Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

7 Miedos Que Te Impiden Ser Rico Y Cómo Superarlos

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Cuando somos personas promedio y venimos de familias de clase media o pobres, es natural ver la riqueza como algo anormal.

Peor aún, es natural sentir miedo al pensar en tener mucho dinero, especialmente si nacimos y crecimos en países Latinoamericanos.

Sin embargo, quiero contarte sobre algunos miedos irracionales que podemos superar en nuestra mente para que dejen de limitar nuestro crecimiento.

Miedo De Volver A Ser Pobres

Curiosamente hay personas que no han empezado a construir su riqueza cuando ya temen perderla.

Y el temor a perder es una de las cosas más fuertes que nos afectan como seres humanos, es algo instintivo que tenemos en nuestro subconsciente y modifica nuestra manera de tomar decisiones.

Pero sobre todo cuando a una persona le empieza a ir económicamente bien, empieza a escalar las primeras etapas de la independencia financiera, de la verdadera libertad financiera, realmente se empiezan a producir estos temores de:

¿Qué tal que yo vuelva a estar en la quiebra?, ¿Qué tal que vuelva a estar pasando dificultades, que en algún momento no tenga absolutamente nada de dinero?

Y esto lo que hace es lastimar nuestra propia autoconfianza.

En otras palabras, en vez de poder desarrollar un propio criterio, una habilidades, una capacidad de crear abundancia… Lo que tenemos es dudas internas e inseguridades personales.

Además también convierte a la abundancia en nada más que una carrera desesperada por el «ganar dinero sin sentido», porque el solo temor a perderlo, hace que tomemos decisiones de solo ganar dinero porque sí, por no quedarnos sin nada.

La forma de superar este temor no es más que saber que la abundancia o la habilidad para adquirir abundancia no es algo que se logra de la noche a la mañana.

Y que para adquirir realmente grandes niveles de éxito financiero, a veces hay que equivocarse y otras veces hay que perder por riesgos tomadas y experiencias aprendidas.

Y más que enfocarse en el riesgo, en la probabilidad de yo perder dinero, de volver al inicio; es enfocarme realmente en mi habilidad para generarlo, en saber que depende de mí ganar más, manejarlo bien y cada decisión que tome es la que me va a orientar hacia mis metas y lo que yo quiero lograr, o me va a sacar del camino y me va a llevar a donde no quiero.

Porque realmente nuestras circunstancias nosotros mismos las creamos.

A veces hay factores sobre los cuales no tenemos control y esos está bien simplemente dejarlos de lado, saber que no tenemos nada qué hacer allí.

Pero saber que realmente yo tengo el control sobre muchas cosas y en esas es en las que me debo enfocar para mejorar.

Miedo A Las Deudas

Muchas personas pobres y de clase media consideran que una vida ideal es una vida sin ninguna clase de deuda.

Cuando analizas las empresas más grandes del mundo, empresas multimillonarias, multinacionales: Todas tienen deudas.

Y tú te preguntarías «¿Pero porqué si tienen tanto dinero, tanto flujo de caja?».

Así como cuando analizas muchos multimillonarios… Muchos de ellos, la basta mayoría, tienen deudas.

Y aquí es donde viene la diferencia entre las deudas buenas y las deudas malas.

Una deuda mala es comprar a crédito un automóvil que se deprecia, que te va a generar muchísimas gastos de mantenimiento, reparación, gasolina, y en últimas, que no te va a ser productivo.

Diferente a cuando se utiliza un carro para una empresa de producción que ayuda a la generación de dinero.

O una deuda de un iPhone a 24 cuotas, en donde se va a pagar cantidades de intereses sin necesidad real.

Una deuda buena, por el contrario, consiste en utilizar el dinero de los bancos para generar más ingresos de lo que me cuesta la deuda.

La forma de solucionar este temor es sabiendo que los ricos conocen cuando un préstamo es un mecanismo de apalancamiento para crecer, y no una cadena de fuerza o un chaleco pesado que los vaya a hacer hundir en vez de ayudarles a flotar.

Miedo Al Cambio En General

Como seres humanos siempre preferimos lo tradicional, lo familiar, lo conocido.

Nos acostumbramos a andar siempre por las mismas rutas, a hacer las cosas de la misma manera, a adquirir rutinas y cosas repetitivas que nos llevan ciertamente a una monotonía…

Y salir de esta monotonía o esa «zona de confort», implica una resistencia interna o un temor a lo desconocido, a qué va a pasar.

La manera de superar este temor no es más que enfrentarlo, sabiendo que en este mundo en el que vivimos muchas cosas pueden cambiar de la noche a la mañana.

Basta con recordar los efectos de la pandemia, que a todos nos sacudió de alguna manera u otra y nos mostró cómo la vida puede cambiar en cuestión de días o segundos.

Miedo Al Fracaso

Cuando vamos a intentar algo nuevo queremos que todo salga bien, que todo salga de acuerdo al plan, que los resultados se logren tal y como los proyectamos.

A veces incluso creemos que por hacer planes medio pesimistas o teniendo en cuenta cierta holgura a errores, con esto deberíamos prácticamente esperar a que todas las cosas salgan tal cual como lo planeamos… Y esto difícilmente es la realidad.

Siempre va a haber imprevisto, cosas que no tenemos en cuenta, va a haber factores externos de los cuales no tenemos el control.

Y de hecho el fracaso es más probable que ocurra si somos emprendedores y si buscamos hacer o intentar cosas nuevas.

La forma de superar este temor, es saber que, de hecho, si cada persona hiciera una lista de sus fracasos en la vida, las personas más exitosas tendrían las listas más grandes de todas.

Porque mientras más fracasan, más aprenden y más éxito pueden lograr.

Incluso aquellos que han quedado en bancarrota y han recuperado su fortuna rápidamente o empezado desde cero en otra cosa distinta…

Pues prácticamente se sabe que es debido a ese fracaso que adquirieron las habilidades para empezar de cero y rebotar de inmediato.

Por lo cual, no es tanto temerle a qué dirán otras personas, a quién voy a decepcionar, a que todo el mundo me dijo que no lo hiciera y entonces me van a caer encima diciéndome «Te lo dije»…

Nada de eso, sino tener tus propias convicciones claras y saber que el fracaso no es más que una parte natural de la vida de una persona exitosa.

Miedo A Ser Estafado

Ese es un miedo perfectamente normal que no sólo las personas ricas van a tener, o las personas que están empezando su camino a la riqueza tienen, sino que también a las personas pobres las estafan todos los días.

Desafortunadamente hay mucha gente que quiere pasar por encima de los demás y obtener cualquier centavo simplemente a costa de que otros pierdan, que es totalmente opuesto a la filosofía de creación de Verdadera Abundancia.

Es casi imposible decir que adquiriendo habilidades, investigando, educándose, sabiendo manejar bien el dinero uno va a evitar siempre ser estafado o que nunca lo van a estafar.

Es casi imposible, eventualmente no sabe uno la inteligencia de los estafadores hasta dónde puede llegar y que realmente tú caigas en eso, pero esto no te debería impedir el empezar a crear un camino de abundancia para ti, que tú puedas recorrer.

Porque si en algún momento te llega a pasar (y espero que realmente no sea así — a mí me ha pasado un par de veces), pues te vas a dar cuenta cuando analizas las cosas a nivel global que esto es algo mínimo, es algo pequeño.

Obviamente no faltan casos realmente extremos, pero el temor en sí es más una preocupación y una ansiedad interna que muchas veces no tiene sentido y que yo debería más bien informarme de cómo manejar las cosas, de cuáles son las estafas más comunes de acuerdo a lo que yo hago, a la forma en que recibo mis ingresos, a la forma en que estructuro mis gastos y demás.

Pero de ahí para allá, todo lo demás se sale de mi control y lo que NO se sale de mi control es crear más fuentes de ingreso, generar más abundancia y realmente cuidar mi dinero en la manera en que esté en mis manos cuidarlo.

Miedo A Las Críticas

Es que realmente como seres humanos nos importa mucho lo que otras personas opinen de nosotros… especialmente nuestros amigos, nuestros padres, nuestros familiares, las personas que realmente consideramos importantes.

Y si no naciste en una casa de ricos, no tuviste mucho dinero desde niño, probablemente te pasó que criticaste a alguien con dinero.

Ya sea porque hay otras personas aguantando hambre, o en el caso tuyo, incluso en tu propia casa estén pasando necesidades.

Como me pasó a mí en algún momento, estando pequeño yo veía otras personas con dinero y decía «Yo no tengo nada, ellos deberían darme a mí» o algo así.

Pero eventualmente, cuando nosotros nos planteamos el objetivo de alcanzar una buena riqueza, una buena abundancia, sabemos que las críticas van a estar ahí.

Y lo sabemos de primera mano porque nosotros mismos hemos criticado a esas personas que de alguna u otra manera puede que sean exitosas.

No estamos hablando de los políticos corruptos, de los estafadores, de los ladrones: Ellos se merecen todas las críticas del mundo.

Hablamos de las personas que crearon su fortuna neta de alguna buena manera, que realmente lo hicieron con buen esfuerzo y adquiriendo ciertas habilidades en el manejo de su dinero.

Y cuando quieren disfrutarlo llegan los demás a criticar.

Sabemos que entonces, para superar este temor a las críticas, sencillamente si tenemos mucho dinero podemos ser generosos también, podemos contribuir positivamente con otras personas, podemos ayudar a aquellos que están en necesidad.

No vamos a poder ayudar a nadie siendo pobres nosotros también, vamos a ser una carga más para otras personas y para el Estado incluso.

Y solamente creando abundancia es que yo puedo realmente contribuir positivamente con este mundo, especialmente si lo hago mediante la generación de abundancia basada en producir valor y entregar valor a los demás.

Miedo A Enfermarse Por Tanto Trabajo

O a que no te quede tiempo para la familia, o a que vayas a estar saturado de cosas todo el tiempo por estar trabajando por dinero.

Realmente hay que saber que sí, hay formas de generar mucho dinero que implican que estés pegado de una pantalla todos los días, de 12 a 16 horas trabajando, o incluso viajando sin parar y no teniendo tiempo para absolutamente nada.

Pero también hay otras maneras de generar ingresos que no implican que tú gastes tanto tiempo y esfuerzo.

Cuando analizas una persona que se gana el salario mínimo, y otra persona que se gana 10 salarios mínimos; tú no ves a esta persona gastando 10 veces más el tiempo para generar ese ingreso 10 veces más alto.

Tú no ves que una persona millonaria o multimillonaria esté saturada de trabajo y que se le note en la cara que lleva trabajando tanto que no ha podido ni siquiera dormir.

No. Son formas distintas de trabajar.

Es trabajar y que te paguen, no por la cantidad de horas trabajadas, sino por los resultados que obtienes, por el conocimiento, por el valor que puedes proveer.

Así sea que trabajes 1 hora, y le ahorres $20.000 o $30.000 dólares a una empresa, con eso te puedes fácilmente ganar $2.000 dólares y tu hora valió lo mismo que un salario de una persona en todo el mes.

Depende de cómo manejes las cosas y en qué industria decidas entrar, qué negocio decidas crear, qué proyecto lleves a cabo.

Y eso no está en las manos de nadie más que en las tuyas.

En ti recae la responsabilidad de si realmente el dinero y la abundancia va a ser una fuente de estrés, o una fuente de bienestar.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera