Descubre Cómo Crear Abundancia En Tu Vida Y Alcanzar La Libertad Financiera

Aprender Más »

Por Qué Las Tarjetas De Crédito NO Son Para Los POBRES

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya
Instagram Sebascelis


Haz Click Aquí Y Alcanza La Libertad Financiera

Muchas personas consideran que las tarjetas de crédito son únicamente un medio de financiación para aquellas personas que no tienen el dinero completo para una compra y necesitan diferirlo a cierta cantidad de cuotas, de lo contrario pagarían en efectivo, o con tarjeta de débito, o con una transferencia bancaria. 

El día de hoy quiero contarte por qué esto no es cierto, por qué las personas conforme mayores ingresos tienen más usan las tarjetas de crédito; y de hecho, por qué las tarjetas de crédito son un mecanismo de los ricos para hacerse más ricos y los pobres hacerse más pobres.

Como consenso general, prácticamente todas las personas consideran una tarjeta de crédito como un medio de financiación y no como un medio de pago.

Es decir, la manera de yo poder adquirir algo para lo cual no tengo el dinero todavía, y probablemente me proyecte para recibirlo más adelante. 

Claramente comprar algo a cuotas sobre lo cual no tengo el dinero completo, es un indicador relativamente de pobreza o de bajos recursos, o al menos de un mal manejo del dinero, especialmente si es una compra que no me va a generar ganancias o es un gasto innecesario, peor aún si es un lujo. 

Y desafortunadamente, es cierto que muchas personas de bajos recursos utilizan las tarjetas de crédito para poder sobrevivir y quizás patear un poco más adelante la pelota, básicamente cubriendo con las tarjetas mediante avances en efectivo aquellos gastos básicos que tienen y los cuales no logran cubrir con la cantidad de dinero que ganan. 

A veces incluso pagando una tarjeta de crédito con la otra, y creando una bola de nieve imparable de deuda, que en últimas los deja en la ruina. 

Sin embargo, diversos estudios demuestran que las personas de menores recursos, por lo general tiene menor acceso a créditos, menor puntaje crediticio.

No necesariamente porque el nivel de ingresos determine ese puntaje, sino por la manera en que lo manejan o porque es más probable que si adquieren una deuda sea complicado que terminen cumpliendo con su obligación. 

Obviamente no aplica para todo el mundo, pero conforme se gana más dinero, las personas obtienen mayor posibilidad de acceder a los diversos productos que ofrecen los bancos.

De hecho, la prueba reina de que las tarjetas de crédito no solamente están diseñadas para los pobres, son las tarjetas de crédito de altas categorías, diseñadas para personas que cumplen un requisito de ingresos mínimos bastante altos que dan beneficios y otras cosas.

Pero la realidad es que en países desarrollados, muchas personas simplemente utilizan la tarjeta de crédito para absolutamente todo, incluso para comprar mercado, productos de aseo, para lo básico. 

En otras palabras, adquieren el hábito de utilizarlo como un medio de pago y no como un medio de financiación.

Rara vez usando una tarjeta para diferir en cuotas, esto hablamos de las personas por lo menos de clase media o ingresos de media a alta.

También, diversos estudios demuestran que conforme menos se gana dinero, mayor es la proporción de utilización de dinero en efectivo.

Y claro, tiene sentido porque si mis ingresos son pequeño, probablemente yo puedo cargar en mi billetera una cantidad de efectivo que relativamente es alta en proporción a lo que me gano; pero si yo me gano bastante dinero es impráctico e inseguro cargar tanto dinero en efectivo. 

Y de hecho, las personas más ricas prácticamente nunca utilizan efectivo o cargan cualquier dos o tres billetes por si acaso en alguna parte no le reciben una tarjeta; de resto, ni siquiera usan tarjeta de débito porque la tarjeta de débito también se reduce el uso conforme se aumentan los ingresos, sino las tarjetas de crédito. 

Ahora, lo que muchas personas se preguntan es: “Bueno, pero ¿Por qué utilizar una tarjeta de crédito para hacer compras a una cuota y pagarlas en su totalidad a final de mes, y no más bien usar una tarjeta de débito?, ¿Cuál es la diferencia, si de todas maneras el dinero finalmente va a salir de la cuenta de ahorros que yo tengo, o de la cuenta corriente?” 

Porque las tarjetas de crédito ofrecen beneficios, que no recibes con tarjetas débito o efectivo.

Beneficios que se ven reflejados cuando se saben usar correctamente.

El objetivo es adquirir el hábito de únicamente comprar aquello para lo cual yo tengo el dinero en su totalidad, de manera que si no me alcanza el dinero que tengo, pues no lo compro, independientemente de que yo cuente con una tarjeta de un banco que me preste el dinero total para adquirir ese producto así no tenga el dinero, porque eso es básicamente irresponsabilidad financiera.

Los bancos saben que son tan buen negocio las tarjetas de crédito (por las personas irresponsables), que dan incentivos y programas de recompensas para motivar a que las personas las utilicen, cosa que no ocurre con las tarjetas débito de las cuentas de ahorro.

Pero hay un lado oscuro que muy pocas personas conocen y tiene que ver básicamente con los siguientes puntos:

Número uno, existen tarjetas de crédito que no cobran costos de manejo mensuales o anuales y que no cobran ningún tipo de seguro.

Cualquier tarjeta se puede usar para compras a una sola cuota, pagando en su totalidad a final de mes, entonces yo puedo utilizar una tarjeta de créditos sin pagar un solo centavo de gastos, de costos, de nada.

O sea, hacer de cuenta como si fuera mi tarjeta débito, que no me está cobrando absolutamente nada. 

Está bien que algunos bancos sí cobran, pero entonces hay diferentes niveles de tarjetas que dependiendo de las recompensas que dan, los puntos o los beneficios, puede que tengan sentido cuando uno analiza el costo-beneficio. 

Adicionalmente, los bancos saben que las tarjetas de crédito son muy rentables.

Sesde que se inventaron, han sido uno de los productos más rentables que ha existido por excelencia, y lo son porque la gente se endeuda mucho, termina pagando cantidad de intereses y a los bancos les encanta que la gente se llene de deudas hasta el cuello, no tengan con qué pagar y terminen pagando hasta intereses de mora, sobre costos y muchas otras cosas. 

Entonces como saben que es tan buen negocio, lo que hacen es dar incentivos, dar beneficios, dar recompensas, bonos de bienvenida y muchas otras cosas como acceso a salas VIP, seguros, asistencias.

A veces, estos beneficios superan en proporción a la compra el costo o la comisión de la transacción que terminan recibiendo los bancos y las franquicias; VISA o MasterCard. 

Y esos beneficios sólo son posibles si el dinero para ellos sale de alguna otra parte… Y la respuesta es muy sencilla: Sale del pago de intereses que otras personas hacen a la tarjeta de crédito.

Y considerando que las personas que menos posibilidad tienen de comprar algo de contado, pagando el monto en su totalidad a fin de mes con la tarjeta de crédito o con efectivo, o con la tarjeta de débito o con transferencia bancaria, pues son aquellas personas de bajos recursos, justamente nos damos cuenta que quienes gastan mayor cantidad de dinero en intereses son los pobres.

Siendo inteligentes con las tarjetas de crédito y prácticamente financieramente con cualquier producto, podemos verdaderamente obtener beneficios y sacar provecho.

Sacar provecho de los bancos, que ellos son los que sacan provecho de nosotros todo el tiempo; prácticamente es voltear la situación a nuestro favor y obtener mucho más de lo que nosotros gastamos o pagamos.

Ya sea haciendo las cuentas y sabiendo que incluso si yo pago una cuota de manejo, la tarjeta me da mucho más de lo que yo le doy a la tarjeta; o si eres de los que no les gusta pagar un centavo, buscar una alternativa que existen muchas en el mercado de tarjetas de crédito sin costo de anualidad, sin seguro o con seguros muy pequeñitos. 

Para mí fue relativamente simple no enloquecerme con una tarjeta de crédito y saber que una tarjeta de crédito no es un ingreso adicional, no es una extensión de mis ingresos, sino que es una forma de endeudarme o un simple medio de pago para el cual estoy utilizando esa tarjeta, mientras construyo un historial crediticio que más adelante me puede hacer ahorrar dinero en un crédito de vivienda o en algo importante que quiera hacer como tal en cuanto a proyectos financieros.

Pero más importante aún es entender lo siguiente: si nadie nunca pagara intereses y todas las personas utilizaran las tarjetas de crédito a una sola cuota, no pagaran cuotas de manejo y otras cosas, aun así los bancos y las franquicias ganarían dinero, porque cada transacción cuesta y cuando se paga esa comisión por transacción, los bancos y las franquicias están ganando, y por lo tanto pueden ofrecer ciertos beneficios.

Por lo que, tan solo utilizar las tarjetas de crédito, ya les da ganancias a ellos y por eso a los bancos no les importa que uno pague o no en cuotas, y que salde las tarjetas todos los meses y que no les pague cuotas de manejo, y que no les pague seguro ni nada de eso.

A ellos no les interesa nada de eso, sino que por cada transacción que tú haces ellos ya van ganando.

Incluso muchos bancos ofrecen cuota de manejo gratis o costo de anualidad gratis si se cumple cierto monto de compra o cantidad de compras en un período de tiempo.

Lo que pasa es que muchas personas le tienen miedo a las tarjetas de crédito, le tienen miedo a los productos financiero por desconocimiento, por experiencias de otras personas que han visto quedar en la ruina por mal manejo o por pensar que las tarjetas de crédito son simplemente una tentación y eso no tiene sentido que sea una tentación. 

Lo único es mi impulsividad, mi falta de autocontrol, el yo saber que no tengo dinero para comprar algo y qué diferencia hay que yo tenga un pedazo de plástico en el bolsillo o no respecto a tomar una decisión financiera, un gasto, un costo que quiero asumir, un lujo que me quiero dar.

Nada de eso debería depender de si tengo o no una cantidad increíblemente grande de cupo en mis tarjetas, sino de mi educación y de mi inteligencia financiera como tal

Yo personalmente perdí mucho tiempo utilizando tarjetas de débito y efectivo.

Incluso hace poco me escribió una persona que utilizaba el sistema de los sobres para ahorrar, hasta que se le entraron un día a su casa y se le llevaron todos los sobres y hasta ahí quedó el sistema.

Y en el momento en que empecé a entender un poco mejor cómo funcionaba este tema de las tarjetas de crédito, jamás en mi vida he utilizado la de débito para nada que no sea retirar en un cajero electrónico efectivo, que quizás tengo que usar en algunos sitios para los cuales todavía tengo que asistir y no reciben tarjeta.

Así que ahora soy yo el que obtiene los beneficios y aprovecho lo que el banco me ofrece, no que el banco se aproveche de mí sin gastar y sin perder absolutamente nada de dinero. 

Uno siempre aprende cosas nuevas, e indudablemente la educación financiera es quizás la mejor arma que tenemos para enfrentarnos de manera exitosa y no solo sobrevivir en esta situación, sino triunfar como tal.

Alcanza La Libertad Financiera Mejora Tus Finanzas Desde Hoy Y Vive Una Vida Llena De Abundancia

Suscríbete Hoy MismoUn Material Avanzado Para Que Puedas Lograr El Éxito


Beneficio

Cómo Adquirir E Interiorizar Una Mentalidad De Millonario En Tu Vida

Beneficio

El Proceso Único Para Acondicionar A Tu Cerebro A Ganar Más Dinero

Beneficio

Las Estrategias Para Crear Ingresos Pasivos En Piloto Automático

Haz Click Aquí Para Continuar