Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Acondicionamiento Mental Para La Riqueza

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Es posible acondicionar tu mente para la riqueza, es más, para el éxito en general. El día de hoy lo vamos a hablar a nivel financiero.

Es importante que sepas que este es un proceso que toma tiempo, que no es una promesa de ganar millones de la noche a la mañana y que no se trata simplemente de «encender el suiche» de la abundancia e instantáneamente empezar a ganar dinero.

Así que vamos a ver el proceso (o los pasos) que tú puedes llevar a cabo para acondicionarte mentalmente para ser rico.

Empecemos Por Lo Primero

Lo primero que hay que saber es que la programación mental (o el acondicionamiento mental) se ha estado dando en tu vida probablemente desde muy pequeño, quizás desde que naciste y algunos dirían que hasta antes de nacer.

Todo el tiempo hemos tenido estímulos, conversaciones que escuchamos de otras personas, mensajes directos que recibimos de nuestros padres, amigos y familiares e incluso líderes locales.

Todos estos mensajes a veces simplemente van en contra de lo que yo puedo tener como objetivo en cuanto a riqueza.

Obviamente, la riqueza de la cual estoy hablando no es una en la que yo acumulo dinero a costa de que otros pierdan, a costa de negocios deshonestos, de que si yo gano es porque otros dejan de tener; sino de una riqueza que verdaderamente me permita producir valor en el mundo.

Entonces es un cambio, como tal, de mentalidad.

Pero es un cambio que implica ser completamente consciente de cuáles son esos estímulos que están a mi alrededor, porque la pregunta es: ¿Cómo se ha programado nuestra mente para lograr el resultado que tengo hoy en mi vida?

Si tú eres rico, tu mente se ha programado para ese resultado. Si tú no eres rico, eres pobre, eres de clase media o cualquiera que sea la cantidad de dinero (que tú sabes cuál es; cuál es tu fortuna neta, cuáles son tus activos), la pregunta es cómo tu mente te llevó a este punto actual.

Si tú tienes la visión de que quizás en los próximos años vas a estar en una mejor situación financiera, debes pensar que si sigue igual esa mente que te llevó hasta el punto en que estás aquí, probablemente o van a seguir igual tu resultados o van a empeorar.

Tu mente se programó, desde el inicio, con lo que has visto en las noticias; en la televisión; en las redes sociales; en las películas, incluso; con lo que has escuchado de parte de otras personas; con lo que otros te dicen directamente; en la radio, a través de diferentes estímulos; con los dichos populares; y con lo que has experimentado tú, con los resultados que tú has obtenido, con las experiencias que has tenido con ciertos tipos de personas, con ricos, con pobres (con gente adinerada, con gente sin dinero).

Todo esto te ha creado lo que llamamos un patrón o un sistema de creencias respecto a la riqueza, a la finanza, al manejo de dinero (en general).

Este patrón es el que hoy en día tú utilizas (consciente o inconscientemente) para tomar decisiones, para llevar a cabo, o no, ciertas cosas y, en últimas, ganar o gastar el dinero (o invertirlo y multiplicarlo o invertirlo y perderlo).

Entonces aquí es donde decimos que tu programación mental y tu acondicionamiento mental te han llevado a los resultados en los que estás.

Así que, para acondicionar nuestra mente para la riqueza, tengo que analizar cuáles son las fuentes de influencia negativa respecto al dinero.

¿Qué Fuentes Has Permitido Afectar Tu Vida Financiera?

Para la gran mayoría de las personas es muy fácil apagar el televisor en el medio día en los noticieros, porque es una de las fuentes más pesadas, negativas y terribles que existen y que van en contra de cualquier meta, éxito, logro, felicidad, bienestar y armonía que yo pueda plantearme.

¿Por qué? Porque en los noticieros solamente se filtra todo lo malo que ocurre en el país y a veces a nivel internacional, me muestran solamente lo malo de una persona, tanto de su forma de ser como de sus decisiones y acciones.

¿Cuántas personas hicieron algo bueno? Nunca salen en las noticias.

Salen todo el tiempo empresarios y políticos que están estafando, pero cuántos empresarios están haciendo las cosas bien (están pagando a tiempo el salario a sus empleados, están dando buenos beneficios, proveyendo productos a la sociedad que realmente sirven) ¿y qué noticias hacen de ellos?

Este es uno de los medios que podemos eliminar de raíz: No hay necesidad de verlos.

Yo llevo años sin ver noticias y en vez de afectarme negativamente me ha servido para vivir una mejor vida en todos los sentidos.

Ahora, cuando yo necesito informarme (que es supuestamente el objetivo de las noticias) yo entro a Google y busco la información que necesito, o me dirijo al lugar donde puedo obtener la información específica y puntual que deseo, no la que otros quieren meterme en mi subconsciente sin que yo tenga el control sobre ello.

Otra influencia clarísima son las redes sociales. Ya sea amigos (o «amigos»), familiares, páginas que seguimos que publican cosas que a veces parecen chistes, los famosos «memes» sobre temas financieros.

Por lo menos en diciembre y en enero uno ve cuestiones muy curiosas sobre lo que son los gastos de las personas, o que no tienen dinero en enero, en fin.

Se lo toman como una burla, como un chiste, como algo gracioso.

Parece que es inofensivo y que no tiene ningún problema, pero nos programa mentalmente de qué tan seriamente te quieras tomar tu riqueza, o la riqueza que quieres lograr en el futuro (si en este momento no tienes riqueza).

Según ese nivel de seriedad y compromiso que tú tengas, es que vas a empezar a decirle «no más» a aquellas influencias que no te sirven (sean personas, sean cosas, sean páginas, sean videos, sea cualquier tipo de influencia).

Esto puede significar reducir drásticamente el tiempo que pasas con ciertas personas. No hay nada de malo en ello, porque no se trata de que tú eres una persona mala, se trata de que tienes claros tus objetivos y esas personas no van alineados a ellos, a menos de que cambien, a menos que tengas la capacidad de enseñarles y educarlos en por qué tú piensas diferente y por qué no te gusta hablar de eso.

La verdad es que (en mi experiencia y en la de muchas de las personas que me he encargado de entrenar) eso simplemente es inútil, porque esas personas creen que uno simplemente por pensar en el dinero está dejando a la familia y demás.

No se trata de eso, se trata de que cuando yo estoy concentrado en lograr un objetivo, yo quisiera poder lograrlo sin que todo el mundo a mi alrededor esté en mi contra. La verdad es que a veces es difícil.

Por consiguiente, cualquier consejo que tenga que ver con escases, con pobreza, con evitar el éxito, con no salir de la zona de confort, cuando te digan que puedes fracasar y todo lo demás, yo considero que ese tipo de cosas hay que evitarlas.

Ahora, es importante saber que si uno tiene una meta (un objetivo) y la quiere lograr y alguien le advierte que puede fracasar y uno de todas maneras lo intenta, igual está la posibilidad de que fracases, igual está la posibilidad de que esa persona venga y le diga a uno «te lo dije»…

Pero una cosa es que otros te digan y que tú tomes su consejo dependiendo de su posición (su estatus, sus logros, sus resultados equivalentes y relativos a lo que tú quieres lograr), y otra cosa es que tú quieras experimentarlos por ti mismos (con lo cual no hay ningún problema, porque yo puedo empezar a adquirir mi propio conocimiento, mis propias experiencias, mi propio criterio a la hora de tomar decisiones con mi vida y con mi dinero).

Lo más importante de todo: iniciar un proceso de transformación, con nuevos hábitos alineados hacia el éxito financiero, con nuevos pensamientos alienados hacia el éxito financiero, con nuevas influencias (así cómo hay influencias negativas, hay influencias positivas) que estén alineadas con tu éxito financiero.

Esta Es La Clave

Que no pase un solo día sin que tengas al menos una (y obviamente es mucho mejor si hay más) influencia positiva respecto al dinero, que ese dinero lo relaciones con éxito, con felicidad, con armonía y con bienestar (como puede ser y como lo es en la vida de muchas personas en este momento).

De manera que tú continúes alineado con eso y que (obviamente, espero que así sea) esa riqueza la utilices para un fin positivo para la humanidad, para la sociedad; de que no utilices ese dinero para cosas ilícitas porque en ese caso no mereces absolutamente nada; de que sencillamente tu riqueza incluso pueda traducirse en la riqueza de otras personas.

En ese caso no tiene nada de malo, en lo absoluto, ser completamente rico, ser verdaderamente rico, amasar una gran fortuna, porque en ese caso estás retribuyéndole a la sociedad todo lo que tú has recibido: lo que tú recibes es prácticamente una recompensa por lo que has dado.

Fíjate cómo esto realmente no se compara en lo absoluto con todas esas otras mentalidades y formas de pensar negativas respecto al dinero.

Incluso la gente que dice «¿estás hablando de éxito o de dinero? porque son cosas distintas», ellos todavía tienen una relación tóxica con este valioso recurso que realmente te puede ayudar en la sociedad en la que vivimos, a lograr tus objetivos, he incluso (dependiendo de si eres buena o mala persona) a ser más bueno o más malo.

El dinero simplemente está allí para amplificar quien eres.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera