Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Cómo Administrar Tu Dinero De La Forma Más Eficaz Posible

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Administrar el dinero es clave para hacerlo rendir y crecer…

En ocasiones parece que el dinero no nos alcanzara para nada o que, cuando llega, lo tenemos destinado para miles de cosas y terminamos gastándolo sin saber en qué.

Y no es una sorpresa, porque realmente ni en los colegios, ni en las universidades nos enseñaron finanzas personales, cómo gestionar nuestro dinero y administrarlo para hacerlo crecer.

Así que eso es justo lo que vamos a ver aquí.

Primero que todo, debes saber que administrar el dinero y adquirir el hábito de gestionarlo todos los meses, es una excelente oportunidad para aumentar tu abundancia.

Muchas personas no creen que sea tan importante fijarse en los detalles…

…De pronto consideran que está mal pensar todo el tiempo en administrar el dinero y anotar las finanzas.

Sin embargo, la realidad es que las personas que están más conscientes de su dinero, son las que efectivamente pueden administrarlo de tal manera que lo hagan crecer.

Y vamos a ver paso a paso, cómo podemos lograrlo nosotros en nuestras vidas:

1. Mantén Un Registro De TODO Tu Dinero

Tanto tus ingresos normales, tus ingresos inesperados, tus ingresos extras, etc.

Así sean muy poquitos, así sea que te lo den tus padres, o que lo obtengas por trabajos eventuales.

Todo el dinero que entre a tu vida deberías anotarlo, al igual que todo el dinero que sale.

¿Por qué es importante esto?

Porque muchas veces no nos damos cuenta en qué se nos va el dinero, en qué nos lo gastamos, o cuánto dinero significa tener ciertos hábitos como por ejemplo tomar un café diario en una cafetería.

Hay personas que gastan incluso miles de dólares al año en sólo café o cosas así.

Entonces, mediante un registro constante y sobre todo muy estricto, que lleves a diario de todas las transacciones que realices, sin importar lo pequeñas que sean:

Te puedes dar cuenta de cómo estás manejando el dinero e identificar oportunidades que de otra manera seguramente hubiesen pasado desapercibidas para ti.

2. Presupuestar Todo

Supongamos que tú quieres cada mes llevar a cabo ciertas actividades de diversión o entretenimiento… Por ejemplo ir al cine, o dar un paseo, o viajar a otro lugar, etc.

Pues todo eso debería estar presupuestado.

Muchas veces cuando quizás tenemos un empleo o estamos ganando dinero, simplemente sacamos dinero para algo porque sentimos que lo merecemos…

Y realmente lo merecemos.

Sin embargo, lo ideal es que todo eso esté planeado, que todo esté presupuestado, porque cuando no lo está usualmente tendemos a gastar un poco más de lo normal.

Entonces la idea es que hagas lo siguiente:

Si vas a hacer un paseo o vas de vacaciones, piensa: “A mí se me pueden ir más o menos $200 dólares en ello” (o la cantidad que sea).

Y entonces llevas más o menos esa cantidad que estás presupuestando.

Si por alguna razón te pasaste del presupuesto, entonces te preguntas qué pasó, en qué fue que gastaste de más, etc.

Posteriormente, cuando luego estés planificando una siguiente diversión o cualquier otro plan, ya podrás tener mejores herramientas para decir: “Esto es lo que se me puede ir, esto es más o menos lo que cuesta“.

Esa habilidad de poder predecir cuánto vas a gastar de dinero en ciertas cosas, ya sean diversión, trabajo, gastos con tus hijos, o cualquier otra cosa es fundamental.

Porque te permite tener el control y poder decidir conscientemente si es algo adecuado o no para ti en ese momento, desde el punto de vista financiero.

3. Pagar Deudas

Es obvio… Pagar nuestras deudas hace parte de una buena administración financiera.

Y aquí, hay algunas cosas a tener en cuenta:

– No Adquieras Más Obligaciones Financieras

Si en este momento estás muy endeudado, haz todo lo posible por no adquirir más obligaciones.

Esto es fundamental.

Muchas personas aunque saben que están endeudadas, saben lo malo que implica tener deudas quizás en mora y no haber podido pagar, o son conscientes de la cantidad de intereses tan altos que pagan mes a mes…

A pesar de esto piensan de pronto en que se quieren dar un gusto, o quieren dar un paseo, o darse una vacaciones, y se endeudan más.

O quizás quieren cambiar un computador viejo en vez de hacerle mantenimiento, o el carro viejo en vez de arreglarlo, etc.

Entonces, dependiendo de las situaciones, lo más probable es que endeudarte de más sencillamente no sea una buena idea.

Sobre todo si no tienes un plan de respaldo 100% seguro, que tú digas: “Yo el otro mes voy a ganar cierto dinero, entonces puedo hacerlo“.

A menos de que tú tengas esa certeza absoluta, seguirte endeudando va a ser muy negativo para ti.

– Adquiere El Hábito De Abonar Al Capital Todos Los Meses

¿A qué me refiero con “abonar a capital“?

En caso de que no conozcas el término, se refiere a lo siguiente:

Por lo regular cuando uno tiene una deuda con un banco o alguna entidad, uno paga mensualmente una cuota que por lo regular se denomina “la cuota mínima“, la cual normalmente incluye una porción que se va a intereses (que es lo que el banco gana por haberte prestado ese dinero).

Y otra porción que va acumulándose para el saldo total de tu deuda hasta que termines (este es el capital).

Pues resulta que si tú añades un poquito más, por ejemplo un 10% o 20% más de lo que estás pagando, estás adelantando el pago de futuras cuotas pero sin intereses.

Por ejemplo: Digamos que tienes una deuda por la cual debes pagar $500 Dólares mensuales y de ahí son $200 Dólares de Intereses y $300 Dólares de Capital.

Ahora, para el abono a capital no pagas cada mes $500 Dólares, sino $600 Dólares.

Resulta que en 5 Meses tú pagas el equivalente a 1 cuota (de a $100 dólares que estás añadiendo adicionales)…

Pero TODOS esos $500 dólares, se van a capital y nada a intereses.

O en otras palabras, en 3 meses habrías pagado 1 cuota completa de capital, tan sólo aumentando un poquito más lo que pagas al mes.

Y en tu caso particular, no importa si sólo puedes aumentar $10 dólares, $5 dólares o $20 dólares cada mes…

Lo importante es adquirir el hábito de hacerlo todos los meses con la cantidad que te sea posible.

– No Usar Créditos Para Cosas Que No Te Produzcan Dinero

Es sencillo. Hay cosas que puedes comprar para generar dinero y que puedes pagar a crédito, pero hay cosas que no te van a generar dinero y también podrías pagar con un crédito por ellas.

Usualmente las que no te producen dinero son gustos o lujos, o cosas parecidas; y las que te producen dinero, son activos o herramientas de negocios, entre otras cosas.

Cada caso depende de la persona de la que hablemos…

…Por ejemplo una podría adquirir un computador para trabajar y ese podría adquirirlo a crédito porque le va a generar dinero, mientras que la otra podría adquirirlo para jugar.

Entonces, cuando no hay un retorno en la inversión claro, adquirir una deuda o un crédito para eso, por lo regular resulta en pérdidas.

Mientras que si tú sabes que adquirir un crédito implica tener ya mismo un activo que te puede generar retornos

…esa es una excelente decisión siempre y cuando esos retornos te permitan pagar las cuotas mensuales.

Ahora, hay algunas excepciones como por ejemplo la compra de un automóvil o una casa, cosas que a lo mejor son difíciles pagar de contado…

Pero al menos en todo lo que esté en nuestras manos, podemos esperar un poco a reunir el dinero y no usar créditos que no van a generarnos retorno.

– Siempre, Siempre, SIEMPRE Tener El Objetivo En Mente De Estar 100% Libre De Deudas

Es bueno contar quizás con capital inmediato (porque ese es el beneficio de tener un crédito o de pedir prestado a un amigo); sin embargo, si tú puedes llegar a un punto en el que no necesites eso, te va a quedar mucho más fácil llevar a cabo tus metas.

A lo mejor lo veas complicado, pero piensa que es sólo enfocarte en recibir el dinero suficiente en tu vida para cubrir tus gastos y deseos, sin tener que endeudarte.

– Si No Tienes Deudas, Igualmente Ahorra Un Dinero Mensual Como Si Pagaras Una

A lo mejor tú que has leído hasta aquí no estás endeudado, ¡Lo cual es genial!

Sin embargo, también hay una idea poderosa para ti y es que hagas de cuenta como si estuvieras endeudado y todos los meses pagues algo mensual de lo que ganas, así sea que ganes poquito.

Simplemente cuando recibas algo de dinero, paga un poquito a un ahorro, o coloca un poquito en una alcancía o en una cuenta bancaria, o en lo que sea, porque ese es un hábito que te va a permitir más adelante lograr muchas cosas.

Los hábitos financieros son los que permiten que las personas logren el éxito financiero y alcancen la abundancia.

4. Planea Tus Gastos Con Anticipación

Por lo regular tenemos mensualmente los mismos gastos, casi siempre tenemos presupuestado lo mismo: Comprar comida, pagar ciertos servicios, el arriendo, el colegio de los niños, etc.

Sin embargo, la idea es la siguiente:

Antes de que empiece el mes y antes de empezar a llevar el registro de tus finanzas (si aún no lo has hechos), vas a hacer esto:

  • Escribe en un papel cuánto crees gastas mensualmente, y en qué cosas se te va ese dinero (tanto el que presupuestas para los gastos seguros del mes, como el que gastas en imprevistos o diversión)

Por ejemplo, supongamos que este sería mi papel:

Cuánto Creo Que Gasto: $2.600 dólares

¿En Qué Cosas?:

Recibo de la energía: $200 dólares

Recibo del agua: $240 dólares

Mensualidad de colegio: $300 dólares

Gasolina del auto: $400 dólares

Diversión (comida chatarra, cine, paseos): $500 dólares

Comida: $700 dólares

Aseo personal: $260 dólares

A lo largo del mes, y desde el primer día, tú vas a escribir detalladamente TODO el dinero que recibas y CADA GASTO que realices (por más pequeño que sea).

Al finalizar el mes, haces lo siguiente:

  • Comparas la primera lista (la de inicio de mes) con el registro de todos tus gastos verdaderos.

Ahí vas a darte cuenta si realmente tienes la habilidad para identificar tus gastos y proyectarte financieramente, o no.

En caso de que no la tengas, obviamente no debes sentirte mal ni mucho menos, eso es un hábito que se debe adquirir…

Y haciendo eso en el primer mes, ya para el siguiente mes vas a tener una mejor habilidad y entonces lo haces nuevamente.

La idea es que siempre la primera lista, donde escribes lo que supones o presupuestas, simplemente la escondas por el resto del mes y no la mires. Sólo la saques al final para compararla con la verdadera.

Yo sé que a lo mejor pienses: “Pero estar todos los días anotando cada gasto o ingreso, suena agotador…”.

Si, a lo mejor lo sea un poco. Pero nadie dijo que lo vas a tener que hacer toda la vida.

En mi caso, hace mucho dejé de practicarlo porque llegó el momento en el ya sé presupuestar con bastante precisión mis finanzas.

Sin embargo, fue posible gracias a que yo ya adquirí el hábito y la habilidad de saber más o menos mensualmente en qué se me va el dinero, cuánto puedo destinar a ciertas cosas y cuánto debo cuidar…

Yo ya tengo claros cuáles son mis límites, y si pienso: “Quisiera comprar -tal- cosa“, ya sé si puedo o no puedo, y esa es la diferencia con muchas otras personas.

5. Este Tip #5 Lo Descubrirás Más Abajo…

Este tip no es tanto para administrar el dinero, sino que es un tipo de mentalidad que me gustaría que adquirieras respecto al dinero.

Muchas personas hablan de la importancia de ahorrar, de que es fundamental todos los meses ahorrar y ahorrar… Y eso está bien, de hecho yo lo recomiendo.

Pero, hay un límite en la cantidad de dinero que puedes ahorrar; sin embargo, nunca hay un límite en la cantidad de dinero que puedes ganar.

Por ejemplo, muchas personas se quejan del salario mínimo…

Pero resulta que, al tiempo que hay personas ganando el salario mínimo, hay gente que está ganando 10 veces el salario mínimo, 20 veces y hasta 100 veces, haciendo otro tipo de cosas.

Entonces, para ganar más que el salario mínimo, no es necesario establecer una nueva ley, ni revocar la constitución política del país, ni luchar con los sindicatos para que las empresas paguen más…

…Es necesario que tú cambies tu trabajo, que adquieras nuevas habilidades y hagas diferentes cosas.

Entonces, cuando tú te enfocas quizás un poquito en ahorrar, pero más en aumentar tus ingresos; ahí es donde adquieres un verdadero poder financiero.

Porque como te digo: Hay un límite en cuanto a lo que puedes ahorrar mensualmente, pero no hay un límite en cuanto a lo que ganar.

El límite lo defines tú, lo define el mercado en el que estés y las oportunidades que estés dispuesto a aprovechar.

Por eso este quinto tip, es aumentar tus ingresos.

6. Mantén Tus Emociones Al Margen

Es decir, debes tener un control absoluto de en qué estás gastando tu dinero.

Hay cosas que son absolutamente innecesarias, hay otras que son quizás algunos gustos o deseos merecidos que como te decía, debes presupuestar y proyectar con anticipación…

Pero hay cosas que definitivamente no te sirven y que pueden incluso ir en contra por ejemplo de tu salud.

Quizás una salida a comer comida chatarra, puede que sea un gusto innecesario (no lo necesitas y aparte estás yendo en contra de tu cuerpo).

De vez en cuando está bien, pero hay personas que lo adquieren como un hábito o como una costumbre, y eso no está bien.

Cuando tú controlas tus emociones, no sólo adquieres la capacidad de ahorrar un poquito más de dinero, de no gastar tanto en cosas vanas, sino que además adquieres autocontrol.

Y esto es fundamental, porque en el dinero muchas excelentes decisiones provienen del autocontrol.

El saber si entro a un negocio o no, si aprovecho una oportunidad o no, de saber cómo gestiono mi empresa, qué hago mientras tengo un empleo para ganar más dinero y muchas otras cosas provienen tener control emocional.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera