Descubre Los Secretos Mejor Guardados Sobre La Reprogramación Mental Para El Éxito

Aprender Más »

Verdades Conscientes e Inconscientes

Autor: Juan Sebastián Celis MayaAutor: Juan Sebastián Celis Maya


Verdades Conscientes e Inconscientes | Desarrollo Personal

Verdades Conscientes e Inconscientes

El tema que se tratará hoy tiene que ver con las Verdades Conscientes e Inconscientes que llevamos dentro.

Y específicamente, cómo comprender y aceptar la realidad de tus circunstancias de vida tal y como lo son ahora.

En ocasiones, vivimos sumergidos bajo un mar de mentiras que incluso nosotros mismos nos creamos, por diferentes factores tales como el miedo al rechazo, el temor a lo nuevo, el conformismo, la excesiva autoaceptación.

Es importante, en ocasiones, despertar del sueño en el que mantenemos, o en el que tratan de mantenernos (a veces inconscientemente) los demás, a través de diferentes medios.

Y de darnos cuenta de que no estamos en la situación que quisiéramos, de que no contamos con las características deberíamos, y de que nos falta mucho por mejorar y crecer en el camino de la vida.

Un Ejemplo Claro

Cuando somos pequeños, lo más normal es que se nos haga creer, que el Papá Noel, o el Niño Dios, trae los regalos en la media noche del 24 de diciembre todos los años.

Muchos niños a cierta edad, empiezan a dudar de la existencia del Niño Dios o de Papá Noel, por diversos motivos. Sin embargo, los padres tratan de mantener la ilusión en sus hijos, asegurándoles que es este intrigante ser, quien mientras ellos duermen, entra a la casa y ubica los regalos bajo el arbol de navidad.

En ocasiones puede que algún niño quiera intentar pillar a sus padres colocando los regalos, pero a esa edad, y a esa hora, normalmente el sueño prevalece.

Si el niño se levantase temprano, a vigilar desde una ubicación segura la sala de su casa, en donde se encuentra el árbol de navidad, es posible que descubriese a sus padres colocando los regalos a escondidas. En tal caso, el niño podría hacerle saber a sus padres, que el tiene pleno conocimiento de la verdad, y de que sabe, que ellos son quienes han intentado engañarlo.

Ahora bien, se supone que todo esto se pretende hacer con el objetivo de no arruinar la sorpresa del niño. Sin embargo, el niño ya tenía sus sospechas, y como tal, podemos decir que en parte, ya conocía la Verdad, de manera un poco inconsciente. Así que básicamente no se estaba arruinando nada.

Al conocer la verdad, estaba en manos del niño demostrarle a sus padres que ellos eran quienes estaban tratando de engañarlo.

Ahora bien, ¿como podemos aplicar este concepto en la vida personal?

En cada área de tu vida, tienes dos opciones.

  • Conocer y aceptar la Verdad.
  • Vivir en una constante negación de la Verdad.

Y cuando vives en una constante negación de la verdad, o simple ignorancia de la misma, te arriesgas a que tarde o temprano, se te demuestre que has estado intentando engañarte a ti mismo.

Pregúntate a ti mismo: ¿Qué partes de tu vida podrían beneficiarse si conocieras la verdad?

¿Existe algún aspecto de tu vida, el cual consideres que estás evitando conocer la verdad, sea cual sea el motivo?

Otra manera de preguntarte esto es, ¿En qué ámbito de tu vida personal experimentas mayor procrastinación? ¿Qué estás evitando hacer? ¿A que le huyes cuando de ti mismo se trata?.

Usualmente, esto ocurre debido a que inconscientemente algo dentro de ti no quiere conocer la verdad. En ocasiones, la ignorancia parece ser más atractiva, que el pleno conocimiento de la verdad, y más aún cuando esta se trata de nosotros mismos.

Esto debido a que al menos con la ignorancia, tienes la posibilidad de darte a ti mismo el beneficio de la duda. Puedes tomar como una opción, el hecho de las cosas pueden no estar tan mal como lo sospechas.

Así que si no conoces la verdad, puedes continuar imaginando ampliamente todas estas posibilidades, y lo más seguro es que te estés equivocando. Pues como todos sabemos, la ignorancia, normalmente no conlleva a nada bueno.

Simplemente no podrás solucionar los problemas más grandes de tu vida, hasta que no los comprendas por completo.

Y para comprender por completo tus situaciones actuales, eventualmente deberás enfrentarte con valentía y analizar cada aspecto negativo de tu vida, y detectar que está mal y puede mejorar. Todo el tiempo pretendemos estar bien siendo de cierta manera, conformistas.

¿Porqué conformarse?

¿Porqué no querer mejorar en todo momento? ¿Acaso no parece esta una mejor opción?

Muchas personas evitan conocer la verdad, debido principalmente a que creen, que aún si conocieran la verdad, no podrían hacer nada al respecto. Así que quizás, “sea mejor”, ni siquiera saberlo. Por supuesto, sabemos que eso es un error.

A largo plazo, conocer y aceptar la realidad de las cosas, te dará el poder para lograr cambiarlas. En ocasiones, la verdad puede llegar a ser muy desmotivante, e incluso, atraer a nuestras vidas depresión, tristeza y desconsuelo.

Sin embargo, es mucho mejor conocer con antelación la verdad, y no dejar avanzar el problema, cualquiera que este sea.

Lo primero que tienes que hacer, es enfrentar la verdad.

Cuando logres hacerlo, te encontrarás en una mejor posición para darte cuenta que hacer al respecto.

Pero he aquí el concepto clave: Mantén ambas cosas separadas.

Cuando busques conocer la verdad, no te preocupes por como vas a tomarlo luego, o que vas a hacer al respecto.

Lo más importante, es que de alguna manera, logres establecer una comunicación interna contigo mismo, en la cual puedas detectar que es lo que anda mal en tu vida, que es lo que tratas de negarte a ti mismo, y cuales son esas verdades que temes enfrentar.

Es un poco engorroso, tratar de ir en contra de nuestro sistema natural de defensa contra la adversidad, y sin duda alguna, parece una adversidad el hecho de que nos autodenigremos, sin contar con el hecho de que nuestra sociedad nos condiciona para conformarnos con lo que tenemos y mediocremente hemos logrado. Nos quitan la pasión por querer descubrir y lograr más, la curiosidad que tenemos desde niños.

Se nos enseñó a que debemos aceptarnos como somos y como estamos, y de que debemos ser agradecidos con todo lo que actualmente vivimos, que hay gente que está en peores condiciones.

Sin embargo, el que otros estén mal, no tiene porqué ser un impedimento a la hora de nosotros querer mejorar. Ningún factor externo tiene porqué influir en nuestro camino y en nuestro crecimiento.

Los medios son expertos en hacernos creer que todo anda de mil maravillas, y lo logran distrayendo nuestras mentes de diversas maneras, mostrándole al mundo diariamente los problemas que ocurren en el país y en el mundo a través de noticieros y periódicos, para que de alguna u otra manera pensemos: bueeeeeeno, al menos a mi no me han ocurrido tantas tragedias… debo ser agradecido por la vida que tengo.

Pero esta, mi queridos lectores, es un arma de doble filo!. Le damos mucha importancia a los problemas, y no a las soluciones, al mismo tiempo que nos conformamos con lo que tenemos.

Nunca queremos más.

Nos han quitado el espíritu de la abundancia!

Para que quisiéramos estar en este mundo, si no fuera para aprovechar sus abundancias. ¿Porqué tienen que ser los demás quienes decidan si vamos a ser grandes o no?

Usualmente, por eso es que a las personas exitosas se les trata de bárbaros, extremistas, raros, locos… etc

Porque sencillamente no se basan en el conducto regular paradigmático impuesto por la sociedad, generación tras generación.

Ahora que sabes esto, sencillamente puedes darte cuenta de que LAS COSAS NO VAN BIEN.

De que es muy posible, que no estés viviendo la vida que deseas. De que es posible que no tengas el tiempo que quisieras para dedicarte a lo que más te gusta. De que por más que intentes negártelo a ti mismo, esto que ahora haces, no es de tu completo agrado.

No seas conformista. No tienes porque serlo. o ¿eso fue lo que te enseñaron?

¿Cómo crees que han progresado grandes proyectos? Con sueños! ideales! ambiciones! pero sobre todo, sin conformismo.

Cuando sepas la realidad de tu vida, cuando conozcas realmente la verdad sobre diferentes áreas importantes, será tiempo entonces de comprometerte a cambiar. Será tiempo de decidir, tomar las determinaciones que fueren necesarias a la hora de querer buscar soluciones a los problemas.

Una vez que sepas la verdad, ahora busca la manera de cambiarla, y de que tus nuevas verdades conscientes, ecplipsen tu inconsciencia para sincronizarse en la frecuencia que tanto deseas.

Deja de pretender.

No pretendas que te gusta el trabajo que actualmente odias. No pretendas que estás supremamente feliz con esa relación. No pretendas que tu salud se encuentra justo como quisieras que se encontrase. Si quieres que las cosas estén mejor, debes regañarte a ti mismo, y empezar a aceptar la verdad.

Nada va a cambiar hasta que lo hagas.

Cuando aceptas la realidad de las cosas, y tienes mayor claridad de la situación en la que te encuentras, automáticamente quedas en una mejor posición para tomar decisiones. Decisiones que entonces podrás basar en la verdad, y no en idealismos frustrados, o en negación o en ignorancia.

Conocer la verdad también te ayudará a manifestar la motivación, energía, ideas y recursos que necesitas para actuar en consecuencia.

Te va a costar una mayor cantidad de energía, tanto física como mental, mantener la ilusión de que todo está bien. Y finalmente todo se vendrá abajo. Empieza ahora.

El Método Para Aceptar La Verdad En Tu Vida

A continuación expresaré un excelente método para conocerte un poco más, y descubrir con claridad las verdades acerca de ti mismo. El siguiente es un simple ejercicio de escritura.

Puedes utilizar papel y lápiz o escribirlo en un documento en computador, e incluso en tu celular si así lo deseas. Escoge la opción que te genere mayor comodidad.

Analiza cada una de las áreas importantes de tu vida, y simplemente escribe un párrafo de cada una de ellas, respondiendo a la pregunta:

¿Cómo me estoy desempeñando en esta área de mi vida en particular?

No tienes porqué ser formal en cuanto a tu escritura, simplemente escribe lo que primero te venga a la mente.

Luego, lee tu párrafo y dale una calificación de 1 a 10.

1 significaría que te encuentras de la peor manera posible en dicha área, y que nada podría empeorar más las cosas.

10 equivaldría al hecho de que los resultados que estás obteniendo en dicha área, son tan buenos como podrías llegar a imaginarlos.

Por ejemplo, en el área financiera, un 1 significaría que estás en bancarrota, o sin un empleo ni ingresos pasivos; y un 10 significaría que has obtenido libertad financiera, y que no requieres de invertir tu tiempo para ganar dinero.

Cuando termines de realizar el ejercicio, contarás con un informe estadístico de cómo se encuentra tu vida en este momento, tendrás a la mano una herramienta que te permitirá conocer la verdad acerca de cada área de tu vida. Obtendrás mayor claridad acerca de que áreas de tu vida van bien, y que áreas deberás mejorar sin duda alguna.

Y esto te ayudará a decidir, en que tendrás que invertir tu tiempo y energía, para poder llegar a ser la persona que quieres ser.

A continuación, listaré unas cuantas áreas que vale la pena analizar:

  • Trabajo (Carrera, Empleo o Negocio)
  • Finanzas (Ingresos, Activos, Deudas, Ahorros)
  • Relaciones Personales (si las tienes, o las deseas tener)
  • Hogar y Familia (Tu vida en familia, y relación con tus familiares)
  • Salud física (Alimentación, ejercicio, enfermedades, y nivel general de energía)
  • Mentalidad (Conocimiento, Educación, Talento, Ideas)
  • Socialización (Amigos, Trabajo en equipo, Comunicatividad)
  • Emociones (Cómo te sientes en general con tu vida)
  • Espiritualidad (religiones, propósitos de vida, y conocimiento en general de tu misión en el mundo)
  • Carácter (Sentido de integridad, honestidad, coraje, disciplina)
  • Contribución (tu legado para el mundo)
  • Diversión (Experiencias, Disfrutas tu vida?)

Esta es mi lista de áreas que personalmente te sugiero, puedes por supuesto, complementarla con otras que quizás consideres importantes. Mientras más, mejor.

Usualmente, es buena idea llevar a cabo este proceso, unas 4 veces por año, tomando en cuenta los cambios que has podido realizar en ciertos periodos de tiempo. Un mes, es un periodo muy corto, en el cual es complicado que hayas logrado mejorar en múltiples áreas significativamente. Sin embargo, puedes adaptarlo a tus necesidades.

Adicional a este método, existe la posibilidad de obtener retroalimentación de las demás personas. Por ejemplo, puedes preguntarle a un amigo en quien confíes, su opinión sobre tu actual relación. Trata de obtener la opinión más sincera posible de gente que ve tu mundo desde afuera.

Si tienes hijos, pregúntales que tal te desempeñas como padre. Pregúntale a tus compañeros de trabajo o jefes (si los tienes) que tal es tu desempeño en lo que haces. Cómo podrías mejorar.

Es muy posible que te des cuenta de cosas que no ves claramente por ti mismo.

Toma muy en cuenta ambos métodos. Recuerda que el objetivo principal es descubrir la verdad, como el niño con sus padres y los regalos de navidad. Darte cuenta de que te estás engañando a ti mismo, y dejar de lado la ignorancia para adquirir un sentido de claridad y autoconocimiento mucho mayor.

Los resultados son increíbles, y sin duda alguna, vale la pena que al menos lo pruebes 🙂

Programa Tu Cerebro Desde Hoy La Clave Para Modificar Tus Pensamientos Y Ser Más Exitoso

Suscríbete Hoy MismoÚnete Gratis Hoy A 31,323 Emprendedores Y Aprende:


Beneficio

La Razón Por La Cual Tu Programación Mental Ha Sido Negativa

Beneficio

La Estrategia Clave Para Transformar Tus Pensamientos Al 100%

Beneficio

La Increíble Tecnología De Sincronización De Ondas Cerebrales