Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Cómo Duplicar Tu Dinero: Los 3 Factores Que Debes Conocer

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Este artículo está pensado para aquellas personas que tengan algún capital y quieran duplicarlo, no importa si es una cantidad de dinero pequeña (claramente no podemos duplicar cero).

Básicamente, a partir de aquí empezamos a hablar de cómo podemos tomar una cantidad de dinero que tengas (ya sea en una cuenta, en efectivo, etc.) y duplicarlo, y cuáles son las diferentes estrategias y modalidades que existen para hacerlo.

Pues bien, la clave para duplicar tu dinero está en la inversión.

Los Factores Más Importantes De Una Inversión

Los 2 factores importantes en una inversión son: El tiempo y el riesgo.

Hablemos de qué es el cuadrante del riesgo en la inversión.

Tenemos todo tipo de inversiones, contamos con montones de opciones en el mercado. Sin embargo, podemos clasificarlas a todas ellas en 4 grupos diferentes.

Clasificaciones Del Riesgo

Las clasificaciones son las siguientes:

  • Alto riesgo y alta rentabilidad
  • Alto riesgo y baja rentabilidad
  • Bajo riesgo y alta rentabilidad
  • Bajo riesgo y baja rentabilidad

Así que, cuando hablamos de inversiones, lo primero que hay que preguntarse es:

¿Cuál es el nivel de riesgo que estamos dispuestos a asumir?

¿Estás dispuesto a asumir una pérdida de todo tu dinero con la probabilidad de que puedas duplicarlo o cuadruplicarlo en poco tiempo?

¿Estás dispuesto a perder el 10%, el 20% o el 50%?

Si el caso es que no estás dispuesto a asumir ningún riesgo con tu dinero, entonces tenemos que hablar de tiempo.

¿Será que tienes todo el tiempo del mundo y no te importa esperar 20 o 30 años para que tu dinero crezca increíblemente?

Bajo Riesgo y Alta Rentabilidad

Las inversiones de este tipo se conocen como inversiones a largo plazo.

Cuando hablamos de alta rentabilidad nos referimos a la rentabilidad a largo plazo.

En este caso tenemos en cuenta toda aquella inversión en la cual nuestras ganancias se re-invierten y pasan a formar parte del capital, y por lo tanto tenemos un factor de retorno con interés compuesto.

Aquí aplicamos la regla del 72: si tenemos, por ejemplo, un interés del 6% efectivo anual, dividimos 72 entre 6 y obtenemos el número 12.

Ese 12 nos indica cuántos años se va a tomar esa inversión en duplicar nuestro dinero (asumiendo que todas las ganancias se reinviertan).

Por ejemplo, si tú tienes 10 mil dólares y lo inviertes en un fondo de inversión que te genere el 7% de retorno efectivo anual, en 12 años tendrías 20 mil dólares.

Pero lo que es mejor aún, en otros 12 años tendrías 40 mil dólares, y en otros 12 años tendrías 80 mil dólares. Así es como pasas de 10 mil a 80 mil en 36 años.

Probablemente te estés preguntando: «¿No será que existe otra forma más rápida de duplicar mi dinero?»

Básicamente, el promedio del mercado en inversiones a largo plazo es de un retorno efectivo anual del 6-9%, lo cual (según la regla del 72) siempre va a tomar años en duplicar tu dinero.

Aquí es donde analizamos si queremos aumentar el riesgo reduciendo el tiempo, o complementando con algo que compensa el hecho de no tener tanto riesgo y no esperar tanto tiempo: el trabajo.

IMPORTANTE: No hay manera de obtener alta rentabilidad en poco tiempo y con nada de riesgo (o muy poco riesgo).

Las promesas que te dan de ganar mucho dinero rápidamente y sin riesgo son falsas.

Sin embargo, sí existe la probabilidad de generar alta rentabilidad en poco tiempo con alto riesgo.

Alto Riesgo y Alta Rentabilidad

Si eres una de las personas que busca estas opciones y no tienes tanto problema con arriesgar tu dinero, por ejemplo, quieres separar mil dólares que te están sobrando (no los necesitas y probablemente estás de acuerdo con que si se pierden no es problema), puede que esos mil dólares se conviertan en 5 mil dólares en muy poco tiempo…

Ya sea invirtiendo en cosas como las criptomonedas (el bitcoin, recientemente, cogió mucha fuerza y mucho valor, y las personas que habían empezado a invertir realmente ganaron mucho dinero); o también puede ser que inviertas en acciones (básicamente inviertes en acciones de compañías que hacen algo, sacan un producto, hacen un lanzamiento, aumentan su valor y luego vendes esas acciones y ganas la diferencia o los dividendos)…

O incluso puedes utilizar, por ejemplo, las opciones binarias, el mercado de divisas, Forex y aprovechar los cambios tan increíbles que están sufriendo los diferentes mercados cambiarios, los diferentes países y cómo se valorizan unas monedas y se desvalorizan otras, para comprar y vender estratégicamente.

En este tipo de inversiones, si tú obtuvieras un 20% de retorno mensual y reinviertes ese 20% de ganancias nuevamente, en sólo 4 meses podrías duplicar tu inversión.

Ahora, lo que hay que saber es que así como se puede ganar mucho dinero también se puede perder mucho dinero, se puede ganar rápido y se puede perder rápido, se puede perder todo.

En algunos casos, las personas incluso se endeudan para invertir, pierden todo y quedan con la deuda a su nombre.

Entonces, aquí es donde hablamos de alta rentabilidad probable, pero alto riesgo.

Si duplicar o triplicar tu dinero de esta manera fuera fácil, confiable, estable y consistente, todo el mundo lo haría y no habría ningún problema.

Lo más probable es que conozcamos casos de alguien que logró ganar mucho dinero; pero esos casos de las personas que pierden mucho dinero no los vemos en ninguna parte, porque la gente se avergüenza de haber perdido su dinero de esa forma y no se lo cuenta a nadie.

Mi recomendación, si de todas maneras quieres probarlo, es que lo trates como un hobbie, algo que hagas por diversión.

Yo conozco muchos empresarios que invierten en acciones una cantidad de dinero que no les afecta si pierden, y lo tratan como un juego (elementalmente ellos simplemente se están divirtiendo con eso).

Si por alguna razón resulta que ganas un buen dinero, la clave es salirte a tiempo y tomar todo ese dinero que ganaste, ponerlo en un fondo de inversión o en alguna inversión de largo plazo (que ahí sí te empieza a generar frutos), quizás sacar algo de ganancia para ti; pero básicamente proteger esa ganancia que obtuviste, porque de lo contrario pasa igual que en los casinos: A las personas se les va su dinero, emocionalmente, al poco tiempo.

Ahora, probablemente te estés preguntando: «Bueno, ¿y qué pasa si yo tampoco quiero arriesgar todo mi dinero?, ¿qué pasa si no estoy dispuesto a perder ni siquiera el 1% y tampoco quiero esperar 25 años o 36 años para duplicarlo?».

Por un lado, yo entiendo que la vida es corta y hay que disfrutar el presente, para eso trabajamos y nos esforzamos continuamente y realmente la independencia y libertad financiera debe darnos frutos en algún sentido.

Y por otro lado, también sé que muchas personas de pronto no cuentan con mucho capital para invertir, con lo cual lo de la inversión a largo plazo puede tomar mucho tiempo en brindar muy poca rentabilidad, y definitivamente perder esa cantidad (por muy poca que sea) va a significar un impacto profundo.

Bajo Riesgo y Alta Rentabilidad

Entonces aquí es donde hablamos de compensar el riesgo, disminuirlo, y disminuir el tiempo con trabajo.

Este es el cuadrante de bajo riesgo y alta rentabilidad.

Aquí es donde, por ejemplo, si contamos con un capital de $1.000 dólares, podemos comprar productos (por ejemplo traídos desde China) para venderlos con un margen de utilidad superior al 30-50%.

Algunas personas que conozco tienen negocios que se basan en publicar a cierto precio un producto que no tienen en su inventario, sabiendo que hay otro vendedor que lo vende más barato; y en el momento en que compran ese producto sus clientes, él automáticamente compra el producto y lo hace llegar a su comprador, ganándose la diferencia.

Algo más estructurado que esto se denomina Dropshipping.

Conozco muchas personas con experiencia que tienen un capital de 50 mil – 100 mil dólares, e invierten en bienes raíces, en remodelar, en hacer reparaciones, aumentar el valor de un inmueble y posteriormente vender para ganar, una vez más, la diferencia que se produce por la valorización del inmueble (ahora más moderno, más eficiente, con todo en orden).

También están las inversiones en franquicia en donde yo cuento con un capital y no tengo ese riesgo de que el negocio puede que no funcione, de que es una idea nueva, de que voy a empezar a probar si el mercado responde o no, o de que tengo que invertir (realmente) en una investigación de mercado, de saber en dónde voy a ubicar el negocio y demás; sino que yo voy a la fija, sabiendo que este es un negocio que vende.

Entonces simplemente pago la cantidad de dinero que es necesaria y el negocio empieza a generar rendimientos, puedo ver incluso rendimientos históricos, hacer algo de cuentas por ese lado y básicamente en cierto tiempo está retornando mi inversión y ganando utilidades.

Otra opción (una que yo personalmente utilizo mucho y me encanta) es la de promocionar productos como afiliado, utilizando sitios de publicidad (como Google Ads o Facebook), en donde tú inviertes una cantidad para llevarle clientes a un vendedor de productos (especialmente digitales).

Este vendedor te da una comisión por cada venta y, si el dinero que ganas es mayor al costo de la publicidad, tú te ganas la diferencia (en mi experiencia personal, se puede obtener entre el 20 y 50% de retorno mensual, y el riesgo se podría considerar relativamente medio a bajo; pero hay que tener algo de experiencia con todo este tipo de plataformas).

Otra opción es tomar ese capital y empezar un negocio, ya sea comprar la materia prima, los insumos que necesitas, el inventario o cualquier cosa que implique iniciar el proceso de comercialización de productos o servicios.

Incluso puedes comprar una cámara, equipo de iluminación y de sonido, y empezar un canal de YouTube; o crear un curso digital y venderlo, en algún tema sobre el cual tú seas experto y tengas un conocimiento valioso para las demás personas.

Aquí es clave saber que se puede reducir el tiempo (de esa rentabilidad, de ese retorno) ya sea aumentando el capital o incrementando la fuerza de trabajo.

El Trabajo Te Reduce El Riesgo Y El Tiempo

También, en algunos casos (no en todos), la cantidad de dinero invertida puede reducir ese riesgo.

En esta parte de crear un negocio, realmente hay miles de opciones, cantidades de posibilidades que tenemos a nuestra disposición.

Todo negocio debe tener los dos elementos básicos del mercado: Oferta y Demanda, alguien que esté dispuesto a pagar una cantidad de dinero por lo que tú ofreces o por alguna intermediación de lo que tú ofreces.

Por ejemplo, la publicidad que se pone en un canal de YouTube cuando yo grabo videos que son gratuitos. Eventualmente la gente, cuando ve la publicidad, hace clic y paga.

Los anunciantes reciben dinero por esos clientes nuevos que obtienen gracias a la publicidad, entonces se genera una comisión para el editor o para el publicador del video, en donde puede continuar ofreciendo su material gratuito. A través de esa publicidad existe una oferta y existe una demanda.

Estos negocios muchas veces requieren conocimiento, experiencia, asesoría o aprendizaje, algo que se va adquiriendo con el tiempo.

Rara vez tenemos un modelo de negocio que nosotros podamos implementar de la noche a la mañana, leyendo una especie de guía o algo que te garantice que vas a ganar dinero, de pronto diferente a una franquicia (y aun así con una franquicia igualmente está el riesgo de que quizás no funcione tan bien como otras personas que tienen el negocio con la misma franquicia en otras ubicaciones o ciudades, o países).

Por otra parte, también tendríamos la opción de prestarle dinero a alguien de confianza con un poco de interés.

Que sea una persona de confianza es la clave, porque si es una persona que se desaparece y nunca más la vuelves a ver, pierdes tu dinero y el riesgo aumenta; pero si es una persona cercana a ti, que te puede pagar algo de intereses (esa persona quizás no tiene buen historial crediticio y demás), básicamente ahí tú puedes obtener una ganancia.

Recuerda, cualquier promesa de alta rentabilidad en poco tiempo y con bajo riesgo simplemente es una mentira.

O existe alto riesgo y te están mintiendo, o realmente la rentabilidad se la vas a dar tú (a costa de perder tu dinero) a alguien más.

En conclusión: requiere riesgo, tiempo, o trabajo duplicar tu dinero.

Si uno de esos 3 factores principales (o incluso los 3) no están involucrados a un nivel considerable, definitivamente es un fraude.

Te voy a comentar algunos de mis modelos favoritos, que utilizo para duplicar mi dinero.

1. La inversión en el largo plazo

Básicamente, yo separo de mis ganancias mensuales una porción no exageradamente grande que se va a diferentes fondos de inversión estructurados de una manera estratégica, de manera que a largo plazo (con largo plazo no me refiero a 5 años ni a 10 años, me refiero a mucho más tiempo, mucho más largo plazo) se pueda producir una rentabilidad.

2. Inversión a corto plazo

Para el corto plazo, me encantan los negocios a través de internet y sobre todo los productos digitales. A través de internet se puede escalar increíblemente.

El costo de llegar a diez personas, de llegar a mil personas y de llegas a cien mil personas es muy similar. Se facilita, realmente, la creación de ingresos pasivos, en donde tenemos fuerza de trabajo; pero de parte de sistemas automáticos que, básicamente, me cuestan una tarifa mensual, pero me generan mucho más que lo que estoy pagando por ello.

También, la compra y venta de activos. Activos hay en todo tipo de mercados, todo tipo de cosas puede ser un activo y algunas cosas pueden ser un activo para unos y un pasivo para otros, como una casa.

Una casa puede convertirse (un bien raíz) en una salida de dinero, básicamente un agujero negro que se lleva todo tu dinero (en gastos, en reparaciones, en emergencias, en cantidades de cosas), o puede convertirse en una inversión si la vendes habiéndola mejorado y ganándole la diferencia.

La verdad es que todo tipo de cosas puede ser un activo, por ejemplo yo compré una cámara con la que grababa mis videos aproximadamente en $3.000 dólares, y la vendí (cuando la cambié por una nueva) en $2.500 dólares.

La diferencia de «pérdida» es de $500 dólares, pero yo gané mucho mas de $500 dólares con esa cámara gracias a los trabajos que hice con ella.

Entonces, básicamente, es como si la cámara me hubiera salido gratis o me hubiera costado $500 dólares.

La gente piensa «¡$3.000 dólares por una cámara es mucho!», pero yo solamente pagué la diferencia y me gané, elementalmente, lo que ingresé por utilizarla como un activo de trabajo.

Es más, hace poco vendí un lente de fotografía que me costó, aproximadamente, $300 o $400 dólares menos del precio al que lo vendí, porque lo compré estratégicamente de una persona que necesitaba el dinero rápido y posteriormente lo publiqué a un precio un poco más alto; tardó unos 2-3 meses venderlo, pero me generó esa utilidad.

Claramente se necesita algo de conocimiento de cuáles son los productos que se venden y cuáles no, porque también me ha pasado que he comprado otras cosas que no se han vendido o se han depreciado un poco más.

Todo depende de a qué nivel de conocimiento quieres llegar y qué estás dispuesto a aprender, a probar y a arriesgar.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera