Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

Las Únicas 3 Formas De Convertirse En Millonario

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya



Para empezar, quiero dejar en claro a qué nos referimos exactamente con «millonario».

Básicamente no es más que tener una fortuna neta, es decir activos menos pasivos, todo lo que tienes restándole todas tus deudas, tu patrimonio total, de por lo menos un millón de dólares o el equivalente en tu moneda local.

Esto es lo que significa el término «millonario».

Yo sé que para muchas personas, por lo menos en Estados Unidos, un millón de dólares realmente no es tanto dinero porque la inflación a desvalorizado mucho el dólar.

Pero independientemente de esto, tengámoslo en cuenta para una conversión por lo menos en Latinoamérica, donde significa un poco más de dinero y es una meta que realmente muy poquitas personas en su vida logran alcanzar.

Así mismo en este artículo vamos a tener en cuenta algunos cálculos a largo plazo y siempre vamos a hablar del mismo millón de dólares, pero se asume que estamos teniendo en cuenta el tema de la inflación, por lo cual buscamos simplificar un poco el hablar de cuáles son las maneras de llegar a alcanzar una fortuna neta equivalente a ese valor.

Algo curioso en este tema, es que muchas personas creen que los millonarios simplemente heredaron su fortuna.

Pero de hecho de acuerdo a ciertos estudios se sabe que no más de un 20% de las personas cuya fortuna neta supera el millón de dólares, la heredaron.

Quiere decir que el resto, el 80% de alguna manera u otra la construyeron.

Y si bien, no todos empezaron sin nada, se estima que aproximadamente el 56% de todos los millonarios empezaron desde cero y la crearon a su manera, con sus propios negocios, empezando incluso sin inversión, sin capital, algunos con deudas.

Por lo que en realidad la probabilidad de hacerse millonario, aunque es un poco baja, existe.

Y para poder alcanzarla hay que saber cuáles son los posibles caminos para llegar a ella.

Camino #1: El Lento Y Seguro

Estamos hablando del camino tradicional.

Estudiar en una universidad, probablemente endeudándose para adquirir un título universitario, que luego incluso requiere ser complementado con especializaciones o maestrías que realmente aumenten un poco mi hoja de vida para adquirir cierto trabajo.

En principio trabajar en algo para empezar y adquirir experiencia, y después ahí sí buscar un empleo que verdaderamente me de buenos ingresos.

Luego de un tiempo, prácticamente cuando ya tenga 65 o 70 años, de haber ahorrado, de haber invertido cierta cantidad, de haber sido juicioso con el dinero, de no haber gastado en cosas innecesarias, quizás de haber comprado una casa y haberla pagado cuanto antes…

Probablemente, y para muchas personas que realmente son juiciosas con el dinero y que están en una carrera que tiene potencial, que puede generar buenos ingresos (ya que no todas las carreras tienen el mismo potencial), esto puede funcionar.

Lo que pasa es que una vez alcanzas la meta del millón de dólares, ya prácticamente tu cuerpo y tu mente están demasiado viejos como para poder disfrutar esa riqueza.

Esto es pensado que durante tus «años dorados» puedas disfrutar de esa fortuna que acumulaste, y aunque a simple vista parece que no tuviera sentido, muchas personas optan por este camino.

Es decir, si tú le mencionas este panorama a cualquier persona, es posible que te diga «este no es un camino que yo quisiera tomar porque se va a demorar tanto tiempo que en últimas para qué, estando tan viejo tener tanto dinero«…

Es más, probablemente ese dinero se te vaya principalmente en preservar tu salud como prioridad.

No significa que estudiar o conseguir un título universitario esté mal, pero pensar que un empleo que consigas con tu título universitario te va a llevar a la riqueza, está totalmente equivocado.

Porque si, hay muchos millonarios que así fue como consiguieron su riqueza, pero a veces incluso ni siquiera se logra.

Un caso común son algunos médicos, que uno los ve comprando carros de lujo, o gastando en vacaciones súper costosas, y uno dice «está muy bien porque realmente lo merecen, porque trabajan duro y porque su sueldo es alto«…

Pero ¿cuánto tiempo les puede durar esto sin que realmente sea una inflación al estilo de vida que les haga gastar más dinero del que podrían?

Y si ellos empezaran a ahorrar o a invertir, tendrían una proporción de riqueza mucho más alta y mucho más rápido.

Esto hace que incluso muchas personas que trabajan toda su vida, generan ingresos toda su vida y prácticamente nunca están desempleados, lleguen al final de sus días incluso con una fortuna neta negativa.

Es decir: Debiendo más dinero de lo que tienen en activos, lo cual es increíble.

Así que este camino no suena como muy atractivo, veamos cuál es el segundo.

Camino #2: El Rápido E Inseguro

Nos referimos al camino que toman los músicos, los artistas, los atletas que de alguna u otra manera ya sea por entrenamiento desde muy pequeños, o por una genética privilegiada, o por cualquier otra razón, realmente tienen una habilidad que pueden explotar y que les permite obtener ciertas ganancias.

Ya sea cantando, corriendo, montando bicicleta, jugando fútbol o cualquier otra de estas habilidades destacables que realmente les produzcan ingresos altos.

Se sabe que en promedio 5 años después de un artista o un atleta retirarse de su carrera y dejar de recibir la cantidad de ingresos que recibían antes, que no eran poquitos, están en la quiebra, declarándose incluso en bancarrota.

Y esto curiosamente es algo muy similar a lo que les pasa a las personas que se ganan la lotería.

Básicamente 5 años después de dejar de recibir esos ingresos como artistas o atletas de alto rendimiento, de alguna u otra manera sus finanzas se vienen abajo.

Y no es una sorpresa porque realmente para desempeñarse bien en todas estas carreras, hay que enfocarse y dedicarse a la habilidad en sí que implica hacerlo bien.

Y probablemente esto significa dejar un poco de lado la educación financiera.

Así como las personas que compran la lotería en principio, no están pensando en manejar bien su dinero y en hacer crecer su riqueza y su fortuna sino en apostar, y en gastar dinero casi todos los días en boletos de lotería para esperar que la suerte los recompense con un premio enorme.

Y esto finalmente sin educación financiera, no sirve de nada y se sabe que estadísticamente la basta mayoría de las personas sufre una caída rápida.

Por supuesto no siempre es así, sin embargo hay que tener en cuenta que incluso de los atletas que tienen grandes habilidades, solamente el 1% llega a alcanzar una riqueza o una fortuna de un millón de dólares o más, apenas el 1%.

Con lo cual es, no sólo complicado llegar a ese objetivo, sino que probable que después de alcanzarlo se pierda.

Y es quizás porque estas personas no equilibran el hecho de tener estos ingresos, incluso con otras cosas.

Hay muchos artistas y atletas exitosos que han hecho campañas publicitarias con ciertas marcas, han lanzado sus propios productos o empresas y se han convertido justamente en empresarios, lo cual está excelentemente bien.

Algunos sencillamente conocen el valor de asesorarse y obtener consultoría para aprender a manejar o al menos a delegar el buen manejo de su dinero.

Lo que pasa es que esperar a que uno tenga la suerte de contar o con esa habilidad, o desarrollar la persistencia, o la genética que se requiere, o lo que sea para que de eso dependa la creación de fortuna y de riqueza, también es muy complicado.

Así que entonces veamos cuál es el tercer camino para alcanzar el millón de dólares.

Camino #3: El Moderado Y Probable

Moderado porque no es el más rápido, pero tampoco es el más lento.

Y probable porque no es el más seguro pero tampoco es inseguro.

Y estamos hablando de ser empresario, de crear un negocio o múltiples negocios preferiblemente, y más fácilmente que provean valor a las personas o a las empresas.

En otras palabras, simplemente es dejarse guiar por la regla máxima del mercado: Qué es aquello por lo cual las personas o las empresas están dispuestas a pagar y que significa un valor.

Recordemos que el valor es lo que se recibe, el precio es lo que se paga.

Cuando una persona considera que el precio que está pagando se ve mucho más que compensado por el valor que está recibiendo, allí es donde decimos que hay demanda por un producto y hay satisfacción al cliente.

Entonces, si tú logras encontrar productos o servicios puntuales que tengan demanda, que generen satisfacción al cliente, que puedas entregar de manera eficiente, sin la condición de que si aumentan tus clientes entonces aumenten tus costos o tus requerimientos de empleo, o tus gastos de bodegaje o cualquier otra cosa, sino que puedas escalar lo más grande posible, lo más rápido posible…

…Aquí es donde te puedes volver realmente dueño, no sólo de tu tiempo (porque puedes incluso gestionar el tiempo, el conocimiento, el dinero, los recursos de otras personas), sino además de realmente un mecanismo de generación de abundancia que está basado en apoyar y ayudar a las personas o a las empresas brindando soluciones y entregando valor.

Cuando compras por ejemplo en el supermercado tus alimentos, no piensas en que estás gastando o perdiendo dinero, sino que piensas en que estás invirtiendo en ti, comprando algo que te gusta, realmente obteniendo algo de valor.

Entonces muchas personas por ejemplo creen que vender es difícil porque uno le está queriendo pedir a las personas dinero, y no es así.

Si uno tiene un producto valioso verdaderamente, uno se da cuenta que vender es un acto de ayuda, es un acto de empatía por la otra persona, es un acto de querer ayudarle a la otra persona a resolver sus problemas, sus dificultades, a ser más eficiente, a ahorrar dinero.

Por ejemplo un contador, se podría pensar que está buscando clientes solamente para sacarles dinero, pero probablemente si es un buen contador les va a ahorrar mucho dinero a la hora de hacer sus impuestos, en el momento en que tenga en cuenta ciertas normas, o leyes, o beneficios tributarios, u otra cosa.

Así mismo existen cantidades de opciones en las que si analizamos el proveer valor a las personas, realmente nos lleva a tener un negocio que podemos decir que puede crecer casi que ilimitadamente.

Lo ideal es que si tú vas a empezar desde cero (si ya tienes tu negocio, podrías pensar en reestructurarlo en caso de que no aplique), pienses cómo podrías hacer tú para que ese negocio pueda alcanzar 10 clientes, 100 clientes, 1.000 clientes, 10.000 clientes o 100.000 clientes sin mayores dificultades.

Es decir, que no sea que con 100.000 clientes recibas 100.000 llamadas y necesites 100.000 personas que contesten el teléfono, o algo así.

Sino que puedas tener prácticamente automatizada esa parte, cómo puedes proveerle valor a esas personas, asegurarte de entregar calidad, y muchas otras cosas.

Este no es el camino más rápido porque claramente requiere algo de experiencia, tampoco es el más fácil porque a veces incluye inversión, incluso inversión en consultoría de personas que ya sepan hacerlo o que ya tengan experiencia y te puedan guiar.

Y tampoco es el más seguro, porque puede que tengas una excelente idea que de repente está funcionando y se viene al piso de un momento al otro por los cambios que se están dando en el mundo constantemente.

Pero definitivamente es quizás una de las mejores formas, y de hecho una basta mayoría de los millonarios que existen en el mundo son empresarios de alguna u otra manera, son dueños de sus propios negocios.

Por lo tanto si tú en algún momento quieres alcanzar la fortuna del millón de dólares o más, quieres crear gran abundancia en tu vida, debes empezar por preguntarte cómo proveer valor al mundo y cómo crear uno, o mejor aún, más de un negocio que provea valor al mundo y preferiblemente que no te tengan a ti como empleado, de lo cual realmente dependa dicho negocio.

Es decir que tú puedas desconectarte de ese negocio, incluso durante 1 año y cuando vuelvas a revisar cómo está, está incluso mejor que antes.

Si tú logras eso, realmente tu creación de abundancia es solamente cuestión de tiempo.

Y te conviertes entonces en un experto de analizar, identificar e implementar estrategias ganadoras.

Y esa es la mejor habilidad que puedes adquirir porque literalmente te permite crecer desde cero en cualquier momento, en cualquier industria y en cualquier negocio o mercado que realmente tenga demanda.

Aquí ninguno de los caminos es el correcto o el incorrecto.

Hay muchas personas que con muy buenos empleos realmente han construido su riqueza y están haciendo cosas que les encanta hacer y aman su trabajo.

Hay artistas y atletas que construyen su fortuna y se vuelven empresarios, y pasan a una etapa en la que pueden manejar esa riqueza y seguir haciéndola crecer, y usarla para cosas buenas en la vida.

Lo que pasa es que el tercer camino es más fácil para las personas normales, como tú y como yo que no tenemos habilidades excepcionales, que no somos perfectos en cierta cosa, que somos comunes y corrientes.

Pero que podemos realmente a través de la educación financiera, de la inteligencia financiera, empezar a aprender e implementar ciertas estrategias que son las que nos pueden llevar como tal al éxito.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera