Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

¿Qué Se Siente Ser Rico?

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Enlace al video:
¿Qué Se Siente Ser Rico?

Enlace al canal:
DesarrolloPersonalTV


Cuando tú piensas en alguien rico ¿cuánto dinero crees que esa persona está ganando? Lo más probable es que muchos respondan de acuerdo a sus ingresos actuales, que quienes están ganando cierta cantidad piensen que el doble, el triple o diez veces más de lo que ellos ganan ya significa realmente alcanzar la riqueza.

Sin embargo hay muchas consideraciones…

La Primera: El Costo De Vida

La verdad es que no es lo mismo vivir en una ciudad principal (en una ciudad capital) con millones de habitantes (en donde los productos de la canasta familiar son más costosos, los arrendamientos son más costosos, el precio de comprar una casa o un apartamento es más costoso), a vivir, por ejemplo, en un pueblo (en donde todo tiende a ser más económico).

Por lo que una persona podría ganar 2-3 veces más que la otra y aun así vivir en condiciones relativamente similares.

La Segunda: La Verdadera Riqueza No Es Tener Mucho Dinero Acumulado

Por ejemplo, cuando alguien se gana la lotería, algunas personas consideran que esa persona se volvió rica.

La + pregunta es: ¿con ese dinero cuánto tiempo puede vivir (puede sobrevivir)?

¿A qué ritmo se lo va a gastar, de manera que no se le acabe en 1, 2 o 3 años (de hecho, eso es lo que le pasa a la gran mayoría de las personas que se ganan la lotería)?

No podemos decir «yo soy rico si tengo un millón de dólares» (o me considero millonario por tener ese millón); sino realmente cuánto me va a durar ese millón.

La Riqueza Yace En La Forma Que Usas El Dinero, Más Que En La Cantidad Del Mismo

Por ejemplo, si yo tengo ese millón de dólares y lo coloco en alguna especie de fondo de inversión, obteniendo un 6% de ganancia yo podría ganarle unos 60 mil dólares al año, que podrían ser, digamos, el salario que yo podría obtener a base de ese capital.

Esos serían unos 5 mil dólares mensuales, con los que podría vivir tranquila y cómodamente en casi cualquier parte del mundo.

Sin embargo, más o menos 5 mil dólares no son suficientes para hacerte vivir un estilo de vida de ultra riqueza, probablemente te alcance para pagar las cuotas de un automóvil moderadamente normal, para cubrir tus gastos personales, para viajar de vez en cuando y demás. Así que un millón de dólares podrían no ser suficientes para sentirse rico.

Lo que pasa es que, realmente, conforme ganamos más dinero e incrementan nuestros ingresos (ya sea porque obtenemos un aumento de trabajo, porque creamos un negocio, creamos un producto nuevo y aumentan las ventas o hacemos cualquier cosa) al inicio empezamos a sentir que estamos ganando más, empezamos a sentirnos (de alguna u otra manera) un poco más ricos; pero luego este ingreso se vuelve normal.

Si tú estabas ganando 2 mil dólares al mes y empiezas a ganar 3 mil, los primeros meses te sientes con más capacidad adquisitiva, después simplemente es normal y esos 2 mil que ganabas antes a veces puede que te preguntes cómo era que sobrevivías con ellos.

De hecho, un estudio que se hizo hace algunos años en los Estados Unidos descubrió que la persona promedio que gana entre unos 35 mil y 55 mil dólares al año consideraba que para sentirse rico debía estar ganando al menos unos 100 mil dólares al año

Pero cuando le preguntaban a las personas que ya estaban ganando 100 mil dólares al año cuánto debían estar ganando para sentirse ricos (o si ellos se sentían ricos), en principio decían que no se sentían ricos y que más o menos unos 500 mil dólares iba a ser suficiente para sentirlo así.

Y cuando le preguntaron a los millonarios promedio (es decir, a las personas que tienen una fortuna neta de 1 millón de dólares o más), ellos decían que más o menos en promedio se necesitan de unos 7 millones de dólares para sentirse rico.

Lo más seguro es que si tú le preguntas a una persona que se está ganando 7 millones de dólares (o que tiene 7 millones de dólares en fortuna neta) te diga que quizás se necesitan 20 millones o más para realmente sentirse rico.

Conforme ganamos más dinero, más creemos que necesitamos para realmente ser ricos.

Esto se debe a un fenómeno que se llama: Adaptación hedonista.

Es esa necesidad del ser humano por siempre querer progresar, progresar y progresar, y nunca detenerse ni conformarse con un logro específico.

Imagínate que la raza humana simplemente no fuera así, no tendríamos tanto progreso como el que estamos viviendo hoy en día.

Por el contrario, nuestra mente siempre está pensando en que cada vez que logramos algo (hacerlo realidad) eso se vuelve normal y hasta aburrido, y ya estamos pensando en cuál es el siguiente objetivo, cuál es la siguiente meta.

Los Sueños Hechos Realidad Se Convierten En La Normalidad

Es como la persona que ahorra para comprarse el último iPhone y lo compra, durante los primeros días (quizás los primeros meses) se siente genial y empieza disfrutarlo, a usarlo, a ver las diferentes características o lo que sea…

…pero ya después es simplemente un objeto de uso cotidiano, y después empieza a analizar el comprar un iPad o un MacBook (o cualquier otro producto de tecnología o de cualquier otra marca).

Creo que me entiendes el caso.

Simplemente, cuando conseguimos un logro en particular, al poco tiempo pasa a ser normal. Lo mismo ocurre con un automóvil, o cuando paso a ser propietario de un bien raíz o de cualquier otra cosa que durante mucho tiempo tuve como objetivo de vida: una vez que lo logro, cuando me preguntan qué se siente, uno no sabe qué decir porque es normal.

Esta adaptación hedonista hace que siempre tu nivel de felicidad vuelva a la normalidad, de manera que tú tengas otra vez el deseo de incrementar esa felicidad o esa emoción (o cualquiera que sea la sensación interna de satisfacción que vas a tener al cumplir un objetivo que te plantees).

También algo que puede ocurrir si empiezas a ganar más dinero es que empiezas a conocer gente que está ganando lo mismo o más que tú, y de repente eso que veías en el pasado como una cantidad de dinero grande (algo que te podía hacer sentir rico), ya no es tanto en comparación a las personas que te rodean (ya no es tanto como «Pedro» que está ganando el triple que tú haciendo tales cosas, entonces tú ya tienes el objetivo, de pronto, de alcanzar su nivel).

La realidad es que esta mentalidad nunca tiene fin.

No importa cuánto dinero llegues a ganar, no importa si incluso llegas a ser propietario de una isla, tener yates y tener múltiples negocios en los 5 continentes; no importa, siempre va a haber una necesidad de ganar más, de querer más.

Esto se podría confundir con avaricia (como la gente normal lo llamaría), pero en realidad es simplemente el deseo humano de llegar un poquito más lejos.

La verdad es que si hablamos de ser verdaderamente ricos no pensamos en una cantidad monetaria (no pensamos en que son 100 mil dólares, o 1 millón de dólares, o 100 millones de dólares, o 1.000 millones de dólares); sino que pensamos, por ejemplo, en cosas como vivir realmente libre de estrés, poder dormir tranquilo en la noche, sin preocupaciones, sin frustraciones, poder permitirse comprar lo que uno quiera (darse gustos ocasionalmente, tener los lujos que uno quiera disfrutar), tener hobbies y tiempo libre para dedicarse a las cosas que a uno realmente le gustan, pasar tiempo con la familia y con los amigos y poder dedicar ese tiempo sin pensar en que se está perdiendo dinero u oportunidades por no estar trabajando.

Eso Es Ser Verdaderamente Rico

A esto le sumamos el hecho de que tú eres rico ante los ojos de alguien más.

Piénsalo de esta manera. Si una persona que gana 50 mil dólares ve que puede ser rico si gana 100 mil, alguien que ya está ganando 100 mil es rico ante sus ojos (ante los ojos de la persona que gana 50 mil).

Alguien que gana 25 mil probablemente ve a quien gana 50 mil como un rico; alguien que gana 10 mil ve al de 25 mil como un rico; y alguien que no tiene nada ve al de 15 mil como alguien rico, como alguien que está obteniendo éxito financiero.

Es más, alguien que no tiene nada, que no está ganando nada y que probablemente vive en la casa de sus padres, es más rico que una persona cuya fortuna neta es negativa (porque está endeudada por decenas de miles de dólares, y por el contrario su riqueza es negativa).

Así que, si eres de las personas que con 10 mil dólares al año te sientes rico, probablemente con 50 mil, con 100 mil y con un millón te vas a poder sentir rico (independientemente de la cantidad); pero, si eres de los que en este momento, y con la cantidad de dinero que estás ganando, no te sientes rico, ninguna cantidad de dinero te ayudará a lograrlo.

Así que la pregunta «¿Qué se siente, realmente, ser rico?» en últimas no la responde una cantidad de dinero.

Quizás tener esa cantidad de dinero te haga rico (quizás seas rico por tener esa cantidad de dinero), pero que te sientas rico es muy diferente.

Creo que estamos de acuerdo en que probablemente la sensación de ser rico proviene de poder dormir en las noches tranquilo, disfrutar, día a día, libre de estrés, cada momento sin pensar en que se te acabó el tiempo, en que tienes que trabajar, en qué vas a hacer para pagar las facturas, que esto y que lo otro.

También, muchas personas ricas tienen muchos problemas, muchas dificultades, y conforme ganan más dinero incrementan las responsabilidades y los dolores de cabeza. Cuando estamos libres de esto (casi que sin importar la cantidad de dinero que ganemos) podemos decir que somos más ricos que otros.

En general, la clave es apreciar, valorar y disfrutar lo que tenemos, no olvidarnos de las cosas que hemos logrado, sin importar si parecen pequeñas o insignificantes.

Si no somos capaces de apreciar lo pequeño no vamos a apreciar lo mediano y no vamos a apreciar lo grande, y tampoco vamos a estar preparados para conseguir y crear una verdadera fortuna.

Si, por el contrario, educamos nuestra mente de manera que estemos dispuestos a aceptar, valorar y apreciar de corazón lo que vamos logrando paso a paso, en el momento en que alcancemos una verdadera riqueza vamos a haber logrado que en todo el trayecto, en todo ese camino, nuestra sensación interna sea de riqueza total.

Eso es lo que debería sentirse ser verdaderamente rico, independientemente de la cantidad.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera