Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Dinero Digital – ¿Se Acabará El Dinero En Efectivo?

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



El dinero efectivo ha sido tradicionalmente el mecanismo por defecto para toda transacción comercial.

Quizás por su facilidad, su simplicidad, el hecho de que es tangible y podemos ver realmente cuánto es, cuánto nos devuelven, cuánto tenemos, etc.

Pero, claramente durante los últimos años y probablemente incluso décadas, hemos vista una migración masiva hacia los medios digitales y hacia el dinero que no es más que uno números en una pantalla o en una base de datos.

La pregunta es: ¿Se va a acabar como tal el dinero en efectivo?

Hoy en día podemos disponer del dinero digital de muchas maneras, en nuestra cuenta bancaria mediante una tarjeta débito, o con las tarjetas de crédito, mediante transferencias o consignaciones y demás.

El comercio electrónico empezó sólo siendo un medio de pago digital y únicamente con tarjeta de crédito.

Hoy en día ya tenemos incluso la posibilidad de pagar en efectivo a través de diferentes convenios y lugares, sin embargo el dinero plástico es el mecanismo por excelencia.

Y esto es principalmente una tendencia en las personas más jóvenes, porque los que usan más efectivo son las personas de mayor edad, quienes incluso retiran su pensión en efectivo en su totalidad y la guardan en una cajita en la casa, con los riesgos que esto implica.

Claramente el no usar dinero en efectivo tiene muchos beneficios, en principio las organizaciones criminales son las que principalmente disponen de este recurso en grandes cantidades para hacer movimientos sin que sean detectados.

Y por lo tanto los gobiernos han querido llevar a cabo una reducción drástica del mismo.

Ellos serían felices eliminando el dinero en efectivo para siempre poder asegurarse de que cada transacción tenga su trazabilidad y se pueda hacer un seguimiento detallado de todos nuestros movimientos.

Incluso el gobierno australiano ya tiene un plan (por ahora no se sabe si se va a llevar a cabo o no) para hacer ilegales todos los movimientos superiores a $10.000 dólares en efectivo.

Pero entonces, cuando analizamos cuáles son las posibles alternativas a un futuro sin dinero en efectivo, los principales mecanismos o medios que tenemos son las tarjetas de crédito y débito.

Ventajas O Desventajas Del Dinero Digital Vs. El Efectivo

Por ejemplo si se te pierde una tarjeta débito o cédito, simplemente puedes llamar a solicitar una nueva y no hay ningún problema.

Pero si se te pierde dinero en efectivo, quien lo encuentre se queda con él, lo disfruta y lo usa.

Aunque al perderse una tarjeta de crédito no significa que no tengas riesgos, cuando comparamos el riesgo del dinero en efectivo con los riesgos de las tarjetas, podríamos decir que las tarjetas son más seguras.

Incluso con todas las cosas que ocurren hoy en día a nivel de estafas, de clonación y demás.

El caso es que siempre hay mucha más fluidez y facilidad de manejar dinero plástico, y realmente esto en sí es por diseño.

Por otra parte el dinero en efectivo tampoco está libre de fraudes…

Se estima que aproximadamente el 0.1% de todos los dólares en efectivo en circulación son dólares falsos, billetes falsificados.

Y esto puede que parezca muy poquito hasta que nos damos cuenta que el total de dinero en circulación es más de un millón de millones de dólares.

Las tarjetas de crédito definitivamente tienen una desventaja principal respecto a las débito y al efectivo, y es que uno no paga con dinero, uno paga con deuda.

En otras palabras, no hay una transferencia de valor directa entre comprador y vendedor, sino una promesa entre comprador y banco o entidad financiera, de pagar o devolver el dinero que el banco entrega directamente al vendedor, solamente en un plazo acordado, o con unos intereses, o a una cantidad de cuotas.

Entonces uno diría: «Bueno, pero entonces las tarjetas débito son una solución al hecho de no tener que pensar que son una deuda, que tiene intereses, que tiene sobrecostos y muchas otras cosas«…

Y realmente es que las tarjetas débito sí, utilizan y disponen de los fondos de mi cuenta bancaria y por lo tanto rechazan cualquier posible transacción que exceda esto, aunque aún así hay cuentas con sobregiro y capacidad de endeudamiento en tasas altísimas.

Pero independientemente de esto, no hay ninguna promesa y sí hay una transferencia directa de valor.

Pero el problema de las tarjetas de cualquier tipo, sencillamente son los costos y comisiones por transacción.

En otras palabras, el procesamiento que paga un comercio.

Como siempre está del lado del proveedor este costo, uno como consumidor casi nunca lo ve o lo piensa conscientemente.

Y normalmente estamos hablando entre el 1% y el 3%, más una cantidad fija, por decir $30 centavos de dólar o el equivalente en cualquier moneda local.

Y uno podría decir: «Ah, pero eso es muy poquitico dinero«…

Si, pero imagínate 3% de un producto que vale $2 dólares, serían $6 centavos, ok.

Pero los $30 centavos de más, que son una tarifa fija, hace que realmente el porcentaje de costo del producto, sólo en comisión de procesamiento de tarjeta, sea del 18%.

Sin contar utilidades, sin contar costos operativos, ni los costos de la materia prima del producto, y cuántas otras cosas.

Esto hace que realmente las tarjetas de crédito y débito no sean un medio aceptado por muchos comercios en transacciones de bajo valor.

Y hay negocios en los que esos son los únicos productos que venden, productos de bajo costo, por lo tanto nunca podrían adaptarse a un medio de estos a menos de que hagan los productos súper caros y nosotros tengamos que asumir ese costo.

Además de todo esto, las tarjetas de crédito por ejemplo ofrecen bonos, millas, puntos, beneficios por solamente usarlas, y que claramente no tendrían como salir únicamente de ese pequeño porcentaje.

Por ejemplo si hablamos del 2%, 3% de comisión, ¿cómo es que algunas tarjetas ofrecen 5% de devolución en ciertas categorías?

Realmente esto sale (y para las personas que no lo sepan, que lo tengan claro desde ya) de aquellos que pagan intereses en sus compras.

En otras palabras, las personas que se endeudan y que no tienen el dinero completo para pagar sus compras, y lo que hacen es ponerlo a varias cuotas en sus tarjetas de crédito, terminan financiando los beneficios, los vuelos, las millas, la gasolina, la redenciones en supermercados y muchas otras cosas, de quienes la usan a una cuota.

En otras palabras, las tarjetas de crédito son un medio de pasar dinero y valor de los pobres hacia los ricos.

Claramente uno tiene que decidir en este momento de qué lado quiere estar: Del lado de los que pagan intereses o del lado de los que reciben puntos y millas independientemente de dónde provenga.

Porque es que la cuestión es que el precio del producto es el mismo, independientemente de si yo pago con efectivo y no recibo ningún beneficio, o si yo pago con tarjeta de crédito y me gano todos esos beneficios.

En Colombia por ejemplo el precio no puede cambiar de acuerdo al medio de pago, y sencillamente si a ti te dicen que te van a dar un descuento por pagar en efectivo, pues claramente deberías tomarlo.

Sin embargo, no es la manera en que funciona ni mucho menos en prácticamente todo el mundo.

Por lo tanto, en últimas los comercios se ven forzados a aumentar los precios para todo el mundo, para que sencillamente puedan asumir el costo de procesamiento de las tarjetas.

Y quienes terminan ganando realmente son las franquicias y los bancos, no tanto los usuarios ni los comercios.

Es prácticamente uno oligopolio en que sencillamente estos pocos proveedores que son las franquicias se quedan con todas las ganancias, tienen el control e incluso pueden denegarle los servicios a cualquiera, en esencia si no hubiera alternativas como el efectivo, dejándolo en la quiebra inmediatamente.

Posiblemente hay otras soluciones como por ejemplo en China, la aplicación WeChat que se convirtió en la aplicación por defecto, en el mecanismo por defecto para pagar cualquier cosa.

Es tan común que se encuentran códigos QR en todas partes, y es tan increíble la adopción masiva de esta aplicación, que incluso los mendigos reciben limosna por WeChat.

Aparte de que los comercios no tienen que pagar el alquiler de un datáfono o un aparato para recibir las tarjetas, ni los costos de instalación, ni nada de eso.

Sino que cada quien descarga la aplicación en su celular, escanea el código y con eso paga, y listo.

Ahí reciben su salario, de ahí utilizan los fondos que quieran disponer, y cantidades de cosas.

Es un proveedor privado que realmente cuando vamos a analizar el volumen en dinero de transacciones anuales, ellos procesan 10 veces más dinero que las tarjetas débito y crédito en Estados Unidos, lo cual es una cosa increíble.

Por supuesto China tiene más habitantes, pero cuando se hace la conversión y el análisis ajustado a población, nos damos cuenta que incluso es más del doble de transacciones en dinero como tal con esta aplicación.

Y estamos hablando que es una aplicación que crearon apenas hace como 10 años.

Y es que lo increíble de WeChat es que ellos no cobran ninguna especie de tarifa, por lo tanto hace que cualquier comercio pequeño pueda vender sin tener que pensar en esta comisión y cuál va a ser el porcentaje neto de todas sus ganancias, porque una cosa es vender una tasa de café y pensar «Listo, en esto se me fueron $36 centavos«, otra cosa es vender mil tasas de café y cuánto dinero terminan acumulando en las comisiones.

Pero entonces la pregunta es cómo hace WeChat para ganar dinero, y la respuesta es:

Al gobierno le encanta que WeChat le comparta toda la información de los movimientos y las transacciones de sus usuarios, y por lo tanto el gobierno ha estado apoyando mucho esta aplicación, de manera que no hay privacidad, el gobierno lo sabe todo.

Y muchas personas en China simplemente están dispuestas a que por todas las conveniencias que provee el sistema, van a entregar su privacidad, la información de todos sus movimientos sin ningún problema como tal al gobierno.

Pero independientemente de que haya personas dispuestas a aceptar, esto nos deja claro que con WeChat o con Visa y Mastercard, le estamos dando mucho poder a los proveedores.

Un poder que si desapareciera el efectivo, realmente es demasiado grande y es mucho más de lo que deberíamos estar dispuestos a aceptar.

Una sociedad sin dinero en efectivo tendría muchas más cosas negativas que positivas.

Está bien que el gobierno quiera realmente controlar un poco el tema de las transacciones ilegales, pero ¿no crees que habría otras formas?

Si hay la motivación habrán los medios, ya sea a través de oro o criptomonedas, siempre se va a encontrar la forma de tranzar anónimamente, entonces cuáles son los beneficios y conveniencias como tal para nosotros.

Pero otra cosa que hay que pensar es que más allá de los billetes y monedas, el dinero en sí no es más que una representación ideal que nosotros tenemos por el valor.

Cuando vemos que un billete tiene impreso un número, nos hacemos a la idea de que ese billete vale ese número, cuando en realidad lo que estamos sosteniendo es un pedazo de algodón y lino, pero realmente no tiene ningún valor.

No es nada más que el que nosotros le asignamos.

Primero los billetes eran certificados de depósito respaldados por oro, luego respaldados por deuda, luego respaldados por nada.

Y entonces en últimas el dinero, sea en efectivo o sea con tarjeta, con deuda, con lo que sea; termina siendo una ilusión y entonces, aquí la pregunta es: ¿Hacia el futuro qué nos espera?

Además de todo, la inflación ha acabado con gran parte del valor de muchas divisas, a finalizado muchas de ellas en su totalidad.

El dólar vale 95% menos de lo que valía en 1911 que se fundó la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Y prácticamente todas las divisas están en camino a desvalorizarse y a volverse cada vez más débiles.

Por lo pronto hay mucha incertidumbre respecto a qué va a pasar, y el dinero en efectivo no va a desaparecer en el corto o en el mediano plazo.

Yo personalmente no considero que en 10 años ya no haya dinero en efectivo.

Lo que pasa es que lo vamos a tener para ciertas cosas allí, por si acaso… Pero en realidad el dinero digital está prácticamente tomándose el mundo.

Y cuando hablamos de las criptomonedas, todavía está en duda si este se va a volver el mecanismo por defecto para las transacciones, especialmente cuando hay tanta volatilidad, tanta variabilidad en el precio que realmente no es tan estable como percibimos por ejemplo un dólar.

Y muchas personas todavía no están dispuestas a asumir el cambio que esto implica, fuera de que lo que te digo que ocurre en China, con WeChat hasta los mendigos reciben sus limosnas por ahí; pero con criptomonedas, difícilmente encontramos cómo comprarlas y cómo tenerlas legalmente, por lo menos en países como Colombia.

Pero los gobiernos definitivamente serían felices con que no haya dinero en efectivo porque tendrían un paraíso de trazabilidad, de análisis de cada uno de los movimientos, sabrían cuánto realmente tú ganas, cuánto te pueden cobrar…

Estaría prácticamente automatizado el dinero de impuestos y ni siquiera tendrías que contratar un contador, porque ellos mismos te dirían cuánto tienes que pagar, ya que básicamente lo saben todo.

Independientemente de lo todo lo anterior, lo que yo siempre pienso y lo que me gusta que las personas piensen, es que hoy, mañana, dentro de 10 años, dentro de 20 años, dentro de 60 años, va a haber personas exitosas, hoy hay personas exitosas.

Independientemente de los medios de pago, de cómo sea el dinero, de qué sea lo que tenga valor.

Antes eran tierras, oro… Hoy es dinero en una cuenta bancaria, números en una base de datos.

Lo que sea que vaya a ser en el futuro, va a representar el éxito financiero, la riqueza, la fortuna neta y el patrimonio de personas o empresas.

Así que, en realidad independientemente de esta situación, de estos medios, yo desde hoy puedo adquirir buenos hábitos de manejo, saber ahorrar, invertir o malgastar y comprar impulsivamente, puede ocurrir hoy con dinero en efectivo o con tarjetas de crédito, o con WeChat, o en el futuro con criptomonedas o con cualquier cosa extraña que surja.

Por lo tanto, la clave es cómo vamos a manejar el dinero, qué vamos a hacer.

Deberíamos tener firmeza para no aceptar cualquier cosa que el gobierno quiera montarnos encima y ya, porque sí.

Sin embargo, que tengamos más presente como prioridad el hecho de que el éxito financiero depende de cada uno de nosotros, y si así nos aseguramos de que ocurra desde ya con los medios que tenemos hoy, podemos hacer la transición sin problema asumiendo que seamos personas capaces y flexibles para adaptarnos a cualquier cambio.

Y todo esto es posible si tú te educas financieramente de manera constante.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera