Descubre Los Secretos Mejor Guardados Sobre La Motivación Personal Constante

Aprender Más »

6 Trucos Para Motivarte A Hacer Realidad Tus Propósitos

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Todos lo sabemos…

Es difícil mantenerse motivado a través del tiempo en un proyecto.

A veces es sencillo empezar con toda la emoción; pero después de unos días o semanas, todo ese ánimo empieza a decaer.

Esta situación de altibajos constantes nos mantiene atados a una realidad muy rutinaria, donde los días pasan y es poco lo que logramos acercarnos a nuestros sueños.

Es por eso que quiero compartirte 6 trucos supremamente efectivos para motivarte, en todo momento, a hacer realidad tus propósitos.

Truco #1: Toma Descansos Programados Para Actividades Largas

A veces las personas trabajan 1 año o 6 meses seguidos, todos los días, incluso sábados y domingos, sin tener en cuenta descansos programados…

Y debo confesar que yo mismo, en el pasado, también fui víctima de esta vida robótica. ¿Por qué? Porque uno considera que lo más importante del mundo son las responsabilidades o las obligaciones que tiene.

Sin embargo, igual de importante a asumir las responsabilidades es tomar descansos, porque esto reinicia tu mente y te da un impulso de motivación.

¿Cuál es la idea entonces? Que sencillamente programes por adelantado, por ejemplo para el mes que viene, algunos días completos en los que sólo vas a descansar (incluso que anotes en un calendario cuáles son los días que vas a programar para esto).

No importa si es 1 o 2 días al mes…

Lo importante es que los tengas programados y que si alguien te propone algún plan para ese día, o si te asignan algún trabajo, o incluso si tú quieres llevar a cabo cualquier tarea; no la hagas, porque ese día es sagrado para tu descanso.

Truco #2: Lleva Un Calendario O Agenda Donde Descargues Tu «Ancho De Banda Mental»

Gran parte del estrés que nos impide ser productivos, proviene del hecho de que tenemos montones de cosas en nuestra cabeza; pensamos cuál es la siguiente reunión, qué es lo que tenemos que hacer en una hora, cuántas cosas dejamos de hacer el día de ayer, si fuimos productivos o no, y mil cosas más…

Todo esto se soluciona únicamente teniendo un calendario, una agenda, o un grupo de recordatorios en tu dispositivo móvil.

¿Cuál es la idea? Trasladar todas las cosas que tenemos en nuestra cabeza (nuestros objetivos, planes, tareas pendientes, compromisos y metas) en un papel, o en un dispositivo móvil…

De esta manera no tendremos que estar preocupados o estresados, pensando en ello todo el tiempo.

De esta manera, simplemente miramos nuestra agenda y sabemos en qué concentrarnos… Para lo demás, llegará su momento.

Truco #3: Fechas Límites Más Cortas Para Ti Y Más Largas Para Los Demás

Este es un truco que te permite maximizar tu productividad, manteniendo tus objetivos en un lapso de tiempo seguro.

Por ejemplo, si debes realizar un trabajo para tu jefe, o de la escuela o para alguien más, y te demoras unos 3 días o 4 días…

Tú puedes colocarte una fecha límite a ti mismo de 3 o 4 días (una fecha límite corta); pero decirle a la persona que te demoras 7 días (una fecha límite larga).

¿Por qué? Porque sencillamente dejas un espacio para cualquier imprevisto o situación que se te salga de las manos.

Si tú no tienes en cuenta que algo negativo o que te retrase pueda pasar, entonces si pasa, tu motivación se va al suelo, le quedas mal a alguien o te toca esforzarte al 1000% por cumplir el plazo.

La idea entonces es, que si tú tienes una holgura o un tiempo de flexibilidad en el que puedas ponerte al día, desatrasarte y tener todo listo para la fecha en la que debas entregar el trabajo o cumplir con el compromiso.

Básicamente vas a poder motivarte mucho más fácil, a diferencia de si ante el primer error o la primera falla (que incluso no dependa de ti como un imprevisto), puedas fracasar.

Obviamente, si no ocurre ningún imprevisto, pero igual te esfuerzas por cumplir con tu plazo pequeño, entonces puedes disfrutar de algunos días de sobra para relajarte o incluso sorprender a la persona entregándole el resultado antes del tiempo previsto.

Truco #4: Ten Tus Objetivos Del Día Siguiente, Listos Por La Noche

Muchas personas empiezan el día trabajando en lo que creen que deben hacer, o empiezan revisando el Facebook, el correo, las redes sociales, y esto sencillamente destruye su productividad y acaba con su motivación.

No tener claro qué es lo que se quiere lograr en el día, es la ruta directa para fracasar y encontrarse a la mitad del día, haciendo cosas totalmente innecesarias.

Hay gente que incluso pasa todo el día creyendo que fue productivo, pero sigue mes tras mes o año tras año en las mismas, no han logrado mejores resultados y no han cambiado su situación actual.

¿Cuál es la idea? Que tú tengas objetivos, incluso diarios, y que cada noche antes de acostarte, tengas en un papel anotado lo que vas a hacer al día siguiente.

Cuando te levantes, revisas tu papel, miras qué es lo primero que tienes que hacer y empiezas a trabajar en ello.

Truco #5: Recompénsate Semanalmente Para Tus Logros Pequeños

Todo debe tener una recompensa; sin embargo, no debes caer en la trampa de que termines haciendo las cosas sólo por la recompensa.

Así que tú debes calibrar, más o menos, el tipo de recompensas con el tipo de logros que tienes.

Si en una semana vas a hacer cierta actividad y logras cumplirla, y sabes que esa actividad te produce buenos resultados, o como mínimo te va a brindar mucho valor en tu vida; entonces debes darte una recompensa, ya sea una cena lujosa, o incluso algo pequeño como comer helado…

Cualquier cosa que tú disfrutes, cualquier cosa que tu mente considere como «recompensa».

La idea entonces es que tú, así como tienes programadas tus tareas y objetivos, también planees la manera en que te vas a recompensar por cumplir con esas cosas a cabalidad.

De lo contrario, tu mente no va a sentir que hay motivos y razones para seguir esforzándose y generando casi que fuerza de voluntad.

Truco #6: Crea Hábitos Positivos Para Facilitar La Motivación Diaria

¿A qué me refiero con «hábitos positivos diarios«? A que tú todos los días lleves a cabo una especie de ritual… Que todos los días realices las mismas actividades y a la misma hora, para que tu mente esté pre-dispuesta.

No es que unos días te levantes a las 10:00am, otros días a las 7:00am y otros días al medio día; o que, por ejemplo en los fines de semana duermas hasta bien tarde, pero todo el resto de la semana madrugues…

Sino que todos los días tengas una consistencia, de manera que tu mente se adapte mucho más fácil a todo eso que tienes que hacer.

Esto lo que hace es condicionar tu cuerpo y mente para que estén dirigidos al éxito que quieres lograr.

La idea entonces es que pruebes un tipo de rutina por unos días y analices los resultados, veas cómo funcionas a la hora de desempeñarte en tus labores y demás…

Y que con el paso del tiempo, hagas los ajustes necesarios para tener una rutina óptima para tu motivación y productividad.

Cómo Estar Motivado Constantemente La Clave Para Eliminar El Desánimo Y Ser Más Productivo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

La Razón Exacta Por La Cual Pierdes La Motivación Con El Tiempo

Beneficio

La Estrategia De Oro Que Elimina La Pereza Y El Desánimo Al 100%

Beneficio

Cómo Mantener La Motivación Estable A Pesar De Las Dificultades