Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

Lo Que Le Diría A Mi YO De 20 AÑOS

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

Este artículo no es para ustedes, sino para mí.

¿Qué le diría a mi yo de 20 años, si tuviera la posibilidad de que este mensaje le llegara?

Lo cual por lo pronto creo que no es posible.

Pero que realmente si tuviera la oportunidad de conversar con esa persona joven y sin experiencia en la vida, de 20 años, y pudiera decirle unas cuantas cosas, sería lo siguiente:

Hola, Juan.

Primero que todo, yo sé que te ha ido muy bien en la universidad porque eres muy buen estudiante. Sin embargo, has sacrificado tu vida social.

Y realmente necesitas darle un balance a todo.

Yo sé que tienes la capacidad de darle un equilibrio a las cosas de manera que te siga yendo bien en las calificaciones, pero que te abras un poquito más, que sepas que socializar está bien, que así no sepas hacerlo, la gente no te va rechazar, la gente te va a entender. 

Y que hay ciertas personas que sabemos que son, lo que son. Pero otras personas que pueden tener profundas amistades contigo, y vas a conocer gente increíble en el futuro, si tan solo te empiezas a abrirte un poquito más en este nivel.

Trata de conectar más, de arriesgarte un poco. Recuerda que siempre es mejor, como nos dijo cierta persona que ambos sabemos quién es, «arrepentirse de lo que se intenta, no de lo que se deja de intentar«.

Entiendo que estás estudiando superación personal, y eso es genial.

Estás aprendiendo sobre finanzas, sobre hábitos, sobre productividad, y muchas de estas cosas van a ser críticamente determinantes para tu futuro.

Incluso, si por ahora no sabes en qué nivel lo van a ser, o cómo van a cambiar tu vida, porque te aseguro que van a cambiar tu vida.

Es más, así no lo creas, en estos momentos lo que esos autores te dicen, de que visualices tu futuro, de que visualices unas metas grandes hechas realidad en tu vida, de que imagines cómo sería tu vida ideal y tú digas: «pfff, eso no tiene sentido, eso es una utopía». 

No te imaginas las cosas tan grandes que vas a lograr, los resultados tan increíbles que vas a alcanzar y lo mucho que vas a sorprender no a los demás, sino a ti mismo, por tu propia capacidad de salir adelante, incluso en medio de las dificultades.

Porque adivina qué, no solo es posible lograr esa vida ideal que modestamente estás visualizando hoy, que con temor estás pensando que sería lo ideal, sino que además vas a conseguir mucho más éxito que eso. 

Y no solo a nivel material, a nivel material vas a conseguir cantidades de cosas increíbles; sino a nivel de realización personal, a nivel de contribución con otras personas, y sobre todo a nivel de plenitud y felicidad como no te imaginas.

Hay ciertas cosas que deben mejorar, y que definitivamente son debilidades en las que tienes que trabajar desde hoy; pero hay otras que tienes que aprender a identificar como parte de ti, que son parte de tu personalidad y parte de tu carácter.

Y que son las que te hacen quien verdaderamente eres.

Y hay que aprender a identificar cuáles son cuáles; por ejemplo, no te sientas mal por ser introvertido, eso es parte de quien tú eres. Pero trabaja en tu timidez, porque una cosa es ser tímido, otra cosa es ser introvertido.

Deberías tener la capacidad de hablar con cualquier persona sobre cualquier tema, de preguntar la hora, de pedir permiso para ir al baño sin que te de pena, de pedir una orientación en donde cualquier persona sabría cómo orientarse, pero, tú y yo sabemos que a veces somos más despistados que cualquiera. 

Sin embargo, eso no significa que dejes de ser introvertido porque lo vas a ser siempre.

Y que recuperes tu energía estando solo y que tu círculo de amigos sea pequeño, y que las personas y las conexiones que tengas, sean verdaderamente significativas e importantes. A pesar de que tengas la capacidad de relacionarte con cualquiera en cualquier momento, es muy diferente ambas cosas. 

Tampoco te sientas mal por no ser madrugador, pero trata de trabajar en tu productividad, en tus horarios, en tu organización, en poner los trabajos más importantes y las actividades más importantes en los momentos del día en que mejor estás para hacerlos.

No te sientas mal por ser desorganizado, olvidadizo; pero apóyate de la tecnología, de los recordatorios, de los calendarios para simplemente cumplir con esas cosas que te propones a ti mismo, que de pronto tienes en forma de responsabilidad con otras personas.

Abre tu mente a nuevas posibilidades, esas dos o tres formas de generar ingresos que crees que son las únicas que tienes en tus manos, no conforman ni siquiera el 1% de las gran lista de posibilidades que tienes en tus manos sin haberte graduado, sin tener un título universitario, sin tener cursos o diplomados, ni nada de eso, para generar dinero hoy mismo.

Es más, estás por empezar a intentar algo que te va a generar buen dinero y probablemente tienes algo de miedo, inténtalo, inténtalo sin miedo y mira que pasa.

Si es de fracasar, fracasa e intenta otra cosa. Pero te vas dar cuenta que puedes abrir y expandir tu mente a tantas posibilidades.

Hay tanta abundancia en el mundo, más de la que muchas personas se dan cuenta, que podemos empezar a aprovechar solo si dejamos el temor y transformamos nuestra mente para que piense en grande.

Porque es que aunque nunca te lo hayan dicho, verdaderamente en ti hay un potencial tan enorme que no te imaginas las cosas que puedes lograr.

Enfócate en crecer y en superar esas dificultades que tienes hoy, esas que parecen insuperables, enfócate en trabajar en ello.

Porque llegará el punto en que te analices a ti mismo y digas «Wow, este recorrido ha sido increíble y no tiene nada en este punto mi vida, de comparación a lo que era hace 10 años o hace 12 años».

Y que la gente te pregunte cómo fue que lo hiciste, cómo empezando desde cero, pasando por tantas cosas, y en donde puedas recordar con nostalgia y algo de alegría esos humildes orígenes, sin olvidarte quién realmente eres, y las personas que te apoyaron en esos momentos.

Y sabiendo siempre que creaste tu camino de éxito a través del apoyo de los demás.

Sabrás que la diste toda realmente, por superar esas dificultades y barreras, muchas de las cuales tú mismo te impusiste.

Disfruta también el descanso, la diversión, el entretenimiento, y porqué no, una que otra noche loca.

Porque es que la vida en cualquier momento se acaba, y realmente no es para vivir con temor.

Un día simplemente será el último, aunque tú no lo sepas; y si no disfrutaste, si en la semana anterior no disfrutaste, si el mes anterior no disfrutaste, si el año anterior no disfrutaste… ¿Qué era lo que realmente estabas haciendo con tu vida?

Vive siempre pensando como si fueras a morir mañana, porque en algún momento así será. Y disfruta cada momento, no necesariamente gastes dinero o desperdicies dinero, aprende a disfrutar con felicidad, gratitud y alegría las condiciones que te da la vida.

Las personas que están a tu alrededor, las situaciones que tienes en tus manos.

Independientemente de eso, date cuenta que la felicidad no es un destino, sino que es el camino que recorremos hacia la vida de autorrealización y de éxito personal; y que siempre importa más el viaje, que el llegar al destino al que nos dirigimos.

Porque realmente, si somos sinceros, nunca vamos a llegar al destino que queremos, porque cada que llegamos tenemos la mente fija en un nuevo reto, en una nueva meta.

No temas relacionarte con las personas incorrectas, a veces evitamos a toda costa cualquier tipo de relación por el temor de que podría resultar mal, pero eso nos puede impedir conocer alguno de los contactos estratégicos más importantes, que estás por conocer algunos de ellos.

Y no significa tampoco perder tus valores o aceptar algo que nunca harías. Simplemente conoce, pero siempre decide en base a tus principios de vida lo que hagas, vive correctamente, y ambos sabemos que la vida lo recompensará.

Esa idea loca de nunca tener un empleo, llévala al acabo.

Imagínate que va a ser una cosa, o prácticamente va a ser La cosa por la cual más te admiren en el futuro:

«¿Cómo así que nunca tuviste que trabajar en la vida, entonces cómo hiciste?«

Vas a generar ese interés, igual la gente te va preguntar cómo hiciste para emprender, cómo hiciste en los momentos difíciles, cómo ganaste dinero, cómo diablos pagaste tus facturas. Y ahí es donde le vas a poder hablar de educación financiera, de lograr metas, de organizarse, de que se puede incluso empezando desde cero, un universitario sin dinero, sin tiempo, sin la capacidad para generar ingresos y sin nada prácticamente, lo logró.

Por lo tanto, muchas otras personas podrían lograrlo. No lo hagas por ego, no lo hagas por luego demostrarle a la gente que es posible. Desarrolla tus propias capacidades y trata de llevar a cabo esta idea de nunca tener un empleo, porque realmente vas adquirir habilidades que te van hacer supremamente rentables.

Es más, vas a ser una persona que trabaja desde casa y que trabaja por internet cuando esto ni siquiera ha llegado a ser moda, cuando la gente te mira raro, cuando les respondes que eso es lo que haces, cuando la gente no entiende por qué no sales de tu casa y estás pegado del computador todo el día.

Pues 10 o 12 años después, esa va a ser la nueva normalidad, y esa palabra seguramente la vas a reconocer en ese momento.

En ese punto la gente va a admirar que lo hiciste incluso cuando nadie lo estaba haciendo, cuando las empresas no se creaban para teletrabajo y muchas otras cosas. 

Entonces, que empieces a desarrollar esto, te va a permitir que cuando lleguen los momentos en donde ya es una normalidad, tengas todas las habilidades y todas las capacidades para lograrlo como se debe.

Eso sí, no esperes encontrar la idea del millón de dólares, es que no es necesario, no esperes crear una empresa revolucionaria que de repente te haga multimillonario; o tener esa idea tan diferente, tan loca que nunca se ha hecho, porque yo sé que eso es algo que has tenido en tu mente.

Pero debes darte cuenta que para lograr la libertad financiera hay miles de caminos, y muchos de ellos se pueden lograr con cosas que aparentemente no son tan espectaculares.

Sino que cuando nos damos cuenta del potencial de ciertas actividades, de ciertos nichos de mercado, de ciertas oportunidades que podemos aprovechar, y sobre todo las que conectas con esas capacidades que tú y yo sabemos que tienes…

…Va a ser mucho más fácil que te desempeñes mejor que los demás, ya te voy a a hablar también de eso. Pero que sepas que realmente no necesitas una idea tan perfecta como las has estado buscando.

Haz ejercicio. Dedícale un poco más de tiempo a tu actividad física, estás gordo. Y eso te hace más lento, no solo físicamente, sino mentalmente.

Aliméntate mejor, no seas perezoso con la comida, porque la alimentación te va a alimentar tu cerebro, y tu cerebro bien alimentado va a nutrir tu mente, y tu mente nutrida te va a permitir lograr mejores cosas.

Recuerda ese par de ocasiones en las que pensaste que eras prácticamente el mejor del mundo en ciertas cosas. Pues adivina qué: lo más seguro es que si bien no fueras el mejor del mundo, sí probablemente eras uno de los mejores, sobre todo considerando tus condiciones, tu posición actual, tu nivel de ingresos, tu nivel de educación, tus capacidades y la forma en que has llegado a desarrollar esas habilidades.

Te darás cuenta de la increíble mediocridad que existe en el mundo y de lo conformista que es la gente.

Sencillamente aquellas personas que podrían tener tanto potencial y hacer tantas cosas con su vida, pero que no lo hacen porque no quieren o por cualquier otra razón. Pero que tú sabes que eres capaz de dar ese 110% y ahí es donde la verdadera magia ocurre, que confíes en esa capacidad y que la desarrolles y la explotes al máximo.

Sé feliz con cualquier cantidad de dinero que tengas, incluso sin dinero.

Sé feliz viajando en taxi, viajando en carro propio o viajando en bus, o en avión, o a pie.

Sé feliz con cualquier cosa que te dé la vida, con los resultados que logras, con el rechazo de parte de tus clientes, cuando no te paguen, cuando te queden debiendo, cuando te paguen, cuando recibas mucho dinero, cuando puedas lograr tus objetivos, cuando no puedas lograrlos. 

Agradece, pero no te conformes. Mira las cosas como están, identifica oportunidades de mejora, siente gratitud por lo que has logrado y comprométete con crecer un poquito más como persona, como profesional y, sencillamente, como componente y elemento clave en una sociedad que aporta a los demás. 

En esos momentos difíciles no dejes que tu lágrimas te nublen el horizonte, porque si sigues persistiendo hoy en día, lo más seguro y te lo puedo decir con total certeza, es que ese esfuerzo a pesar del dolor, del sacrificio, de las dificultades, valga la pena.

Nunca dudes ni por un solo segundo de que vas a poder lograr todas las cosas que quieras en la vida, incluso una vida llena de lujos, comodidades y gustos.

Y que sepas que esos lujos está bien que los logres, porque vas a poder estructurar tu éxito, no a costa de aprovecharte de otras personas, sino logrando que otras personas se beneficien. En otras palabras, que el éxito tuyo sea el éxito de los demás, que tu crecimiento sea el crecimiento de los demás, que tu felicidad sea la felicidad de los demás.

Y créeme, estás en camino a lograrlo.

No hay límite sobre cuánto puedas crecer, porque de hecho es prácticamente una injusticia que tú no crezcas tanto como puedas, ya que va a haber personas beneficiadas del hecho de que tú seas muy exitoso.

Desarrolla la sordera selectiva ante las personas que te dicen que no se puede, que esa es una mala decisión.

Aprende a confiar en ti mismo, a crear tu propio criterio, así no sea el mejor, así te equivoques, así seas testarudo y hagas cosas que no valgan la pena, porque todos hacemos cosas e intentamos proyectos que simplemente no funcionan, perdemos dinero, tomamos malas decisiones.

Pero solo quienes están enfocados en su éxito, en emprender, en lograr el éxito en el futuro, a pesar del fracaso en el presente, son aquellos que van a poder superar esos obstáculos temporales para continuar hacia el futuro, progresando. 

Y que sepas que esto es un camino de nunca terminar, prácticamente termina en el momento en que morimos, pero que continúes adelante a pesar de cualquier cosa que se interponga en tu camino. 

Y los más importante de todo: Que una vez estés logrando resultados, seas humilde, recuerdes tus orígenes, tengas la empatía de saber que hay personas que están en posiciones como la que tuviste a tus 20 años o incluso peores, situaciones tan difíciles que ni siquiera eres capaz de imaginártelas.

Personas que desafortunadamente tienen que luchar con retos que verdaderamente no tienen nombre, y que sepas que esas personas aunque pueden salir adelante, quizás necesitan algo de impulso, algo de motivación, algo de educación, algo de claridad.

Pero que realmente lo que más necesitan es el ejemplo, el buen ejemplo de alguien que sea una buena persona, que tenga humildad a pesar de sus resultados, que tenga humildad a pesar de sus logros, y que sea capaz de conectar a un nivel profundo y emocional. De manera que esa persona no solamente se sienta identificada, sino que crea que es posible triunfar y salir adelante a pesar de todo lo que tiene en su vida y de que las situaciones y las condiciones no son las ideales.

Porque tú y yo sabemos que es posible y sabemos que de alguna u otra manera, a pesar de que no nacimos en una familia rica, que no tuvimos todas las condiciones dadas, igual tuvimos muchos privilegios y hay que ser conscientes de ellos.

El solamente haber tenido techo, tener una familia que lo quiera a uno, el tener un plato de comida todos los días, es mucho más que un privilegio. Y debemos ser muy conscientes de eso, sentir gratitud, y sobre todo nunca dejar de lado el hecho de que podemos ser mejores aun a pesar de eso, de que podemos crecer, aprender, mejorar, incluso siendo humildes.

Me encantaría estar contigo en este memento, poderte abrazar y decirte que vas a poder lograr muchas cosas.

Desafortunadamente no puedo, así que a todas las personas que leyeron esto, espero que les sirva este mensaje.

Me da un poco de nostalgia decir esto, pero si yo hubiera tenido alguien que me dijera las cosas de esta manera, probablemente todo hubiera sido muy diferente.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar