Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Cómo GANARLE A Los Bancos En Su Propio Juego – 5 TIPS

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



El objetivo de los bancos (y de cualquier negocio, en realidad; incluso uno tuyo o mío) es ser rentables.

Lo que pasa es que esa rentabilidad, por lo general, la obtienen de productos y servicios por los cuales tú y yo pagamos. Su mecanismo está muy bien diseñado para minimizar las pérdidas y el riesgo, y maximizar las ganancias.

Es un juego a favor del banco. Sin embargo, con algo de inteligencia y conociendo cómo funciona el dinero, es posible ganarle a los bancos en su propio juego. Vamos a ver exactamente cómo.

Es una realidad que muchas personas le temen a los bancos y creen que son imbatibles, que nadie puede beneficiarse de ellos.

Sin embargo, la realidad es que no se necesita ser un ingeniero de la NASA para darse cuenta que existen maneras simples con las cuales uno puede realmente aprovecharse de la manera en que ellos estructuran su funcionamiento para efectivamente salir ganando, ya sea dinero o reducir costos (o simplemente en realidad no gastar nada con ello y, por el contrario, obtener muchos beneficios).

Algunas formas de lograrlo, son las siguientes:

Tip #1: No Mantengas Tu Dinero En Una Cuenta De Ahorros O Corriente

El que tenga más de $50 o $100 dólares en una cuenta de ahorro está perdiendo dinero todos los días, y me refiero a la mayoría de cuentas de ahorro y corriente.

Las cuentas de ahorros (por no decir las corrientes, que casi siempre generan cero pesos, cero centavos o cero dólares) por lo general generan entre 0.1-0.3% de rendimiento e interés efectivo anual…

Con lo cual si tuvieras (por decir algo) mil dólares y no sacaras esos mil dólares durante todo un año, no generarías más de 1-3 dólares.

Cuentan los abuelos que hace mucho tiempo (la verdad es que no sé si es cierto o no) las cuentas de ahorro generaban mucho dinero, pero ya hoy en día no es así.

En Colombia, realmente las cuentas que más pagan se acercan al 2% o al 3%, y hay veces que para tener un 4% hay que mantener un depósito enorme de dinero y no sacarlo en cierto tiempo, y tienen cantidad de limitaciones.

Cuando vamos a analizar los fondos de inversión de bajo riesgo, como las Fiducuenta de Bancolombia, nos damos cuenta de que podemos tener un rendimiento aproximado de entre el 3% al 5% (cerca del 4% en todo momento) sin hacer nada: sin pacto de permanencia, sin costos adicionales, sin cuotas de manejo; y prácticamente pudiendo retirar el dinero cualquier día hábil, añadir cantidades de dinero cualquier día hábil, sin ninguna dificultad.

Realmente, mantener dinero en una cuenta de ahorro generando tan poquito (ni siquiera ayudando a sopesar la inflación) es perder.

¿Por qué?

Porque el banco toma ese dinero que tú depositas, se lo presta a otras personas a plazo con interés, ellos ganan y te dan cualquier cosa.

El dinero debe estar trabajando, no debe estar guardado, quieto, o peor aún en efectivo.

Tenerlo en una cuenta de ahorro es casi como tenerlo en efectivo: igual de malo.

Tip #2: No Pagues Cuotas De Manejo

Tampoco vamos a pagar cuotas de manejo, anualidades o seguros por una tarjeta de crédito, ni mucho menos por una cuenta de ahorros.

Hay personas a las que les dicen que supuestamente un seguro en una cuenta de ahorros es obligatorio, o el dichoso «portafolio», y esto es una mentira: simplemente una forma de sacarte más dinero, no caigas en esa trampa. 

Personalmente, yo con Bancolombia (que es el banco principal que uso en este momento) logré sacar una cuenta de ahorro sin costo por ahí en el 2015, hoy en día ya no se consigue (la única manera de tener una cuenta de ahorro con ellos sin costo es a través de convenio de nómina); pero, de lo contrario, estarías pagando, en el menor de los casos, unos 2 dólares o 6 mil pesos por tener allí tu dinero.

¿Cómo va uno a pagar dinero para que le guarden el dinero?, es que no tiene sentido, no tiene lógica.

Si un banco no te ofrece una cuenta con este beneficio, pues entonces simplemente hay que buscar otro banco. La única manera de justificar un pago de cuota de manejo por una cuenta de ahorro sería que esa cuenta, o que ese banco, de alguna u otra forma me genere más beneficios (en términos de dinero) que superen ese costo.

En cuanto a tarjetas de crédito, muchas personas creen que el cobro de la cuota de manejo de la anualidad es un cobro fijo, innegociable, que no lo van a eliminar y tienen cantidades de mitos y creencias extrañas alrededor de este tema.

La verdad es que existen muchas tarjetas que de por sí, de forma nativa, no tienen cuota de manejo; o que te piden, por ejemplo, hacer una compra en el mes de cierto valor para que quede gratuita la cuota de manejo.

Algunos bancos, como Colpatria, te dan una meta de 3 compras en el mes que pueden ser, literalmente, compras en el supermercado y con eso ya no te cobran cuota de manejo (dependiendo de las categorías y de las condiciones).

En otros bancos, como el Banco de Bogotá, por ejemplo, tú puedes realmente llamar a negociar esa cuota de manejo, pedir una cancelación de la tarjeta (cerrarla) si no te dan una mejor opción (si no te exoneran, al menos, 6 meses). 

Estos bancos van a negociar y van a tratar de darte el beneficio. Incluso con Bancolombia (que es con el que más he tenido experiencia), no te dan exoneración incluso llamando a cancelar (si tú llamas a cancelar, no te brindan ninguna alternativa; sino que te cancelan inmediatamente); aun así, con ellos es posible solicitar un cambio de categoría de la tarjeta, subirla o bajarla de nivel te da automáticamente cierta cantidad de meses sin cobro.

Esto es lo que yo he estado haciendo: Tengo unos meses de exoneración, se vence el plazo, la cancelo, saco otra y en todo momento estoy con tarjetas de crédito libres de cuotas de manejo, no pago seguro, no pago cuota de manejo en cuenta de ahorro y estoy libre de estos costos que, de otra manera, hubieran sumado una cantidad muy interesante durante todos los años que llevo con ellos.

Tip #3: Nunca Pagues Por Los Retiros

Hay bancos que son tan descarados de cobrarte por sacar el dinero que les diste a guardar, y realmente esto sí me parece lo más triste que hay.

Algunos bancos te dan 3 o 5 retiros gratis al mes, y te empiezan a cobrar a partir de ahí cierta cantidad. Si este es el banco que prefieres, por ciertos beneficios que tienes, trata de planear muy bien para nunca hacer un retiro de estos adicional, ya que va a ser simplemente dinero perdido con ningún beneficio para ti.

Cuando hablamos de cuenta de ahorro y de que prácticamente yo nunca las utilizo para nada, quizás la única utilidad a tener realmente es la de retirar dinero.

Desafortunadamente, todavía hay sitios en donde no reciben tarjeta, de lo contrario yo no utilizaría efectivo en ninguna parte. Digamos que ese efectivo de todas maneras se necesita y lo tenemos que sacar de la cuenta.

Lo que yo hago es que, en todo momento, mi dinero está en fondos de inversión generando intereses, trabajando para mí; y cada vez que yo necesito hacer un retiro, saco del fondo de inversión, coloco en la cuenta de ahorros ese dinero y de allí ya puedo disponer de él.

Pero, el banco en el que estoy me cobra si yo intento retirar por el cajero electrónico. Entonces, allí es donde analizo cuáles son las alternativas que tengo: si retirar por corresponsal bancario no me cobra, entonces cómo puedo lograrlo de esa manera, o no ir a cometer el error de retirar por cajeros de otras entidades (en donde casi todos los bancos, por retirar en un cajero de otras redes, simplemente te van a cobrar un costo adicional).

Con Bancolombia, por ejemplo, si una cuenta de ahorros te cobra retiros por cajero y el cajero es lo único que tienes disponible en el momento, tú puedes tener una cuenta de Nequi o de Ahorro A La Mano, o una Cuenta de Daviplata, transferir a esa cuenta y por ahí retirar sin costos. Existen formas creativas, realmente, de hacer este tipo de movimientos para no caer en estas pequeñas trampas.

Tip #4: Usa Sabiamente Las Tarjetas De Crédito

Hay personas que creen que una tarjeta de crédito es solo para endeudarse, solo para emergencias, solo para pagar con intereses, pagar cuotas de manejo, pagar una compra de algo para lo cual no tengo el dinero a varios meses.

Realmente este es el peor uso que se les puede dar. Si yo soy inteligente con el dinero, si yo soy capaz de proyectarme y de presupuestar mis costos y gastos, yo sé para qué me alcanza y para qué no me alcanza, y yo sé que si hay algo que voy a comprar y no me alcanza el dinero para ello, pues no debería comprarlo.

En otras palabras, yo debería usar mi tarjeta de crédito como una tarjeta débito: pagando siempre a una cuota, quedando con el beneficio de tener hasta 45 días sin interés y realmente no teniendo ningún otro costo adicional. 

Con lo cual yo sencillamente tengo incluso los beneficios de las tarjetas (en términos de seguros, asistencias, coberturas y demás) para las compras que realizo, tengo la acumulación de millas y puntos que después puedo redimir en beneficios (en compras de mercados, en vuelos, en cantidades de cosas), ya que en los comercios, cada vez que tú pasas la tarjeta los bancos ganan un pequeño porcentaje de esa compra (los comercios pagan eso).

Entonces, ya es tu decisión si quieres comprar en efectivo (pagar el mismo precio, como lo determina la ley, con cualquier medio de pago) y no ganar ningún beneficio, o pagar con tu tarjeta de crédito (ya que la de débito tampoco te da nada) y obtener así sea algunas poquitas millas o algunos poquitos puntos que al final del año te pueden resultar en un vuelo gratis o en cualquier otra cosa.

En este sentido, también es importantísimo nunca hacer un avance de efectivo (no solo tienen costo, sino que cobran intereses desde el primer día).

Realmente, el que pierde con las tarjetas de crédito es el ignorante, es la persona que las usa para endeudarse y no les saca provecho.

Cualquiera diría que sencillamente las tarjetas de crédito tienen esa psicología de que yo voy a gastar de más (o de que no sé qué), eso solo aplica para los irresponsables, para los que no saben cuánto dinero tienen, cuánto pueden gastar.

Sencillamente, es cuestión de ver realmente su balance, su estado actual, y saber si algo para lo cual quiere utilizar la tarjeta de crédito tiene el dinero o no lo tiene; y si no lo tiene, pues no lo compra, así su tarjeta de crédito le permita comprarlo 20 veces.

La mayoría de las personas utilizan las tarjetas de crédito para hacer compras de cosas que realmente no le benefician en absoluto (en términos financieros). En otras palabras, se endeudan para comprar sin ganar, sin obtener rendimientos: esa deuda no le produce ganancias que realmente supere con creces el costo bancario de intereses y otros gastos.

Tip #5: Nunca Adquieras Un Préstamo De Libre Inversión

Si yo voy a adquirir un préstamo o una deuda, nunca debería adquirir un préstamo de libre inversión.

Cuando realmente necesito un préstamo, es porque tengo claro de dónde va a salir el dinero para pagar, y que preferiblemente ese dinero lo voy a utilizar en algo que me va a generar ganancias.

Si yo solamente voy a endeudarme para comprar un celular con el cual voy a estar en las redes sociales todo el día (siendo improductivo, perdiendo mi tiempo y teniendo distracciones), claramente estoy tomando una mala decisión.

Pero si, por el contrario, yo me voy a endeudar para, con ese préstamo, invertir en mi negocio (el cual me va a no solo permitir pagar esa deuda, sino a generar muchas más ganancias), pues probablemente esa es una buena decisión.

Pero aun así, hay maneras de obtener mejores tasas de interés que las que nos brinda un crédito de libranza o un crédito de libre inversión, y es a través de la compra de cartera.

Incluso muchas tarjetas de crédito permiten que tú traigas deudas de otros bancos a una tasa preferencial, sin seguros y (como te decía) sin cuotas de manejo. En esencia, obteniendo los mejores costos del mercado en términos de préstamos y deudas.

Algo que yo he hecho una que otra vez (porque en realidad no ha sido una práctica muy constante en mi vida) ha sido que simplemente saco un préstamo de una tarjeta o hago una compra con una de ellas (o, en el peor de los casos un avance; solo lo hice una vez) y con otra tarjeta de otro banco hago la compra de cartera prácticamente al día siguiente (no hay ni siquiera que esperar, no hay que tener nada).

Con esto es como si yo, en esencia, hubiera hecho la compra con esta tarjeta secundaria a una mejor tasa.

Así, automáticamente, quedo con un préstamo que realmente me puede salir muy económico (hablamos de 0.8%, 0.78%, dependiendo si están en campaña), lo cual es un costo manejable según si el dinero lo utilizo para algo que me va a brindar ganancias.

De lo contrario, yo simplemente no debería endeudarme; sino que debería ahorrar hasta que tenga el dinero y, cuando tenga el dinero, comprar con la tarjeta de crédito y saldar la tarjeta de crédito a final de mes, dejando mientras tanto el dinero para saldar la tarjeta en un fondo de inversión que me dé ganancias.

En otras palabras, es buscar justamente que mi dinero esté trabajando y me esté dando ganancias a través del mismo banco, y no que yo sea el que esté trabajando para el banco.

Es más, si tú tienes una deuda en este momento, busca que otro banco te mejore la tasa.

Con un crédito hipotecario esto también se puede hacer, si te dieron la tasa por encima del 1%, muy seguramente cualquier otro banco está dispuesto a comprarte esa deuda, simplemente reduciéndote la tasa para que tú quedes pagando intereses durante el resto de años que faltan, pero más barato (ahorrándote mucho dinero).

Lo mismo aplica con créditos de vehículo y todo tipo de cosas.

Entonces, tú haces eso una vez: vas a un banco y le dices «tengo una deuda con una deuda con un banco X, ustedes ¿qué me ofrecen?«, y resulta que ellos te dan una oferta, te dan una mejor tasa, te dan mejores condiciones, tú analizas todos los costos, preguntas si cobran seguro (todo lo que tiene que ver con los costos) y cuánto te van a quedar las cuotas. Ta vas a dar cuenta del beneficio.

Luego tomas esa carta, te la llevas para otro banco y les dices que si pueden superar esa oferta; si la superan, llevas esa a otro banco y pones a los bancos a trabajar para ti, no al revés.

Así como estas, hay muchas otras maneras que podemos utilizar para verdaderamente salir adelante en el juego de los mismos bancos.

Hay que ser inteligente, responsable, saber tomar decisiones financieras; tener claro cuáles son mis ingresos, mi capacidad de gasto, mi capacidad de endeudamiento (y en el endeudamiento siempre está el asterisco de que solo me endeudo para generar mucho más dinero y muchas más ganancias, apalancándome en el dinero de terceros para crecer y hacerme más rico).

En general, tomando decisiones más sabias a nivel financiero y respetando cada centavo.

Hay veces que las personas dicen «igual, un fondo de inversión no me genera mucho dinero, y esos son simplemente algunos pocos dólares al mes«, esos pocos dólares se los podría estar ganando el banco y podrías tú estarlos pagando; y cuando analizamos la situación en 10, 20 o 30 años lo que has perdido es muy significativo, y lo que podrías ganar (en términos de rendimiento) con todo ese dinero invertido al interés compuesto es bastante significativo.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera