Descubre Desde Hoy Los Secretos Mejor Guardados Sobre Las Metas Personales

Aprender Más »

Lo Que Los Sueños Lúcidos Me Enseñaron Sobre Manifestar

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Lo Que Los Sueños Lúcidos Me Enseñaron Sobre Manifestar | Desarrollo Personal

Lo Que Los Sueños Lúcidos Me Enseñaron Sobre Manifestar

El proceso de manifestar un deseo o una intención, es bastante similar al aprendizaje sobre los sueños lúcidos.

En los sueños lúcidos, tomas conciencia del hecho de que estás soñando. Recuerdas que eres una persona con un cuerpo físico, que de hecho se fue a dormir, y que lo que percibes en el momento, está ocurriendo en tu cerebro.

Recuerdas tu identidad y tu vida real, y sabes que el mundo a tu alrededor es imaginario.

Darte cuenta de esto, te da la habilidad de tomar control sobre tu sueño, y puedes hacer prácticamente lo que quieras.

Cuando la gente experimenta su primer sueño lúcido, usualmente despiertan de inmediato, así que la lucidez dura unos pocos segundos solamente.

¿Por qué pasa esto? Simplemente porque la persona que entra en estado de lucidez se emociona más de lo debido. La experiencia es simplemente tan maravillosa, que evita mantener la calma, su ritmo cardiaco se acelera y la despierta.

La segunda o tercera vez que alguien tiene un sueño lúcido, por lo regular pasa lo mismo. Instantáneamente se emocionan, y la emoción mata el sueño.

Para poder sostener un sueño lúcido, uno debe mantener la calma y darse cuenta de que se está soñando. Se debe evitar cualquier tipo de pico emocional que altere sus cuerpos (como por ejemplo, su ritmo cardiaco). Y afortunadamente, esto es simplemente cuestión de práctica.

Una vez que logramos mantenernos calmados y pacientes, podemos disfrutar sueños lúcidos largos y bastante vívidos. Sueños que duren tanto como nuestros cerebros nos lo permitan bajo sus ciclos normales.

El Problema De Emocionarse Demasiado

En esencia, esto es lo mismo que le ocurre a las personas que empiezan a practicar intención-manifestación. Conocido por muchos como ley de atracción, positivismo, enfoque optimista… etc.

La persona debe aprender a recibir sus manifestaciones (por ejemplo, sueños hechos realidad, metas logradas, deseos cumplidos) con total calma.

De lo contrario, lo que empiezan a hacer es alejar sus intenciones y propositos.

Supongamos que alguien desea manifestar en su vida, una relación sentimental. Así que dicha persona define claramente la manera como se sentiría cuando esa persona ya esté en su vida, y este enfoque y vibración las mantiene hasta sentirse cómoda con ellos.

Adicionalmente, trabaja en posibles bloqueos en la recepción de la intención (culpa, temor, pena, preocupación, escasez… etc) Si has seguido mi blog por un tiempo, este proceso no es nada nuevo.

Ahora, partiendo del hecho de que esto funciona, su intención se empieza a manifestar tal y como se pretendía. La persona empieza a ver posibles «prospectos» llegando a su vida.

La primera vez que eso pasa, dicha persona se emocionaría demasiado, y pensaría algo como: «Increíble!!! Es perfecto/a!!! justo lo que quiero para mí. ¡Qué rápido!».

Podría parecer que está bien sentirse emocionado sobremanera. Sin embargo, cuando se actúa de esta forma, puede pasar que las oportunidades empiecen a verse menos claras, si se tiene la oportunidad de hablar con la persona, los nervios se encargarían de dañarlo todo, o cualquier cosa sale mal, justo por el cuerpo no estar adaptado a este tipo de experiencia.

Es como si el universo estuviera jugando contigo.

Esto ocurre porque normalmente la frecuencia de «Emocionarse Demasiado» no es la frecuencia normal en la que recibimos lo que deseamos.

Cuando una persona recibe un sueldo de $5.000 dólares mensuales, tener $2.000 dólares en efectivo, es totalmente normal. Nada del otro mundo, y mucho menos algo por lo cual emocionarse.

Sin embargo, cuando una persona gana $500 dólares mensuales, $2000 dólares puede parecer una cantidad enorme, y tenerla en las manos es de locos. ¡Es el pago de 4 meses!.

Los verdaderos ricos no se emocionan mucho con grandes cantidades de dinero, pues son totalmente normales en sus vidas y ellos comprenden que forman parte de los mecanismos para lograr sus sueños.

En los sueños lúcidos, emocionarse acaba con el proceso de lucidez. En la vida real, emocionarse acaba con la manifestación de los deseos.

Si para tu mente, algo es tan Extraño que te emocionas por recibirlo, entonces no es Normal. Si no es normal, entonces no formará parte de tu vida cotidiana.

Si te emociona pensar en un ferrari, quizás nunca lo tengas. Pues un ferrari no es algo normal para tu vida, y ni tu mente ni tu cerebro estarán de acuerdo en ayudarte a tener algo Anormal, que te saque de tu zona de confort.

Cómo Evitar El Autosabotaje En La Manifestación

Antes de empezar mi primer negocio en línea, me emocionaba el pensar en ganar $1 millón de pesos colombianos mensuales (que vienen siendo entre $500 y $600 dólares mensuales).

Yo creía que con esa cantidad, tendría suficiente para todo lo que quisiera, y que por lo regular sería mucho dinero. Adicionalmente, equivocado pensaba en maneras de proteger «tanto» dinero.

Cuando empecé a trabajar duro para llevar al éxito mi negocio, fue tanto el esfuerzo que naturalmente dejé de emocionarme por ganar ese dinero.

Es decir, ¡Me lo merezco! No hay nada por lo cual emocionarme si trabajé tan duro para crear una fuente de ingreso tan estable. Fueron días seguidos con 14 o más horas de trabajo diario, y muchos trasnochos, investigación, diseño, desarrollo, programación… etc.

Luego de estar ganando 3 veces esa cantidad en 4-5 meses, yo ya veía las cosas de una manera muy diferente. Primero que todo, no era tanto dinero, me quedaba bastante de sobra, pero no es como que pudiera «comprarlo todo».

Segundo, no he tenido que pensar en proteger nada, ese dinero es simplemente una cantidad normal y de hecho muchas de las personas que tienen una profesión y que personalmente conozco, ganan algo parecido.

Ninguno de ellos se ve preocupado porque los van a robar (y nota que en Colombia la inseguridad es un tema preocupante)…

En parte, haberme esforzado tanto, hizo que la idea dejara de ser una fantasía, para pasar a ser una realidad. Algo que me ayudó muchísimo en el proceso, fue que tenía totalmente claro lo que tenía que hacer para lograr esa meta, y sabía que sólo era cuestión de continuar levantándome todos los días para progresar en el camino.

Muchas personas cuando logran una meta que venían soñando durante mucho tiempo, tienden a sabotear su éxito con pensamientos, sentimientos y creencias intoxicadas por la emoción excesiva, de la siguiente manera:

  • No merezco esto, es mucho.
  • Aún no estoy listo para esto.
  • Ocurrió demasiado pronto.
  • Es demasiado, no sé qué hacer con tanto.
  • Necesito más tiempo para prepararme.
  • Esto es extraño… demasiado bueno para ser cierto

Sin embargo, si mantienes receptivo ante tus sueños, y sobre todo te esfuerzas para lograrlos, sabiendo que fueron el resultado de tu acción, te alineas con otro tipo de pensamientos e ideas, tales como:

  • Estoy listo para esto, por eso trabajé tan duro.
  • No hay nada como el presente, adoro mi vida.
  • Merezco esto, fui yo quien creó las condiciones.
  • Esto es normal para mí, anormal sería no tenerlo.
  • Recibo esto con agradecimiento, y quiero más.

Recibiendo Con Agradecimiento.

No es necesario agradecerle a un Dios, ni a la vida o al universo. Puedes agradecerle a tu mente, tu cerebro, a las probabilidades de éxito, o a nada. Puedes decir, simplemente: «¡Gracias! disfrutaré mucho esto, y haré que sea parte normal de mi vida».

Agradecer usualmente sirve como una manera de liberar la tensión que produce el emocionarse demasiado.

Cuando agradecemos, sentimos que equilibramos la balanza de manifestación, y con esto quedamos en paz con nosotros mismos. Por supuesto, te hablo de un verdadero y sincero agradecimiento.

En vez de intentar retornar la energía que has recibido en forma de emoción y locura, devuelve agradecimiento y llénate a ti mismo de serenidad, frescura y tranquilidad por haber logrado tu cometido.

Conclusión

La conclusión es muy simple, todo lo que existe en tu vida hoy, es normal para ti y prácticamente no existen motivos para sobre-reaccionar.

Así mismo, serán aquellas cosas que estén en tu vida en un futuro.

Por lo tanto, la mejor manera de acortar la distancia y el tiempo entre lo que eres, tienes y vives hoy, y lo que serás, tendrás y vivirás en el futuro, será acogiendo con agradecimiento y un sentimiento de calma y serenidad por aquello que deseas, primeramente sabiendo que son cosas totalmente normales y comunes en tu existencia.

Volviendo a los sueños lúcidos, cuando una persona entiende que la lucidez es parte natural de los procesos del cerebro mientras se duerme, puede calmarse, y disfrutar de una grandiosa experiencia.

Por cierto, ¿Has tenido sueños lúcidos?

Cómo Diseñar La Vida De Tus Sueños Recibe Los Mejores Tips En Tu Correo Y Alcanza Un Éxito Extremo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Cómo Convertir A Tu Subconsciente En Una Máquina De Lograr Metas

Beneficio

El Ejercicio Simple De 2 Pasos Para Optimizar Una Meta Personal

Beneficio

El Gran Error Que Podría Destruir La Productividad En Tus Metas