Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

7 Poderosos Tips Financieros Que Hubiese Querido Saber A Mis 20 Años

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



En este post quiero compartirte los tips financieros que hubiese querido saber desde mis 20 años de edad.

Porque aunque nunca es tarde para aprender e iniciar el camino a la riqueza, siempre vale la pena aprovechar la juventud y enfocarse por un camino de grandes resultados.

Así que, espero que tú que estás leyendo esto, lo aproveches y lo compartas con las personas que también podrían ponerlo en práctica a tiempo.

Tip #1: Crear Un Calendario Financiero

Esto puede sonar un poco aburrido y no se ve como una idea de esas «transformadoras» de vida, pero puede ahorrarte mucho dinero.

No te imaginas la cantidad de gente que paga de más en interés de mora por no saber cuándo tienen que pagar sus tarjetas de crédito, sus créditos de vehículo, sus hipotecas, sus servicios públicos, su alquiler, la mensualidad del colegio de los hijos, etc.

O que no saben, en el caso de tarjetas de crédito, en qué momento se puede pagar una compra para no cancelar intereses (en qué momento del mes tiene más sentido hacer la compra, para poder tener un mes o mes y medio de tiempo para pagar; incluso en una sola cuota, o en varias).

La verdad es que hacer un presupuesto es muy simple porque implica que te sientes y analices tus gastos, tus productos financieros (si tienes créditos, si tienes tarjetas de crédito) y definas en qué momento del mes vas a hacer estos pagos.

Podrías usar una aplicación como la de «calendario» en el celular, colocas un recordatorio recurrente todos lo meses y así nunca se te va a olvidar (en mi caso, así lo hago porque tiendo a ser muy olvidadizo y utilizo estas herramientas para ayudarme un poco).

Tenerlo claro y planearlo, al menos la primera vez, es clave para posteriormente tener un excelente manejo del dinero.

Tip #2: Saber Entender Las Tasas De Interés

Un error grave que comenten incluso personas muy adultas (personas con gran recorrido financiero) es no tener claras las tasas de interés, o prácticamente no preocuparle cuáles son sus tasas de interés (hablando de créditos).

Por ejemplo, es muy sencillo hacer una compra con una tarjeta de crédito, ponerla a 12 meses, a 18 meses, a 36 meses y pagar cantidades de intereses mensuales por esa compra cuando otro banco está dispuesto a darte otra tarjeta de crédito, comprarte la deuda de esta tarjeta de crédito (hacer lo que llaman «compra de cartera» o «transferencia de balance») y darte una mejor tasa, con lo cual disminuyes tu gasto de interés mensualmente.

Simplemente no saber esto te puede costar mucho dinero (dependiendo del monto de la deuda pueden ser cientos, miles de dólares).

Esto fue lo que yo hice con mi primer crédito de vehículo…

Yo estaba pagando una cantidad muy grande de intereses porque mi perfil de riesgo era muy alto.

Entonces cuando ya llevaba unos 8 o 10 meses de haber pagado, empecé a buscar opciones en el mercado y encontré que varios bancos estaban dispuestos a darme una mejor tasa y a comprarle la deuda al otro banco que me dio originalmente el dinero.

La verdad es que implica que uno busque, que haga movimientos, que analice, que investigue, que quizás tenga que incurrir en algunos gastos que en realidad son costos para mejorar las condiciones de pago.

Así que, conocer específicamente las tasas, las condiciones, si tiene seguro, y todo lo demás, es clave.

Tip #3: Mantener Un Presupuesto

Uno siempre se pregunta: «¿Un presupuesto para qué?»…

Se pronto si es para viajar, cuánto voy a tener para tiquetes, para hotel, para alimentación, para transporte, para planes turísticos, etc.

Pero en la vida diaria, ¿qué significa tener un presupuesto?

Significa que puedo definir cuánto gasto al mes en comida, cuánto gasto al mes en arriendo, cuánto gasto al mes en transporte, cuánto gasto al mes en gustos personales (en diversión y demás), y definirle un límite a cada cosa.

No porque queramos limitarnos a nosotros mismo, sino porque queremos cuidar nuestra relación con el dinero.

Fácilmente, si no le ponemos un límite a cada uno de esos gastos, se pueden crecer desmesuradamente.

Tip #4: Evitar La Inflación Al Estilo De Vida

La inflación del estilo de vida es una cosa de la cual prácticamente nunca se habla, pero si obtienes un aumento en tu empleo, o creas un negocio y empiezas a generar más dinero, o por ejemplo estabas desempleado (o eres estudiante) y consigues tu primer empleo y empiezas a ganar más, probablemente todo tu estilo de vida se adapte para consumir todos esos nuevos recursos de los cuales ahora dispones: para gastarte todo el dinero que te llega cada mes.

Eso se llama «inflación del estilo de vida» y es algo de lo que debemos estar muy conscientes para evitar a toda costa, porque significa que si empiezas a ganar más dinero, vas a gastártelo todo sin importar la cantidad.

La verdad es que existen casos tristes de personas que pueden ganar más de 100 mil, 200 mil dólares al año y no les queda un solo centavo porque se adaptan a estar endeudados, a comprar lujos, a tratar de impresionar a la gente que prácticamente ni le importa.

Quién sabe por qué razón, pero es un hábito.

Si rompes ese hábito (de empezar a subir tu estilo de vida) y puedes vivir cómodamente, tranquilamente y feliz con un número limitado de gastos y un monto limitado por cada una de esas categorías de gastos, podrás crecer financieramente muchísimo más rápido.

Sobre todo, si mantienes tus límites no dentro de una cifra exacta, sino dentro de un porcentaje, ya que el porcentaje se mantiene igual pero va creciendo en cantidad si empiezas a ganar más.

Ejemplo: Si defines el 10% para diversión al mes, y ganas $1.000 dólares, entonces serán $100 dólares disponibles. Pero si empiezas a ganar $2.000 dólares, ya podrás disponer de $200 dólares para ello, respetando tu porcentaje y tu presupuesto.

Tip #5: Educarse Diariamente Sobre Finanzas

Es fundamental que diariamente nos eduquemos sobre finanzas, sobre el éxito personal con cualquier cosa que nos ayude (puede ser un vídeo de YouTube, puede ser leer un libro, estudiar un curso, o cualquier cantidad de fuentes de información, incluso si están dando algún documental de televisión sobre algo de finanzas).

La verdad es que nunca en la vida deberíamos dejar de aprender sobre el dinero, sobre las finanzas personales y sobre el éxito personal.

Tanto así que yo iría tan lejos para afirmar que es necesario que todos los días haya al menos 10 minutos de educación financiera, no importa si es sábado o domingo, no importa si estamos en vacaciones, no importa nada: todo los días deberíamos aprender un poquito más.

Dependiendo un poco de la circunstancia, si por ejemplo hablamos de unas vacaciones en las que te quieras desconectar de la tecnología, llévate un libro y ocasionalmente lee un poco y aprende algo más, desarrolla más esa habilidad y de todas maneras entrena tu mente y tu cerebro para que esté más ágil y más activo.

Tip #6: Nunca Ser Un Codeudor

Ser codeudor es prácticamente tener la responsabilidad y la obligación por la deuda que otra persona está adquiriendo.

De hecho, en el puntaje crediticio (en el historial crediticio) eso te disminuye puntos, te hace ver como un mayor riesgo entre los bancos a la hora de tomar cualquier tipo de producto que implique deuda, que implique crédito.

Ser codeudor, o ayudarle a otra persona a responder por la deuda en caso de que esa persona no pueda, básicamente te significa lo mismo que si tú fueras quien estuviera tomando el crédito.

He conocido a personas que se les ha arruinado la vida por esto, y que nunca lo vuelven a hacer y le recomiendan a todo el mundo nunca hacerlo, porque les ha tocado pagar lo que ellos no habían prestado o se les ha manchado su historial crediticio de por vida por malos comportamientos financieros de otros.

Así que sería bueno lo tengas en cuenta. Es más fácil decirle que no (amablemente) a un amigo y que esta persona incluso se sienta mal o se enoje, a desestabilizar tu vida financiera.

Tip #7: Hacer Las Compras Inteligentemente

La verdad es que cuando empecé a aprender sobre el tema del éxito personal (de la mentalidad de abundancia, de ser próspero, de ser rico, de conseguir altos niveles de éxito financiero), yo pensaba que a una persona rica simplemente no le preocupaba cuánto podía costar cualquier cosa…

…Que si quería un bolígrafo de buena calidad, podía simplemente comprarse uno de $500 o $1.000 dólares sin que tuviera ninguna preocupación al respecto, o que no importaba si compraba un automóvil nuevo y si era del último modelo y de la mejor marca para cambiarlo cada año.

Pero poco a poco me fui dando cuenta que las personas que son verdaderamente ricas son muy inteligentes respecto a cómo compran, cuándo compran y cómo ahorran en esas compras.

Son de los que aprovechan descuentos, a veces usan cupones (si es necesario), o esperan el momento del año preciso para comprar (por ejemplo, hay temporadas en el año en la que ofrecen algunos productos crediticios sin interés, con cero interés, o en la que disminuyen los precios de automóviles u otros productos).

Son de los que compran automóviles usados para que el primer comprador sea quien absorba todo el impacto de la depreciación que tiene comprar un producto como este.

Y definitivamente, son de los que buscan ser inteligentes a la hora de que todo el dinero, que les cuesta tanto trabajo y esfuerzo ganar, no se les vaya fácil y rápidamente por cualquier medio.

En otras palabras, también tienen en cuenta lo que hablamos de «los gastos hormiga«: Pequeños gastos en los que tu dinero se desaparece y puede llegar a conformar más del 30%, 40% o hasta 50% de todos tus gastos mensuales, y te preguntas al final del mes «Pero ¿en qué se me fue?«.

Ser inteligente no significa ser tacaño.

Muchas personas me escriben: «Es que tú eres tacaño, no eres rico, eres tacaño»…

La verdad es que yo puedo comprarme lo mismo que todos los demás, pero a menor precio, en diferentes momentos y de forma estratégica.

Yo no considero que eso sea «ser tacaño», yo considero que eso es ser inteligente.

Tomar decisiones inteligentes a la hora de comprar y buscar el ahorro no significa vivir una menor calidad de vida, ni un estilo de vida diferente o peor el de las personas que simplemente pagan completo; sino quizás reajustar un poco los tiempos, los costos, o incluso las marcas de los productos (si fuera el caso).

Sea como sea, solamente tú sabes en qué vale la pena que se vaya tu dinero.

Cuando lo estés gastando, piensa muy bien y sé consiente de todo el esfuerzo y el trabajo que te costó; incluso si no te costó mucho, piensa en el potencial que tiene el dinero que estás gastando en crecer si lo invirtieras a futuro.

Así te vuelves un poco más cuidadoso y tomas mejores decisiones con tus compras.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera