Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

¿Cómo Pensionarte Mucho Antes De Los 60 Años?

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



La triste realidad de la gran mayoría de las personas, sobre todo en Latinoamérica, es que simplemente es muy pequeña la cantidad de gente (proporcional a la población) que verdaderamente trabajó durante su vida y se llega a pensionar.

Son muy poquitos los que pueden llegar a disfrutar de una pensión.

Muchas personas jóvenes hoy en día están pensando que llegar a los 60-65 años probablemente ni es algo que logren, se pueden morir el día de mañana, va a ser muy difícil o el gobierno cada vez pondrá más trampas, problemas y dificultades.

Entonces, lo que esto causa finalmente es que la gente deje de pensar o de proyectarse para lograr efectivamente una pensión.

Sin embargo, la estrategia que te quiero comentar no depende del gobierno, no depende de nadie más (de un tercero), sino de ti mismo al encargarte de crear tu propia pensión antes de los 60 años.

Claramente, no es fácil, no es de la noche a la mañana; pero tampoco es imposible, como muchas personas quieren creerlo (o quieren hacerse a la idea y a la excusa de que es imposible para ni siquiera intentarlo).

La Regla Del 4-25

¿Cómo es posible que esta regla nos ayude a pensar o a calcular realmente cómo alcanzar una pensión?

En realidad es muy sencillo: ahorrar 25 veces lo que se gasta en un año y retirar 4% cada año, ajustado a inflación.

Vamos a ver en detalle un ejemplo, pero básicamente empecemos por eso de «ahorrar 25 veces lo que se gasta en un año».

En un previo artículo, estuve hablando sobre cuánto dinero deberías tener ahorrado según tu edad.

Allí teníamos analizado realmente que a tus 30 años, en teoría, deberías haber ahorrado una cantidad de dinero específica, a los 35 otra, a los 40 otra como para asegurarte en ir de acuerdo a lograr esas metas y de efectivamente alcanzar tu retiro.

Sin embargo, quienes estudiaron ese contenido se pueden dar cuenta que allí hablé de que la meta máxima era alcanzar 10 veces en ahorro de lo que se gana de salario en un año, y aquí estamos hablando que son 25 veces lo que se gasta en un año.

Entonces, aunque parece lo mismo, no lo es, porque lo que yo me gasto en un año no es necesariamente igual a lo que yo me gano en un año.

De hecho, en los salarios consideramos un ahorro porcentual del 10%, un porcentaje destinado a lo que es diversión y entretenimiento, otro para deuda.

Probablemente, ya para el momento de pensionarte has saldado muchas deudas (si estabas pagando una casa, ya terminaste de pagarla; si estabas aportando a seguridad social para pensión, ya no tienes que hacerlo porque ya estás pensionado; y muchas otras cosas puede cambiar).

Aun así, también puede haber gastos en ese momento que no haya el día de hoy.

Así que, básicamente debes calcular cuáles son tus gastos en un año o, mejor, cuáles van a ser tus gastos en un año cuando ya estés pensionado, independientemente de la edad que escojas (que también vamos a hablar de la edad de pensión que podrías tener, realmente puede ser cualquiera), pues eso nos va a cambiar la cifra.

El caso es que tú deberías calcular realmente cuánto dinero deberías tener para cubrir tus gastos básicos, que no te falte, pero que tampoco te sobre.

Con eso en mente, si lo calculas mensual, lo multiplicas por 12 y esa cifra anual es la que vas a multiplicar por 25.

Esa es la meta de ahorro total, en el que tú deberías tener una cantidad de dinero (de ese monto) invertida, generado rendimientos e intereses a través del interés compuesto, para efectivamente poder retirar el 4%.

¿Por Qué El 4%?

Porque se estima que aproximadamente los rendimientos de interés compuesto de una inversión con un portafolio lo suficientemente diversificado puede generar entre un 7% y un 10% (dependiendo de la situación de cada país; pero es algo posible en diferentes lugares y es una regla más o menos general que podemos tener en cuenta).

Si generamos un 7% (que es un promedio relativamente conservador) de rendimientos, y la inflación es de un 3% (que también es una inflación relativamente conservadora; obviamente excluyendo a países como Venezuela o Argentina)…

…simplemente podríamos retirar un 4% cada año ajustando a inflación (es decir que nuestro ingreso no se va a mantener constante y nuestra capacidad adquisitiva va a disminuir; sino que la vamos incrementando y el ahorro no se va a acabar).

En otras palabras, el objetivo de esta regla es que tu dinero no se acabe antes que tú, o que tu fecha de fallecimiento llegue antes que la de tu dinero.

Algunas personas consideran que quizás es más prudente la regla del 3-33 (es decir, ahorrar 33 veces tus gastos anuales y retirar un 3%) para de pronto estar un poquito más amortiguado ante efectos de crisis, o de bajones de mercado, o de situaciones difíciles por las que pueda atravesar el país.

Obviamente, ya es decisión de cada quien cómo hacerlo.

Pero hay que tener en cuenta que el ahorro realmente no es tan difícil alcanzarlo como parece.

Es decir, ahorrar 25 veces de lo que me voy a gastar en un año, pues si mi salario es el doble de mis costos básicos y yo ahorro la mitad de mi salario, me demoraría 25 años.

No, porque esto no tiene en cuenta el gran poder que tiene el interés compuesto.

Así que realmente el objetivo final es tener esa cifra, pero alcanzarla requiere mucho menos esfuerzo que ahorrar cada centavo de ella.

Ejemplo Específico

Supongamos que tus cálculos arrojen que tú necesitas unos $2.000 dólares mensuales o $24.000 dólares al año para cubrir tus gastos básicos (obviamente esta es una cifra cualquiera, aleatoria; no importa, ya sé que hay personas que van a comentar que en Colombia no es posible ganar tanto, que en Argentina no sé qué, que esto o que lo otro. Es un ejemplo, tú ya luego que termine el video calculas tu cifra y haces las cuentas de acuerdo a tus cantidades).

Digamos que son $24.000 dólares como por simplificar, 25 veces esta cifra (estos $24.000 dólares) daría $600.000 dólares.

Es decir que yo debería ahorrar, o tener ahorrado para cuando quiera pensionarme, $600.000 dólares en total, de manera que yo pueda retirar el primer año un 4%.

¿Cuánto es el 4% de $600.000 dólares? $24.000 dólares.

Este 4% es lo que retiro el primer año, en cuanto me haya pensionado.

Para el segundo año, yo ajusto a la inflación.

Supongamos que la inflación fue del 3% (yo sé que igual hay inflaciones diferentes en diferentes países, sea cual sea se hace el cálculo), entonces de los $24.000 paso a retirar $24.720 dólares el segundo año.

Una vez más, la regla funciona porque asumimos que estos $600.000 dólares menos los $24.000 que retiramos, de todas maneras en intereses (debido a que están invertidos en un portafolio lo suficientemente diversificado y con un riego preferiblemente bajo para el momento del retiro) deben producir más que el 4% en rendimiento, y ojalá debieran alcanzar a asumir o a superar la inflación.

De todas maneras si no lo hace y nosotros seguimos retirando, dependiendo de la edad en la que decidamos pensionarnos, probablemente podamos pasar varias décadas retirando sin que el dinero total se acabe.

Ese es el objetivo, por eso es que la regla funciona.

Consideraciones

La primera es que el portafolio de inversiones puede ser más arriesgado (o, en otras palabras, invertir en títulos de mayor riesgo) cuando estás iniciando el ahorro, cuando vas a mitad del camino puede pasar a moderado, y cuando finalmente decidas pensionarte debe ser riesgo bajo.

¿Qué significa el riesgo?

Simplemente el riesgo es qué tanto va a fluctuar tu dinero.

Por lo general, mayor riesgo significa mayor rentabilidad, lo cual te puede ayudar a alcanzar la meta mucho más rápido; pero después de que te pensiones, si tu dinero disminuye un 10%, 20% su valor pues claramente puede ser más peligroso que de pronto sí se pueda acabar el dinero en un corto plazo (sin contar con alguna crisis que haya en el país o lo que sea).

Pero cuando recién empiezas, el riesgo alto realmente (a pesar de que suena «peligroso») lo que va a significar es que tu dinero puede disminuir ahora, pero puede subir después mucho más que lo que sube un fondo moderado o un fondo de riesgo bajo, con lo cual realmente (como tienes tiempo) el tiempo absorbe y amortigua todas esas bajadas, y todas las subidas las aumenta y las incrementa exponencialmente, como sabemos.

Por otro lado, hay que tener muy en cuenta el tema de los impuestos.

En Colombia, por ejemplo, se puede ahorrar en un fondo privado de pensiones como Porvenir en el tema de aporte voluntario a pensión.

Este es un dinero que yo puedo meter allí, en estas cuentas, invertirlo en el fondo que yo quiera (de hecho, tengo posibilidades de hacer inversiones en cantidades de fondos, de acciones internacionales, en dólares, de todo) y después de 10 años puedo retirar ese dinero completamente libre de impuestos, sin haber pagado retenciones, retención contingente, sin haber hecho impuesto a la renta, absolutamente nada.

Cosa que realmente no se puede si uno pertenece a un régimen solidario, como el de Colpensiones.

Entonces, en este caso es tener en cuenta de que si yo quiero hacer el ahorro por fuera de este tipo de mecanismo que me brinda el gobierno (en algún banco, en alguna cooperativa o en alguna cosa diferente a lo que el gobierno me brinda como herramienta para hacerlo; de hecho, esta parte es privada, así que no está tan ligada al gobierno), yo debería tener en cuenta que a ese dinero tengo que pagarle impuestos, y todo lo que yo aporte allá para mi pensión y ahorre para mi pensión debe ser dinero después de impuesto.

Por lo que ya tú deberías analizar cuál es el mejor caso, informarte con algún contador, alguien que te asesore de realmente cuál es la mejor opción para ti, de manera que no todo el dinero que quieras ahorrar para pensión se te vaya una gran porción impuesto (porque, pues, no es justo).

Otra consideración es la edad.

Si tienes 40 años y te quieres retirar a los 50 años, pues lograr el objetivo de ahorrar 25 veces tus gastos va a ser un verdadero reto en 10 años.

Una vez más, no es imposible; es un poquito más difícil, requiere más trabajo inteligente e identificar oportunidades de apalancamiento; pero si empiezas a los 25 años muy seguramente tendrás más tiempo y tendrás más posibilidades de efectivamente lograrlo.

Así que la edad que escojas finalmente para retirarte (que fuera antes de los 60, 65, 62 años, sea cual sea la edad de pensión legal en el país) pues va a depender de cuánto tiempo te queda disponible.

De todas maneras, si no te queda tiempo disponible para retirarte antes de los 60, pues no importa, apúntale entonces a que esta sea una herramienta que te permita incrementar la pensión que naturalmente te va a dar el gobierno como tal.

Allí es donde hay que considerar también algo.

Si tú por alguna razón llevas trabajando mucho tiempo, has aportado seguridad social y tienes una pensión obligatoria que si cumples las semanas vas a lograr cuando llegue la edad legal de pensión, pues allí vas a tener otro ingreso que probablemente vayas a calcular teniendo en cuenta la brecha pensional.

Es decir, aproximadamente un 60% a 70% del ingreso final que tuviste (es decir, del último salario) va a ser tu primera pensión.

Entonces, ese es un ingreso que ya puedes considerar, que se deduce de los $24.000 dólares que calculamos como ejemplo.

Entonces ya tu meta no es de $24.000.

Si por ejemplo esa pensión del gobierno fueran $1.000 dólares mensuales, entonces ya son $12.000 que yo no tengo que conseguir por mi cuenta, y por lo tanto la meta se va a disminuir.

Lo mismo si yo cuento con un negocio para el momento en que me voy a pensionar, que me entrega $500 dólares mensuales como dividendo; o si yo tengo unas propiedades raíces que me generan como alquiler otros $500 dólares.

Entonces, con esas cosas ya tengo esa meta lograda y puedo ahorrar cualquier cantidad y todo eso simplemente va a irse para mi libertad financiera, mis gustos, mis viajes, lo que yo quiera disfrutar.

Por último, obviamente la palabra «retirarse» o «pensionarse» no significa necesariamente que tú vayas a dejar de trabajar, a dejar de fortalecer tus fuentes de ingreso, a dejar de crear otras fuentes de ingreso, a vender tus negocios y a dejar de recibir dinero por ellos, y muchas otras cosas.

Especialmente si te retiras joven, o te pensionas joven, tú puedes seguir teniendo un empleo.

De hecho, por lo menos en países como Colombia es perfectamente legal estar pensionado y tener ingresos de otro empleo, solo que igual pagan impuesto y seguridad social con todo lo que tiene que ver con salud y lo demás, excepto pensión.

Entonces, digamos que es importante saber que igual pensionarse es solamente recibir la cantidad de dinero suficiente para cubrir tus gastos y no tener que preocuparse por tener que trabajar o no.

En otras palabras, si simplemente decides no trabajar más, ya tus gastos básicos están cubiertos.

Esa es la libertad financiera, realmente con ingresos 100% pasivos. Ya tú verás si quieres seguir creciendo.

Probablemente si ya has desarrollado una ética de abundancia, crecimiento y prosperidad, lo sigas haciendo.

La clave de todo esto es tener la matemática clara, saber cuáles son los números, cuáles son las metas que yo debo alcanzar, cómo puedo proyectarme para lograrlo, qué se requiere en principio para conseguir un objetivo tan aparentemente ambicioso como este.

Una vez yo lo tenga claro, yo puedo analizar «okey, no es algo que me guste» o «sí es algo que voy a hacer, voy a empezar a proyectarme de esta manera», o «necesito más ingresos, ¿cómo puedo ir obteniéndolos?, ¿cómo puedo trabajar realmente alrededor de cumplir este objetivo? Aún si no lo logro del todo, si logro la mitad, o si logro un 30%, o si logro un 10%, estaría alcanzando algo mucho más alto que el 90-95% de las personas que ni siquiera se plantean pensionarse».

Obviamente hay que dejar de pensar que el gobierno es quien debe encargarse de tu jubilación, de pensionarte, de darte dinero cuando tú estés viejo.

Todos quisiéramos que fuera así, pero sabemos que el gobierno no lo va a hacer.

La clave está realmente en que tú tomes el control de tus finanzas y tú seas quien te encargues de garantizar tu futuro financiero, tu estabilidad, tu bienestar y tu armonía financiera en tus años dorados.

Crear más fuentes de ingresos, ingresos pasivos, ahorrar agresivamente y mucho más (como lo hemos visto en previos videos) es definitivamente clave para alcanzarlo.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera