Descubre Desde Hoy Los Secretos Mejor Guardados Sobre Las Metas Personales

Aprender Más »

Tener Un «Plan B» Es De FRACASADOS

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Tener Un «Plan B» Es De FRACASADOS | Desarrollo Personal

Tener Un «Plan B» Es De FRACASADOS

Algunos se enorgullecen de seguir la filosofía del «plan B».

Ellos dicen: «Si tu Plan B falla, recuerda que el abecedario tiene muchas más letras».

Ahora yo te pregunto, ¿Dejarías tu vida en manos de semejante tipo de planeación descuidada?

Quiero decir, se supone que cuando alguien planea hacer algo, es porque lo quiere lograr…

… ¿Estamos de acuerdo?

Ok, entonces ¿Por qué tener «en caso de algo» un plan alternativo por si lo inicial no funciona? ¿Acaso no confían en su capacidad de planeación?

En la gran mayoría de los casos, es fácil prever todo tipo de inconvenientes que se vayan a presentar.

Y mejor aún, es posible adoptar nuevos y no-identificados problemas, sobre la marcha. Solucionarlos, y continuar con los planes original (o con el plan original… cuestión de idioma. Pero solo un plan para un objetivo).

El caso es que la gente cree que tener un Plan B es de ayuda, sin embargo de lo que no se dan cuenta es de lo siguiente:

  • Incongruencia: Pensar en un Plan B en el mismo momento de querer lograr un objetivo, es no dedicarle la suficiente pasión al Plan A, y consecuentemente, no confiar al 100% en que va a funcionar.
  • Falta de Control: Si ya tienes un buen plan, a prueba de cambios e inconvenientes ¿Para qué crear otro? Esa es una prueba clarísima de que hace falta un poco de control sobre tu vida, o sobre el proyecto como tal.
  • Auditoría: Otro problema es que la gente cree que un plan está escrito en piedra, y que si deben decidir modificar una pequeña parte, entonces necesitan otro plan (aunque terminan reescribiéndolo todo). No. No es así, los mejores planes empresariales están diseñados para adaptarse a los cambios a través del tiempo.
  • Paradigma: Si mucha más gente fuera consciente de que no «se nos ocurrió» la brillante idea de hacer un Plan B, sino que lo aprendimos de otros, quizás se empezarían a preguntar de QUIÉN lo aprendieron, y si a esas personas les funciona o no. (Y en caso de que si, perfecto, hay que analizar más en detalle su metodología).

¿Cuándo Podría Servir Un Plan B?

Básicamente, nunca.

Entonces, ¿Qué Hago Si Quiero Tener Algún Tipo De Respaldo O Garantía?

Esa es una pregunta muy diferente 🙂

La idea es básicamente realizar un análisis DOFA, que en resumen busca identificar Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas.

Puede llegar a ser algo tan simple con hacer una lista de cada una de esas cosas, o llegar a crear el cuadro y análisis completo.

Todo se resume en verificar qué se podría hacer con nuestras fortalezas, cómo podrían aprovecharse las oportunidades, atacarse las debilidades, y defenderse de las amenazas.

En cosas tan sencillas como un plan para un objetivo personal, un análisis de este tipo brinda a las personas con una herramienta de planeación más sólida e infalible, que un simple Plan B.

En vez de tener un plan alternativo como «garantía de seguridad», lo mejor es que tu mismo plan inicial te sirva de garantía.

En parte te dejo pensar en un ejemplo, pues cada caso es especial. Imagina un objetivo o meta que tengas en este momento y que pretendas lograr.

Ahora, imagínate un plan, que según tú, te lleve a dicha meta sin fallar, incluso si hay cosas que no sepas, y el plan incluya estudiar o formarte en algún tema.

Posteriormente, define por completo el plan y escríbelo en papel.

Ahora, luego de esto, realiza un análisis DOFA, y lista los cuatro elementos fundamentales (Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas).

Y finalmente, refina tu plan para que tenga en cuenta todas estas cosas de la mejor manera posible.

El resultado, será un plan tan poderoso, que superará en magnitud al Plan B de casi todo el mundo (en la misma meta).

Y por supuesto, un plan de estos también puede fallar… Pero, ¿Acaso no fallan los Planes B? Claro que si, y mucho.

Y la razón principal por la cual un Plan B falla, es la misma por la cual un Plan A falla: Ninguno de ambos planes fue creado con cuidado y análisis. Ambos fueron el respaldo y el «por si acaso» de otro.

Si vas a crear un plan, haz uno en el que confíes. No uno que deseches en la primer oportunidad.

Cómo Diseñar La Vida De Tus Sueños Recibe Los Mejores Tips En Tu Correo Y Alcanza Un Éxito Extremo

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 43,025 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

Cómo Convertir A Tu Subconsciente En Una Máquina De Lograr Metas

Beneficio

El Ejercicio Simple De 2 Pasos Para Optimizar Una Meta Personal

Beneficio

El Gran Error Que Podría Destruir La Productividad En Tus Metas