Descubre Desde Hoy Los Secretos Mejor Guardados Sobre Las Metas Personales

Aprender Más »

Éxito, Motivación Y Superación Personal

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Éxito, Motivación Y Superación Personal | Desarrollo PersonalFoto de pareja en la playa vía Shutterstock

Éxito, Motivación Y Superación Personal

Te conviertes en una persona exitosa, en la medida en que logres tus metas.

Si alcanzas tus metas, eres exitoso, sino no. Así de simple.

Lo que decidas llevar a cabo definirá en gran medida los resultados que finalmente estés viviendo en tu vida.

La diferencia entre un triunfador y una persona fracasada, se puede resumir como un tema de atención. Los fracasados no le prestan la suficiente atención a sus metas, si es que se las plantean en primera instancia.

Los triunfadores, por otra parte, le brindan el 100% de su atención a definir, trabajar en, y lograr el éxito en sus metas.

De hecho, los fracasados muy a menudo están cumpliendo metas… Pero las de otros, ya que las propias ni siquiera las han pensado conscientemente.

Para ser un triunfador, tú debes darle la atención suficiente a tus propios objetivos y metas para poder lograrlos. Esto significa que debes quitarle gran parte de tu atención a otras actividades que no contribuyan con la realización de tus metas.

En una semana de tu vida, ¿Dónde tienes tu atención? Si no estás actualmente obsesionado con lograr tus metas, ¿Entonces con qué lo estás?

¿Qué es lo que normalmente se pone por delante de tus objetivos?

¿Te preparadas y te planeas para ver la TV o alguna película?

¿Mantienes pegado de tu correo electrónico, las redes sociales y los mensajes de texto?

¿Asistes fielmente a las obligaciones sociales que organizan tus familiares, amigos, o compañeros de trabajo?

¿Qué es exactamente lo que estás logrando o alcanzado en una semana típica en tu vida?… ¿Estás al menos progresando en tus objetivos, dándoles varias horas de tu atención; o simplemente mantienes tu enfoque en otra parte?

Los triunfadores reconocen que, con el fin de lograr sus metas con éxito, deben eliminar el gran tiempo que pueden estar dedicándole a actividades que no les sirven para progresar y avanzar. Ellos aceptan que cualquier cosa diferente a lo que está directamente relacionado con sus logros, puede pasar a segundo plano.

Tú debes estar en guardia para las invitaciones u oportunidades que surjan mientras estás trabajando en tus metas. Esas distracciones ocultas fácilmente te pueden desviar si no las detectas y las atacas.

Claro, si la oportunidad se alinea sólidamente con tus metas, ¡Maravilloso!… Entonces puedes sacarle el máximo provecho.

La Escasez De Atención

La atención es un recurso limitado. La capacidad de dirigir conscientemente tu atención con buena energía y total enfoque, es aún más escasa que el tiempo que tienes disponible cada día.

En cualquier semana, puede haber muchos intereses que compiten por tu atención: Amigos, familiares, compañeros, extraños al azar, corporaciones, agencias gubernamentales, medios de comunicación, dispositivos electrónicos, etc. Y actualmente, todo esto tiene muchas maneras de llegar hasta ti.

Internamente, siempre vives cierta competencia: Tus necesidades fisiológicas, tus necesidades emocionales, tus ansias, tus comportamientos habituales, etc. Necesitas comer, dormir, eliminar el desperdicio, bañarte, y así sucesivamente… Estas actividades requieren un poco de atención también.

En algún lugar entre esos intereses en conflicto, hay una voz que busca tu atención. Esta es la de tu naturaleza orientada hacia tus objetivos, tu mayor inteligencia, tu deseo de vivir una vida rica y con propósito. Esta parte de ti anhela logro, y no va a ser satisfecha por nada menos… Busca que te fijes tus propias metas y las logres.

¿Qué parte de tu atención le estás dando a esa naturaleza de logro?

Si no le prestas atención en absoluto, simplemente sufrirás baja motivación, baja autoestima y una escasez general de energía y dirección. Pero si le das la atención que ella ansía, serás recompensado con alta energía, pasión, abundancia, un sentido de propósito, contribución y verdadera felicidad.

Dirige Tu Atención

Afortunadamente, como seres humanos contamos con el poder de dirigir nuestra atención. Siempre tienes dos opciones: (1) Dejar flotar tu atención sin rumbo, (2) o dirigirla hacia un objetivo concreto.

Para lograr tus propósitos, realmente debes comprometerte con tu atención. Sea lo que sea que te estés planteando, es importante que le dediques el enfoque que necesita esa meta para ser lograda… Al mismo tiempo que dejas de lado cosas que estén robando parte de tu valiosa atención en el camino.

Lamentablemente, no tenemos la tendencia de quitar nuestra atención de aquellas áreas de nuestra vida que no están funcionando tan bien. Lo importante, es al menos comenzar con actividad dirigidas a nuestra meta que podamos llevar a cabo mientras nos vamos deshabituando de las «malas costumbres».

Establecer las metas requiere atención enfocada. Planificar los pasos a seguir para lograr nuestros objetivos, requiere aún más atención. Y la ejecución de medidas de acción, requiere más atención todavía… Los triunfadores priorizan este tipo de procesos en su vida. Los fracasados, claramente no.

Di «No» A Casi Todo

La diferencia entre las personas exitosas y las REALMENTE exitosas, es que las personas REALMENTE exitosas le dicen «no» a casi todo.

— Warren Buffet

¿Qué significa decir «No» a casi todo?

Para mí, eso significa ser capaz de trabajar a tiempo completo en mis objetivos, sin dejar que nada se interponga en el camino. Significa mantener mi tiempo libre de enredos. Significa que si otras personas quieren poner sus metas en mi plato, analizo si debo hacer esas metas propias (y decir «sí» a ello), o debo rechazarlos y no prestarles ninguna atención… Simplemente, si no puedo hacer un «gol» en mi camino con esas metas, no merecen mi tiempo.

No apoyo la idea de «compromisos a medias». Tú debes poner TODA tu atención  a tus metas, incluso a esas que hiciste propias. Si actualmente tienes un trabajo, entonces o lo haces bien y das tu mejor esfuerzo, o simplemente abandonas la posición y dejas que alguien lo haga excelente.

El saber decir «no», puede ser la diferencia entre vivir tu vida, o estar viviendo la vida de alguien más… Así lo dice una frase de Steve Jobs, y muchas otras frases de superación lo expresan.

Pon Tus Metas De Primero

Muchas triunfadores tiene trabajo. Muchos triunfadores tienen familias. Muchos triunfadores tiene compromisos en competencia de varios tipos. Pero los triunfadores no utilizan sus puestos de trabajos, los niños ni otros compromisos como excusa para no dar lo suficiente en sus objetivos. Mientras los fracasados encuentran excusas, los triunfadores encuentran un coche que los lleve más rápido.

Una buena manera de que tus metas te inspiren esas prioridad, es que te plantees objetivos orientados a más felicidad, bienestar y mejora general en tu vida.

Entre mayor impacto positivo tenga para ti el lograr la meta que te propongas, más fácil será priorizarla y ponerla primero de las demás.

Pregúntate a ti mismo: «¿Parece mi meta significativa e inteligente cuando me imagino mi vida 20 años después de haberla logrado?».

Planifica bien el tiempo que vas a dedicarte a progresar en esa meta, y haz todo lo que tengas que hacer por respetar ese tiempo y espacio, manteniéndote alerta de las cosas que te quieran desviar.

Así que, empieza por pensar en una meta que verdaderamente traiga un gran impacto de libertad, felicidad, bienestar y más posibilidades de disfrutar la vida, para que hagas de esa meta tu prioridad.

A lo mejor te tardes unos años en conseguirla, pero siempre avanzarás hacia ella a partir de ahora.

Cómo Diseñar La Vida De Tus Sueños Recibe Los Mejores Tips En Tu Correo Y Alcanza Un Éxito Extremo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Cómo Convertir A Tu Subconsciente En Una Máquina De Lograr Metas

Beneficio

El Ejercicio Simple De 2 Pasos Para Optimizar Una Meta Personal

Beneficio

El Gran Error Que Podría Destruir La Productividad En Tus Metas