Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

El Desprecio Al Dinero – ¿Por Qué Tantas Personas Creen Que El Dinero Es Malo?

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



El dinero por lo general es un tema muy controversial.

Están los que saben y entienden que es un recurso valioso, que se puede utilizar para muchas cosas buenas en la vida, o que simplemente no es más que un medio, que al igual que un martillo se puede usar para hacer el bien y para hacer el mal.

El martillo lo puedo usar para crear y construir algo o para romperle la cabeza a alguien.

Y están los que sencillamente desprecian el dinero, prácticamente lo odian, lo evitan a toda costa y buscan deshacerse de lo poco que les llega a sus manos.

La pregunta es: ¿Por qué?

Ya sea por el condicionamiento social o incluso religioso, las personas por lo general tienen en un mal concepto a quienes han logrado conseguir más dinero que otros, a quienes son o consideran ricos.

Y la verdad es que yo tengo un concepto un poco diferente de lo que son los verdaderos ricos.

Sin embargo, en las películas, en la sociedad, en los noticieros, vemos que por alguna u otra razón las personas que relacionamos con mucho dinero, también las relacionamos como que son deshonestas, han robado, han estafado, han pasado por encima de otros para conseguir su riqueza.

Esto obviamente hace que al analizar esos casos, uno diga:

«Definitivamente yo no quiero ser así, yo no quiero ni que pasen por encima mío, ni que me roben, ni que me estafen mi dinero; ni tampoco quiero ser una de esas personas malas».

Y con este pensamiento, ¿cuál es la relación mental que hacemos con el dinero?…

«Por lo tanto, yo no puedo ser rico. Yo no debería conseguir mucho dinero. Yo no debo buscar la abundancia financiera».

Empieza toda una lógica que hace pensar a la gente que tener mucho dinero es aprovecharse de los demás, ¿cierto?

Porque si yo tengo más dinero, otra persona tiene menos dinero.

Esa Es La Raíz Del Desprecio

Pero siempre hay que pensarlo en términos de qué beneficios obtiene una persona que paga por algo, por un servicio, por un producto.

¿Qué beneficio obtiene una persona que compra alimentos?

¿Será que solamente está enriqueciendo al supermercado, o será que está obteniendo un beneficio para sí misma y por lo tanto ambos están ganando?

Si a lo dicho anteriormente le sumamos el hecho de que vemos en la farándula los casos de famosos que relacionamos con el dinero y con la riqueza, y salen a relucir problemas por ejemplo de drogadicción, de saltar de un matrimonio en otro, de inestabilidad en la vida, problemas incluso de desordenes alimenticios, depresión, cantidades de cosas…

Terminamos relacionando el dinero directamente con esos problemas.

Nunca pensamos: «¿Será que el problema en sí no es el dinero sino más bien la fama, la exposición pública, el bullying que le hacen las personas (incluso los fans) a esos artistas o a esas celebridades?

¿Será que, más que el dinero, tiene que ver la situación o la posición en la que esas personas se encuentran?

No sólo eso, ¿será que todas las personas famosas son así, y tienen esos problemas, y tienen esas dificultades en la vida?».

La verdad es que este desprecio al dinero, de alguna u otra manera surge de lo que vemos, porque analizamos el mundo a través de un rotico y tratamos de concluir con base en eso que nos llega como información.

Y para ser honestos, la gran mayoría de personas que desprecian el dinero y que desprecian a las personas ricas, que dicen que el dinero es malo, que el dinero corrompe, no conocen a más de 10 personas que se hayan hecho ricas por su propia cuenta.

Es más, yo me atrevería a decir que la mayoría de ellos no conoce ni a una persona rica.

Y «conocer» no cuenta como ver en los noticieros a los políticos o a los famosos, ni tampoco cuenta seguirlos en las redes sociales y que nos hayan respondido uno que otro mensaje.

Pero, aún así, las personas tratan siempre de juzgar.

Es como que yo me ponga a hablar de los irlandeses, y diga que los irlandeses son esto y son lo otro, y no conozco ni un irlandés. Es más, ¡Nunca he ido a Irlanda!

Entonces, ¿te parece normal?, ¿te parece justo?, ¿te parece razonable?

Simplemente tratamos de concluir por lo que vemos en telenovelas, noticieros, periódicos, redes sociales, incluso por lo que vemos en películas que son historias ficticias la gran mayoría de las veces.

Y no sólo eso, sino que además tratamos de concluir de casos puntuales…

¿Y La Información Que Nunca Se Ve?

Ahora, imagínate que una persona tome buenas decisiones con su dinero, ayude a las demás, de pronto no sea algo extremadamente grande pero haga dinero de forma honesta.

¿Va a salir en las noticias? No.

¿Va a salir en Facebook? No.

No se va a volver viral, lógicamente, ni en Twitter tampoco.

¿Lo vamos a ver en una telenovela? Pues, tampoco.

Entonces, no vamos a tener nunca una forma de comparar el volumen o la cantidad de esas personas malas con dinero, con respecto a las buenas.

Y esta es una ilusión que siempre es consecuencia de la sociedad en la que vivimos.

Si nosotros vemos un noticiero y tratamos de pensar cuál es la situación del país, pensamos «Todo está malo. Mejor dicho este país se vino abajo y estamos en la peor situación de la historia».

Pero todos los noticieros siempre han sido iguales, siempre se han dedicado a mostrar las noticias más malas.

¿Por qué? Porque esas son las que capturan nuestra atención, las que producen que muchas personas estén pegadas a los televisores o a sus celulares todos los días.

¿Y ahí quiénes ganan? Los anunciantes, quienes ponen publicidad, patrocinios, quienes pagan, quienes mueven cantidades de dinero por la atención que produce el publicar noticias negativas.

OJO, esto no significa que esas noticias negativas no existan, que esas cosas malas no ocurran, que esas personas malas que tienen dinero y lo tienen de forma deshonesta no estén ahí afuera… Por supuesto que todo eso existe.

Pero eso no nos cegar de la realidad de que ellos no son la mayoría.

Aquí es donde este desprecio al dinero que muchas personas tienen y que simplemente los limita, les impide mejorar su situación porque piensan que mejorar sus finanzas significa volverse malos.

La Solución Está En Pensar Con Conciencia

Por eso, la solución es que nosotros podemos analizar y decir conscientemente:

«No, ¿pero de dónde surge todo este pensamiento negativo?

¿Cuándo fue la última vez o la primer vez que yo pensé que el dinero es malo?

¿Será que yo lo vi a través de un ejemplo en carne propia, yo vi a alguien haciendo algo o supe de alguien cercano hacer algo?

¿O soy yo mismo el que he sido malo cuando he tenido dinero?

¿He sido deshonesto cuando he tenido dinero y el dinero me ha corrompido a mí?

¿Será que lo he visto en noticieros, en telenovelas, en películas?».

A veces más que una realidad, son mitos urbanos; más que una realidad son simplemente casos que obtienen la publicidad, la más grande publicidad de parte de todos.

Y no es para menos, porque cuando vemos una persona que ha hecho un mal muy grande, queremos que otras personas se den cuenta y se alerten, esto es una naturaleza humana.

Pero cuando vemos a una persona hacer el bien, no se lo contamos a nadie, no lo publicamos en las redes sociales, no se vuelve famoso en un noticiero.

Entonces, aquí es donde tenemos que preguntarnos si el desprecio al dinero tiene sentido o no para lo que yo quiero lograr con mi vida.

Las Cosas Que No Piensa Alguien Que Tiene Un Desprecio Al Dinero Ciego E Irracional…

Hay un ejemplo que alguna vez escuché sobre una persona que andaba en un Ferrari y le dijeron:

«¿Cuántas familias pudiste haber alimentado con la plata que compraste ese Ferrari?»

Y la persona les responde:

«No sé cuántas, pero si sé que por comprar este Ferrari ayudé a los familiares de los mecánicos, de los ingenieros que diseñaron el carro, de las personas que trabajaron en el ensamblaje, en la producción de las llantas, en la creación del aceite, en la línea de producción, en el concesionario, en el área de ventas, contabilidad, y cuántos empleados más».

Y eso sólo con haberlo comprado, sin contar las personas que trabajan en las gasolineras a las cuales hay que ir después de tener el carro para hacerlo tanquear, a lo que hacen los mantenimientos, a los que se dedican a la pintura, a los que venden calcomanías si desea comprarles, y cantidades de personas más que con sólo el comprador de ese Ferrari han conservado su empleo, han tenido trabajo por el cual cobrar y llevar comida a su casa.

Y claro, así como esta hay otras formas de hacerlo, de pronto con ese dinero se pueden tomar diferentes decisiones que beneficien a muchas personas.

Pero es hora de cambiar esa perspectiva respecto al dinero.

Es tiempo de dejar de pensar que siempre lo que es un beneficio para mí tiene que ser un perjuicio para otro, lo que yo gane significa que otro pierda, porque no tiene sentido.

Muchas veces yo puedo ganar mientras las otras personas ganan.

¿Qué tal si un cirujano se gana $10.000 dólares por una cirugía de cambio de rodilla para una persona de 70 años que ya no puede caminar por el desgaste de la misma?

¿Será que ese cirujano se está haciendo rico de la nada, y quien está pagando la cirugía no está viendo beneficios?

El beneficio es para ambos. En este ejemplo, el anciano está ganando la riqueza de vivir con más calidad de vida y una dolencia menos, con la posibilidad de volver a caminar sin tanta dificultad, y cuántas cosas más.

Y para el cirujano, el dinero es la recompensa de su trabajo, de sus años de estudio, de su dedicación y de los conocimientos que ha adquirido.

Cuando logramos esta forma de pensar respecto al dinero y nos liberamos de cualquier connotación negativa que le hayamos dado debido al acondicionamiento social en el que estamos, y cuando nos damos cuenta que no es que el dinero es malo sino que simplemente hay personas malas en la vida…

En ese punto es donde debemos hacernos una pregunta crítica a nosotros mismos.

¿Eres Tú Una De Esas Personas Malas?

Puedo decir con toda seguridad que no.

Y por lo tanto, el dinero en tu caso puede ser un recurso muy positivo que te ayude a lograr muchas cosas buenas en la vida.

En vez de despreciarlo, es mejor aprender a manejarlo, aprender a conseguirlo y a administrarlo correctamente.

Porque incluso en el futuro, puede ser el factor que te permita ayudar a otros, brindar empleo, hacer donaciones, proveerle la calidad de vida a tu familia que merece, y mil cosas más.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera