían sido exitosos, nos damos cuenta que aparentemente no es un éxito tan repentino, como mucha gente lo dice, no salió de la noche a la mañana, no fue un golpe de suerte.

Probablemente intentaron, fracasaron, probablemente algunos de los juegos no fueron fracasos totales y fueron rentables, hasta que dieron con la combinación adecuada.

No significa que con eso ya tienen la clave para ser ricos de ahí en adelante, porque quizás los juegos que salieron después no fueron tan exitosos como Angry Birds; pero bueno, independientemente de esto, la gran mayoría de personas que han creado su riqueza lo han logrado poco a poco, a través de los años, priorizando la inversión, reduciendo sus gastos, dejando de pensar en el éxito de la noche a la mañana, dejando de pensar en las inversiones de alto riesgo.

Cuando hablamos de las personas que lo lograron con suerte, con alto riesgo, no hablamos ni siquiera del 1% o 2% de los que tienen bastante dinero.

Y si alguna vez ellos logran conseguir bastante dinero con este alto riesgo, sencillamente en algún punto, con esa misma mentalidad (como les pasa a las personas que juegan en el casino), se emocionan y terminan perdiéndolo todo, o quizás aún peor, quedando endeudados y teniéndose que declarar en bancarrota. 

Entonces, la verdad es que este es un tipo de mentalidad que muchas personas tristemente hoy en día tienen, y tienen que cambiar si quieren mejorar su situación financiera; o de lo contrario, aceptar que simplemente van a estar todo el tiempo de su vida en esta misma mediocridad y estancados por su propia mentalidad y por sus propios patrones de pensamiento.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera