Descubre Desde Hoy Cómo Ser Tu Propio Jefe Mediante Los Ingresos Pasivos

Aprender Más »

¡Te Obligo A Que Me Respetes!… ¿¿¿Qué???

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


¡Te Obligo A Que Me Respetes!… ¿¿¿Qué??? | Desarrollo Personal

¡Te Obligo A Que Me Respetes!… ¿¿¿Qué???

¡Debes Respetarme! —dice la gente.

¿En realidad el respeto es algo que la gente deba obtener por su título?

Si tú tienes un padre que te maltrata, te insulta, te denigra y te afecta negativamente en múltiples maneras… ¿Merece tu respeto sólo por tener el título de «Papá»?

Realmente NO.

Nadie debe ser respetado por la posición en la que se encuentre, o por la jerarquía social que tenga con respecto a otros.

A las personas las debemos respetar, si verdaderamente lo merecen, si existen motivos como para que a uno le nazca hacerlo. El respeto, no es una obligación para nadie, a pesar de que muchas personas lo confunden como tal.

Los padres, son los primeros en caer en este error. Ellos constantemente le dicen a sus hijos, que deben respetarlos, sólo por el hecho de ser sus padres. «¡Respeta a tus mayores!» —despotrican todo el tiempo.

El respeto hacia las demás personas, no debería ser una cuestión de título, edad, posición o estatus. Debe ser simplemente algo que uno se gane en la vida, y algo que se dé sinceramente.

Cuando respetamos a alguien por obligación, en realidad estamos cometiendo 2 tipos de engaño.

El primero, engañar a la otra persona, haciéndole creer que es digno de un respeto que realmente no merece.

Y el segundo, un autoengaño al pensar que debemos ser sumisos al seguir al pie de la letra las órdenes de otras personas, simplemente por el nivel de autoridad que intentan imponer.

Y bueno, ahora que tú lo sabes, es momento de que empieces a ser consciente de tu vida, de tu situación y de este tipo de episodios, donde otros quieren tratar de imponerte el respeto.

Ahora, si tú también has caído en el error, es momento de que abras tu mente, seas objetivo y sigas leyendo 😉

El respeto, es sin duda un valor grandioso, pero sólo cuando nace en nuestro interior de forma natural.

Realmente considero que el problema y la raíz de aquel deseo por exigir e imponer el respeto en otros, más que por ganarlo… Nace en casa.

Piensa por un instante: ¿Alguna vez tus padres te han dicho que debes respetarlos porque han vivido más años que tú?, ¿Alguna vez has expuesto tus ideas cuando no estás de acuerdo con algo, y ellos lo toman como una falta de respeto?, ¿Te ordenaron en algún momento que hicieras algo sin decir una sola palabra, más que cumplir, porque «debes respetar a mamá o a papá»?

Yo creo que sí. Y también creo que como hijo, sentiste el deseo de salir corriendo y de ser libre del yugo que tus padres representaban para tu libertad.

En Busca De La Armonía Total

Algo particular de toda familia, es su deseo por la armonía, por el amor, el bienestar, la paz, la tranquilidad y la felicidad. Pero, parece que todos optan por la opción del respeto impuesto, sin darse cuenta de lo mal que resulta en el interior de cada afectado.

La imposición, el maltrato, los gritos, la inferioridad y el exceso de reglas NO son el camino que lleva a la armonía, no son la alternativa que traerá paz, no son la elección sabia que proveerá felicidad.

Sólo hay una manera de experimentar la plenitud,  de vivir la calma y el verdadero sentimiento de respeto unos a otros, y no es más que la adopción de valores personales positivos en nuestro interior.

¿Y cuál es el valor que se convierte en pilar para todos los demás? ¡Exacto! El verdadero y sincero amor.

El amor te hace paciente, comprensivo, asertivo, cariñoso, amigable, en fin… Sobre todo, te hace velar por tu propio bienestar y por el de otros, te hace racional para reconocer lo que está mal, lo que no funciona y que se debe cambiar de inmediato.

Sólo con verdadero amor, podremos afrontar situaciones difíciles con tacto, y ganarnos el respeto de las personas por nada diferente a la esencia de nuestro ser.

Es hora de que evolucionemos como personas, y como seres humanos conscientes de nosotros mismos, a un punto en el que sencillamente merezcamos todas las bondades de la vida, y esto no es posible de lograr, si seguimos pretendiendo que podemos obligar a otros a premiarnos con méritos que no tenemos.

¿Te quieres hacer respetar? Gánatelo, hazte merecedor. ¿Respetas a las demás personas? Asegúrate que no lo hagas por obligación. Nadie puede obligarte a tener sentimientos de ningún tipo.

Logra La Libertad Financiera Desde Hoy Estrategias Avanzadas Para Ser Tu Propio Jefe Con Los Ingresos Pasivos

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Las Claves Para Generar Ingresos Incluso Mientras Estás Descansando

Beneficio

Los Revolucionarios Secretos Para Mantenerte Siempre Libre De Deudas

Beneficio

Los 5 Principios Que Garantizan El Éxito Económico Y La Libertad Financiera