Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

Por Qué El 2020 Ha Sido Mi Mejor Año Hasta Ahora

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

Normalmente yo no hablo mucho de lo que son mis fuentes de ingreso, de mis negocios.

De pronto considero que es algo un poco personal y privado, y muchas personas consideran que simplemente como yo soy youtuber, que eso es lo único que hago. 

Y contrario a lo que muchos creen, esta no es mi única fuente de ingresos y no es el único negocio que yo tengo. 

Al inicio de hecho no era ni siquiera un negocio, era más que nada una forma de compartir ideas, información, conocimientos, aprendizajes que iban como recolectando en el camino.

Y eventualmente llegó a un punto en el que tenía sentido manejarlo realmente como un negocio. 

Claramente esa parte y ese aspecto en el año 2020 se vio increíblemente transformada por todo lo que estuvo ocurriendo, que llevó a muchas personas a conectarse más con creadores de contenido virtual. 

Así como este negocio tengo otros diferentes pero que todos son digitales, por lo tanto en el año 2020 realmente hubo la oportunidad de acceder a unas audiencias mucho más grandes, prácticamente al mismo costo y en algunos casos, a menor costo.

Lo cual obviamente incrementó no solo las posibilidades de alcance, sino el retorno de inversión de muchos de esos negocios. 

En otras palabras, es más que todo algo circunstancial; así como hubo personas y negocios e industrias que en el 2020 debido a la pandemia simplemente se fueron al piso, vieron sus ingresos reducidos… Otros negocios tuvieron que cerrar. 

En mi caso tuve la fortuna de que esto fuera exactamente lo contrario, y por esta razón me siento muy agradecido.

De hecho, aprovecho para agradecerle a cada una de las personas que apoya lo que yo hago, que realmente han estado allí comentando, viendo mis videos y sencillamente al tanto de lo que estoy publicando.

Y a los que están inscritos como tal en mi Entrenamiento, ya que definitivamente eso ha sido parte de mi éxito y quiero seguir trabajando fuertemente para retribuir todo eso que he recibido, porque definitivamente es una bendición total.

Lo segundo es que logré ser mucho, mucho más productivo en 2020.

Por alguna razón, a mí siempre me ha gustado el tema de la productividad y he probado estrategias, técnicas y cosas, pero a veces para ser productivo uno necesita una especie de motivación especial o algún conjunto de factores que entre todos lo que hacen es impulsarte y hacerte llegar más lejos.

En este caso, lo que me ayudó mucho fue eliminar proyectos, reduje muchas de las cosas en las que me venía enfocando antes y empecé a decir “No” a ciertas actividades que, de alguna u otra manera, no me estaban trayendo bienestar o no me estaban trayendo los resultados que yo estaba queriendo.

Y de hecho, me enfoqué en menos cosas y eso hizo que esas poquitas cosas funcionaran todavía mejor que antes, lo cual en realidad hasta ahora no había probado, porque pensaba que abarcar más probablemente iba a ser más beneficioso. 

Otra razón fue que en 2020 fui mucho más específico con mis metas, y lo fui al punto de determinar cifras exactas. 

Digamos que yo hasta ahora no lo había hecho, y de pronto no es que recomiende mucho el tener una meta específica de cuánto dinero quiero ganar o cuánto quiero que genere este negocio, o cuántos clientes quiero al mes o cosas por el estilo. 

Porque lo que ocurre es que si yo digo: “Quiero ganar $10 mil dólares”, y gano $9.990, en teoría no logré el objetivo, en otras palabras fracasé y esto no está bien. 

Entonces yo dije: “No, este año voy a intentar algo distinto” y es: Me voy a proponer una cifra específica, voy a trabajar todo lo posible por lograr esa cifra mensual, y si no lo logro, está bien por dos razones: La primera, pues voy a tratar de mantenerlo como un rango. 

Por ejemplo, si la cifra fuera $10 mil dólares, $8 mil dólares está bien porque es el 80%, no es que fracasé sino que estuve a un 80% de lo que me propuse.

Claramente si fueran $1 mil lo que logro, pues definitivamente está mal. Algo que hay que corregir. 

Y otra cosa, es que podamos manejar un promedio. Entonces, si en algunos meses está por encima, otros meses que esté por debajo de pronto no impacta tanto y así tenemos más en cuenta la variación natural del mercado, ya que todos los negocios van a tener altibajos. 

La otra razón, es que separé de una mejor manera lo que son mis ingresos personales y mis ingresos de las empresas, porque de alguna u otra manera siempre como independiente tendemos a manejar todo el dinero como una misma bolsa de dinero, y no a diferenciar cuáles son los ingresos y los gastos del negocio, y cuáles son los ingresos y los gastos míos.

De hecho yo pensaba que uno de los beneficios principales de ser independiente es no tener un salario. Y hoy lo manejo justo con eso, hoy tengo un salario y eso me sirve para muchas cosas, como para mostrar ante las entidades financieras una carta laboral y tener mucho respaldo en otras cosas que son útiles a nivel formal.

De pronto en cuanto a la forma de manejarlo, yo podría recibir todo eso y de pronto tendría ciertos gastos y ciertas cosas; pero yo lo que decidí, por ahí en 2019 fue que empecé a separarlo y manejarlo de forma diferenciada. 

Esto facilita el hecho de que haya posibilidad de deducir costos y gastos de negocios, de que haya ciertos temas de impuestos un poquito más manejables; de pronto se sube un poquito la seguridad social, pero bajan otras cosas. 

Y lo más importante es el tema psicológico, en realidad el manejo.

Cuál es el dinero que yo tengo disponible para gastar, cuál es el dinero del negocio y que no puedo tocar.

Cómo puedo provisionar aquellas cosas que yo sé que el negocio va a necesitar en este mes, dentro de un año, en seis meses y que eso sencillamente no es algo que yo pueda sacar del bolsillo y utilizarlo para cualquier cosa, por ejemplo para comprar comida de un restaurante o algo así. 

Ahora, esto yo lo inicié en 2019 e empecé a probar más o menos la estructura y la distribución de ingresos y gastos, y cómo manejarlo.

En 2020 llegué al punto óptimo de manejo, que en mi caso personal funciona de la mejor manera, y esto me permitió realmente ahorrar mucho más dinero y optimizar ese flujo de caja entre el negocio y yo.

Y bueno, otra razón de la cual no me siento tan orgulloso, que es que no me tomé ningunas vacaciones ni descanso

No está bien porque de todas maneras fue demasiado el tiempo que pasé enfocado en el trabajo, y dejando un poco de lado esa necesidad; afortunadamente en 2021 me recompensé con un maravilloso viaje a México y a otras partes dentro de mi país.

En otras palabras, fui muy productivo y estuve súper adicto al trabajo, hice más videos que ningún otro año, creé más contenido, desarrollé muchas más cosas, estuve en más reuniones de trabajo, hice muchas cosas que no me había imaginado. Fui más productivo, como mencionaba antes.

Yo en ese momento lo que vi como que una oportunidad de aprovechar el sacar mi máximo rendimiento, no me arrepiento porque tampoco lo hice pasando por encima de mi salud ni nada de eso, de hecho estuve muy saludable todo el año, afortunadamente; pero definitivamente no es algo que recomiende.

Que sea uno de los factores que hayan contribuido con que el 2020 fue uno de mis mejores años, simplemente lo es; pero no hace que sea recomendable. 

Para 2021 sí tuve planeado un poquito más el tema de los descansos, las vacaciones y los viajes; afortunadamente ya estaba un poco más fácil con el tema de la pandemia.

Así que bueno, estas son algunas de las cosas que realmente contribuyeron y afectaron positivamente mis resultados en 2020, un año de nunca olvidar.

De aquí en adelante estoy planeando y proyectándome lo mejor posible para los años venideros, que idealmente cada año nuevo se convierte en uno mejor que el anterior.

Por supuesto esto es un camino de constante aprendizaje, y no fue que en el 2020 yo no cometí errores, no fue que en 2020 no tuve proyectos que en realidad quería desarrollar, metas que quería lograr y que no logré, y que quedaron a mitad de camino.

El caso es que continúo aprendiendo, continúo obteniendo ideas de cómo seguir mejorando.

2021 ha sido increíble, sin ninguna duda. Ha sido el progreso y la evolución de lo que en 2020 se mejoró y se inició. Seguiremos, en el camino y en la vida, esperemos cada vez estar un poco más arriba.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar