Cómo Ser Más Optimista Y Mantenerte Positivo A Diario A Pesar De Los Obstáculos

Aprender Más »

Cómo Liberarte De Tus Creencias Limitadoras (Paso A Paso)

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Cómo Liberarte De Tus Creencias Limitadoras (Paso A Paso) | Desarrollo Personal

Cómo Liberarte De Tus Creencias Limitadoras (Paso A Paso)

El día de hoy, he decidido hablar acerca de Qué son las Creencias Limitantes, y como liberarse de ellas con el fin de lograr lo que nos proponemos en la vida.

Las creencias limitantes pueden detenernos en momentos cruciales de nuestras vidas, sin embargo muchas veces estas creencias son invisibles para nosotros. Controlan muchos de nuestros pensamientos y comportamientos tras bambalinas, lo suficiente como para disminuir o impactar negativamente los resultados que obtenemos con nuestros lo que hacemos.

Por ejemplo, si tienes la creencia equívoca de que “Los Errores y Las Fallas son Malos”, entonces evitarás muchas experiencias de aprendizaje y crecimiento, pues deberás fallar algunas veces si realmente quieres adquirir nuevas habilidades.

Otro ejemplo de esto puede ser, cuando tienes la creencia de que el rechazo es algo malo, con esto no lograrás más que evitar aproximarte a nuevas personas, y por tanto dejarás de lado suficientes conexiones sociales importantes, como para que sea algo en lo que debas pensar a partir de ahora.

¿De Dónde Vienen Las Creencias Limitantes?

Muchas de esas Creencias Limitantes se instalan en nuestras mentes durante nuestra niñez, pero no siempre es el caso.

El patrón viene siendo que nuestra mente dibuja una generalización falsa basada en uno o más eventos, de tal manera que le asigna significados cuestionables a dichos eventos, y dichas interpretaciones nos quitan poder.

Como resultado, nuestra mente nos bloquea al no permitirnos tomar ciertas acciones, incluso cuando en ciertos casos sean estas razonables e inteligentes opciones.

Para eliminar una creencia limitante, no es suficiente identificarla y conocerla a fondo. Puede que conozcas algunas de tus creencias limitantes, pero saber de ellas no es necesariamente suficiente para evitar que sigan operando junto con tu vida.

Puede que sepas que el rechazo no es tan malo después de todo, pero tu mente inconsciente sigue condicionada a evitarlo. El conocimiento y la consciencia sobre las creencias limitantes, es una parte muy importante de la solución, pero no es la solución como tal

Cómo Eliminar Creencias Limitantes

Primero debemos comprender, que nuestras Creencias, son hechos acerca de nuestra realidad, que aparentan ser ciertos de alguna manera. Confiamos en que nuestras creencias son representaciones precisas sobre nuestra realidad.

Intelectualmente podrías saber que tu creencia es falsa, y aún así, seguir creyendo.

Por ejemplo, podrías encontrarte con la creencia limitante de que “No Eres Lo Suficientemente Bueno”.

Aún teniendo evidencia, sobre tu pasado, que te permita saber que has tomado decisiones correctas, que has adquirido la experiencia, y que efectivamente te has destacado el área involucrada.

Pero no, tu creencia sigue siendo, que no eres suficientemente bueno.

Inicialmente, con el objetivo de lograr liberarse de Creencias Limitantes, es necesario realizarse a sí mismo preguntas como: ¿Soy Suficientemente Bueno?.

Posiblemente la respuesta ahora sea: .

Sin embargo, esa puede ser una indicación intelectual de lo que piensas sobre ti. Claro, cuentas con las habilidades, la experiencia, y la motivación suficiente… aún así, no sabes porque has llegado inconscientemente a la conclusión de que no eres bueno.

Y con el objetivo de averiguar el porqué de dicha conclusión, podemos analizar el asunto por el lado de que lo bueno, solo puede ser determinado desde un punto de vista relativo. Relativo a lo que pienses tu, y los demás.

El hecho de que creas que no eres suficientemente bueno para algo, puede provenir de que los demás te hayan hecho pensarlo de esa manera. Recuerda que una creencia, se instala en nuestras mentes a través de múltiples experiencias que hemos vivido, desde las cuales hemos concluido ciertos hechos aparentemente ciertos estadísticamente.

La mayoría de las veces, el pensar que no somos buenos para algo, proviene de nuestros padres, o parientes cercanos, e incluso amigos.

Muchas veces nos vemos rechazados, regañados y señalados por no haber hecho algo cómo se esperaba, cuando se esperaba, y de la manera convencional.

Muchas veces nos damos cuenta de que hemos hecho algo que para nuestra percepción era bueno, divertido, inteligente, pertinente, oportuno, o imposible de dejar pasar; pero cuando nos enfrentamos al hecho de que las demás personas lo ven diferente, tendemos a pensar entonces que no tenemos razón. De que nada de lo que creíamos era cierto, y que por tanto nuestro criterio pierde poder y nos sentimos menos buenos para algo. Incluso si ese algo, se trata únicamente de vivir.

Adicionalmente, algunas creencias pueden empezar a conformar otras.

Por ejemplo, al pensar que no eres suficientemente bueno para algo, puedes empezar a pensar que cometer errores y fallar, es malo. Puedes pensar que no eres capaz. Que no eres competente.

Con el objetivo de eliminar o liberarse de una creencia limitante, es indispensable analizar cual es posiblemente la fuente de dicha creencia, identificar de donde proviene, o como has llegado a la conclusión de que los hechos son, como lo dictan tus creencias.

No es posible eliminar una creencia que te limite, si no te has dado cuenta de cuál es verdaderamente su origen. Con respecto a No Ser lo Suficientemente Bueno, la raíz de dicha creencia puede ser la manera como tus padres te han tratado.

Quizás en tu niñez muchas veces dudaron de ti, se lamentaron, y te hicieron saber que no eras o hacías lo que ellos esperaban. Posiblemente te hicieron sentir mal con sus palabras o actos, haciéndote creer que no eras lo suficientemente bueno.

Pero es posible que jamás te lo hayan dicho de esa manera. Es más, su intención nunca fue la de hacerte sentir menos. Su intención, o la forma de ver dicha situación es que ellos querían lo mejor de ti, y lo mejor para ti, porque te querían.

O quizás esperaban demasiado de ti para la edad que realmente tenías, cuando se es adulto a veces se pierde la noción del tiempo en cuestión de experiencias. Conforme aprendemos cosas queremos que todos los demás estén a la altura nuestra, y este es un gran error con los niños, pero aún así ocurre.

La buena noticia es que es fácil darse cuenta, de que No Ser Suficientemente Bueno, es tan sólo el significado que se le da a la manera como nos han tratado.

Pongámoslo de esta forma, imaginando tres escenarios diferentes:

  1. Te encuentras en tu cuarto, leyendo un libro y no tienes intenciones de salir. De pronto, empieza a llover. ¿Cómo percibirías la lluvia en ese caso?… posiblemente con indiferencia.
  2. Ahora supongamos que eres un granjero, y que ocurre la misma situación con la lluvia, llevas esperando días a que llueva, y finalmente tus cultivos se podrán beneficiar. Ahora, podrías en este caso sentirte muy bien y agradecer porque ha llovido.
  3. Y finalmente, vamos a suponer que es el día de tu boda, tienes todo preparado justo en un lugar abierto. De repente, la misma lluvia de los dos casos anteriores llega de manera inclemente. Posiblemente odies el hecho de que haya llovido.

Pero no es la lluvia lo que está mal.

No es el evento como tal el que tiene implicaciones positivas o negativas. Así como no lo fue en su momento, el rechazo o insatisfacción (desilusión) de tus padres o amigos.

Es el significado que le damos a dichos eventos. En los ejemplos anteriores, los significados que le damos a la lluvia, dependerán mucho de nuestras condiciones actuales. Así como los significados que le demos a todos los eventos que lleguen a nuestras vidas.

Puedes ver aquí otros ejemplos de creencias limitantes.

Que ocurra algo, no necesariamente debe ser etiquetado universalmente como bueno o malo, sin antes haber analizado el contexto y el punto de vista. Se trata de que todo en este mundo es relativo. Incluso el bien y el mal son relativos.

Para algunas personas algunas circunstancias o acciones pueden ser malas, para otras buenas, y para otras no tener importancia alguna.

Lo importante, es detectar cuándo le estamos dando a las cosas el significado que le estamos dando, y porqué.

Cuando logras identificar el porqué del significado que le asignas a tus experiencias, te das cuenta de que las creencias que has desarrollado a partir de eso han sido creadas en tu mente.

Con esto llegamos a la conclusión de que tu mismo creas tus creencias. Tú mismo has desarrollado en tu mente todo en aquello que ahora crees.

Y yendo un paso más allá, nuestras creencias determinan nuestra forma de actuar, ya sea consciente o inconscientemente.

Por tanto, es importante que sepamos cuales son nuestras creencias y porqué.

Porque si lo analizamos desde un punto de vista lógico tenemos lo siguiente:

  • Yo mismo creo mis creencias.
  • Mis creencias determinan mi vida.
  • –> por tanto, Yo Mismo Creo Mi Vida.

Cuando comprendes que tú mismo eres el escultor de tu existencia, es que te das cuenta de que puedes cambiar el curso de las cosas y puedes efectivamente llegar a donde sueñas, con sólo determinar qué creencias son las que te limitan.

Muchas veces no nos damos cuenta de que creemos fielmente en hechos que consideramos reales, cuando dicha realidad se ha formado en nuestra mente a partir de pocas experiencias o paradigmas probablemente sin sentido.

Cuestionarse acerca de la dudosa proveniencia de nuestras creencias puede llegar a ser suficiente para darse cuenta de que dichas creencias están mal. Cuando nos damos cuenta de que algo en lo que confiamos o creemos está mal, inmediatamente la duda nos permite poco a poco irnos deshaciendo de eso en lo que creemos.

Si por ejemplo te das cuenta de que tu creencia de que no eres lo suficientemente bueno para algo ha sido algo que tu inocentemente has concluido por la manera como te han tratado, es posible dilucidar el hecho de que eso no es más, que una falsa idea a la que te has hecho con pocos o nulos argumentos.

Tus padres o amigos nunca quisieron que creyeras que eres un bueno para nada, simplemente querían lo mejor para ti, y esperaban lo mejor de ti, ellos fueron en ese caso la lluvia que llegó a ti. Sin embargo, pregúntate en que estado llegó esa lluvia, y cuál fue la manera como la percibiste.

Pues es esa manera como se perciben los eventos, la que conlleva a que le asignemos diferentes significados en nuestras mentes, y con ello a consolidar creencias que finalmente afectarán nuestro comportamiento, toma de decisiones y con eso, los resultados que obtengamos en la vida.

Ahora que lo sabes, puedes empezar a cuestionarte acerca de cuales son tus creencias limitantes, analizar su origen, y ver si efectivamente son lo que son, o son lo que tu crees y piensas que son.

Porque cuando te das cuenta que una creencia con la cual llevas años viviendo, estaba equivocada, no pasarán más que unos minutos en que te libres de ella y puedas empezar a actuar en consecuencia.

5 Técnicas Para Mantenerte Positivo Aprende Cómo Ser Positivo Diariamente Y Eliminar El Negativismo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 31,323 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Cómo Eliminar Los Pensamientos Negativos Para Llegar Al Éxito En Tu Vida

Beneficio

5 Creencias Limitantes Que Te Impiden Alcanzar Tus Metas, Aún Sin Conocerlas

Beneficio

Los Secretos Sobre El "Optimismo Inteligente" Y Cómo Aplicarlo En Tu Vida